domingo, 19 de junio de 2011

Declaración de amor, de Laura Lee Guhrke


4º Libro de la serie Las chicas de Little Russell.

Daisy Merrick tiene que ganarse la vida, pero siempre acaba siendo despedida. Cuando su imprudencia le cuesta otro trabajo, la luchadora y sincera solterona no se rinde, y trama un plan que puede reportarle un futuro mejor del que ha soñado. Solo hay un problema. El éxito depende de un hombre, el más exasperante, imposible, inamovible que ha conocido jamás....

Sebastian Grant, el conde de Avermore, es el escritor más famoso de Inglaterra, pero cuando el bloqueo afecta a su creatividad, Sebastian pasa a ser más conocido por su libertina reputación que por su trabajo. Cuando Daisy aparece en su puerta, contratada por su editor para ayudarle a escribir su próximo libro, Sebastian no tiene la menor intención de cooperar. La provocadora belleza de cabellos de fuego afecta a sus sentidos más allá de todo sentido, y cuando colaborar implica que estén juntos en su casa del campo, Sebastian sabe que sólo le queda una salida. La seducción.


Daisy Merrick pierde por enésima vez su empleo. Mientras va de camino a su casa pensando cómo le dirá a su perfecta hermana Lucy que otra vez se ha quedado sin trabajo y que definitivamente va a intentar convertirse en escritora, el ómnibus se detiene frente a las oficinas de Ediciones Marlowe. Eso, está claro, tiene que ser el destino. Y como una de las características de Daisy es el optimismo, no lo piensa dos veces y decide hablar con el dueño de la editorial para ofrecerle su novela.

Sebastian Grant, conde de Avermore, está a punto de estrenar su última obra de teatro. Lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, todo lo que escribe carece de calidad. Aquel que en su día fuera un grandísimo escritor, lleva más de tres años sin escribir absolutamente nada. Él, en su fuero interno, sabe que la obra es mediocre, pero necesita los beneficios económicos que espera obtener de las funciones que se representen, pues está endeudado hasta las cejas.

Ni Daisy va a conseguir publicar su novela así como así, ni Sebastian va a lograr mantener siquiera una semana la obra en cartel.
Daisy ha conseguido un eventual trabajo escribiendo la crítica de la obra para el periódico de Ediciones Marlowe... y la crítica que hace es demoledora.

Y en el despacho del editor se conocen los dos protagonistas y la propuesta de éste es que trabajen juntos. Desde luego Sebastian se niega y se va hecho un basilisco. Pero Daisy consigue un nuevo trabajo: se ha convertido en la editora de Sebastian y tiene que obligarlo a escribir una novela.

A partir de aquí la historia se desarrolla en finca de Avermore donde una resuelta Daisy tiene que conseguir en ciento y pico días que Sebastian arregle una novela que tiene escrita (la primera novela que escribió y que nunca se publicó), y además que el escritor le diga cuáles son los fallos que tiene la novela de ella.

Es posible que a alguna lectora le resulte pesada o aburrida la trama de este libro, desde luego no ha sido este mi caso. Me ha gustado muchísimo todas las referencias a cómo se va gestando un libro, los fallos que comenten los escritores noveles, la soberbia de muchos de ellos, la humildad o falta de ella, las reacciones con respecto a las críticas... Me han encantado también las citas que introducen cada capítulo. Pero lo que de verdad me ha gustado es cómo se desarrolla la historia de amor de Daisy y Sebastian. Son dos personas diametralmente opuestas aunque con una historia de adicción detrás, cada cual de una forma distinta, que marca la personalidad de ambos y que para cada uno tiene un diferente por qué.

Las reglas que establecen cada uno para conseguir sus objetivos son el hilo que teje la parte sensual de la novela. Tal y como se desarrolla, hace que la escena "caliente" llegue muy al final del libro y por tanto vas viendo cómo los dos protagonistas lo van deseando, y de paso tú también. Tal vez sea porque odio las novelas llenas de escenas de cama, tal vez porque cuando cualquier muestra de deseo llega sin ton ni son me chafa la novela, tal vez porque esta autora me encanta como plantea sus libros, a mí la historia, en este sentido, me ha parecido perfecta.

El que llegados a cierto punto del libro las dos historias que están escribiendo los protagonistas tengan cierta relación con las vivencias que están sintiendo ambos, también me ha parecido muy bien traído a cuento. Y no digamos ya cuánto me ha gustado ese final de novela romántica con el que la autora ha concluido la historia, dando la razón a Daisy en cuando a los finales felices se refiere, y haciendo claudicar a un enamorado Sebastian. Una escena de lo más sencilla pero cargada de emoción.

En definitiva, la novela no será quizá la mejor de esta serie, pero a mí me ha parecido muy dulce, muy fácil y amena de leer y con una protagonista femenina encantadora.

2 comentarios:

Eileen dijo...

Hola!!! Desde hoy sigo tu blog!! ESpero que puedas visistarme también!!

Quizás te interese leer la novela romántica de época que estoy subiendo a capítulo. Si quieres, comneta, ok???

Besos

Carla García dijo...

Holaa :) Me gusta mucho tu blog la verdad es que un día me tengo que parar a leer un par de libros que tienes por ahí a ver que dices de la crítica :)

Un beso (;