miércoles, 6 de noviembre de 2013

Beautiful Stranger. Un desconocido encantador, de Christina Lauren


Sara Dillon llega a Nueva York huyendo de una relación infeliz. Joven, lista y guapa, su única regla es no establecer lazos con nada y con nadie así que, cuando conoce a Max, un misterioso playboy inglés tremendamente atractivo, no duda en dejarse llevar por la pasión. Pero lo que tenía que ser un lío de una noche se convierte en una relación rebosante de adrenalina, sexo salvaje... y amor. Mientras Max empieza a pensar que ha encontrado a su media naranja, Sara siente pánico ante la idea de enamorarse. ¿Será verdad las personas pueden cambiar y que Max está dispuesto a llegar hasta el final? ¿Y ella? ¿Está dispuesta a perder su recién ganada libertad?
 
Opinión:
Un desconocido encantador es la segunda entrega de una serie erótica. Las descripciones de las prácticas sexuales que llevan a cabo los protagonistas son explicitas y el lenguaje directo. Aunque forme parte una serie esta novela se puede leer perfectamente de forma independiente.
La voz de la narración de capítulo a capítulo se va alternando, con lo que podemos conocer el pensamiento y sentir de los dos protagonistas en igual medida. Ha sido estupendo y de lo más ameno poder ver a través de sus ojos la evolución de su relación.
Debo reconocer que Sara no me ha deparado ninguna sorpresa. Salvo la tendencia y el gusto que tiene por practicar sexo en público es como otras muchas protagonistas. Sin embargo en Max sí que he encontrado un punto que le distingue. Goza del atractivo, poder económico y lujuria de la que dan muestra todos los protagonistas de novela erótica que he leído hasta la fecha pero, como el título de la novela bien señala, es un tipo encantador. Christina Lauren nos presentan un hombre deseoso de hacer feliz a una mujer: abierto al diálogo, comprensivo y complaciente, detallista, persistente en su medida justa, sin traumas ni inclinaciones perversas -salvo las que sepa que pueden hacer feliz a Sara-, dulce y sensual....
Sí, Max es un bombón de los pies a la cabeza.
La trama de la novela es muy sencilla y la profusión de escenas sexuales abundante. La mayor parte de la novela se va en la descripción de los audaces y lujuriosos encuentros de sus protagonistas. No hay grandes secretos, ni traumas oscuros, ni dramas demoledores y el toque de intriga, si lo hay, lo aporta el hecho de descubrir de qué forma ideará Max su próximo encuentro. Metidos en faena el lenguaje es sucio, pero común. Siendo como es una novela erótica no me ha sorprendido. He disfrutado con los diálogos rápidos y provocadores que se dan entre ellos, y con el toque de humor que se nos ofrece con ellos y con alguna que otra escena que se nos presenta.
De rápida y sencilla lectura, Beautiful stranger. Un desconocido encantador, es una alegre novela con un buen número de escenas sexuales. A destacar: su protagonista masculino. Max resulta de lo más atractivo, sexy, solícito y seductor, por lo que no dudo que a muchas les gustaría arrastrar uno igual hasta su casa...