viernes, 17 de abril de 2009

Cercano y peligroso de Linda Howard


Bailey Wingate está cansada de tener que soportar los maltratos y amenazas de sus maquiavélicos hijastros. Seth y Tamzin no toleran que su fallecido padre se casase con su secretaria y que ésta heredase toda su fortuna. Una fortuna que ahora administra a su antojo y que ha provocado una auténtica guerra familiar.
Un año después de la muerte de su marido, Bailey vuela a Denver en un avión privado para disfrutar de unas vacaciones, un viaje que termina con un aterrizaje de emergencia en medio de ninguna parte. Aislados del mundo, Bailey y su atractivo piloto, Cam Justice, tendrán que luchar no sólo por sobrevivir en unas condiciones hostiles, sino también por no dar rienda suelta a sus ocultas y nuevas pasiones. En estas circunstancias la soledad les proporciona mucho tiempo para pensar y ninguno de los dos cree que el accidente fuera algo casual… Pero ¿quién podría querer matarlos?

Siempre que se edita un nuevo libro de esta autora me lanzo a comprarlo esperando que vuelva la Linda Howard de Secretos en la noche, Se abre la veda, Juego de sombras o Matar para contarlo y me llevo cada chasco…!

Lo único que le pido a esta autora es un protagonista masculino machote y unas escenas de sexo de las buenas, como sólo ella sabe hilvanar. Más de la mitad del libro consiste en un manual de supervivencia bastante ingenioso, la verdad.

El machote de turno no está mal, en realidad es un chico serio y encantador. Y escenas eróticas hay una casi al final, para mí demasiado cortita. Cam, nada más salir del avión (lo tiene que sacar Bailey porque ha perdido el conocimiento) con una brecha en la cabeza de 20 cm, eso sí, en el borde del cuero cabelludo no se nos vaya a estropear para el futuro, tiene ¡¡¡una erección de tres pares de narices!!! Increíble.

¿Amor? Pues no sé, no me lo explico. 6 días solos que según ellos equivalen a 30 citas, pero ¿amor? Bueno, tampoco es que la Howard lo sepa desarrollar en la mayoría de sus novelas. De repente se dan cuenta de que están enamorados y ahí queda la cosa, para toda la vida.

El libro es entretenido y trepidante. La trama está bastante bien, no para tirar cohetes, pero interesante. De esos libros que empiezas y no puedes dejar de leer. Me ha durado un par de días… Me ha gustado pero no es un Howard clásico, ni mucho menos.


1 comentario:

Mencía dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El libro se lee en un suspiro y es entretenidísimo, pero poco hay del arrebato animal XY al que nos tiene acostumbradas esta autora.
El machote de turno es mas que nada, un fenómeno de la naturaleza al que el mecanismo le puede entrar en funcionamiento, hasta en las condiciones mas extremas. Lo que no quiere decir, que pueda hacer uso de él ( Cachisss). Y en cuanto a ella, pues es entregada, responsable, imaginativa y buena persona, aunque lo haya sabido ocultar demasiado bien hasta encontrarse en una situación límite, fíjate tú. Total, que pese a que me lo pase divinamente leyendo sus peripecias, ha resultado una decepción. Dame pasión, arrebato, sexo, humor, ternura, complicidad o enfrentamientos, o cualquier otro componente que puede encerrar una de nuestras novelas, pero dame algo, lo que sea ,y no me dejes con la sensación de ser una de esas novelas del "pues vaya"