Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 18 de enero de 2018

A la caza de un sueño imposible, Alexia Mars


A la caza de un sueño imposible es la tercera novela de la serie "Cazadoras" de la autora Alexia Mars. 

Desde que descubrí a esta autora supe que no iba a perderme nada de lo que publicara, hasta el momento así ha sido, y no puedo estar más contenta porque cada vez me gusta más.

Esta novela, al igual que el resto de la serie, es una comedia romántica y tan divertida como esperada. Pues Bea es una protagonista que ya conocemos con anterioridad en las dos novelas que la preceden en la serie. Es un personaje que no pasaba desapercibido, con una personalidad muy peculiar y un carácter algo alocado, su historia prometía bastante. Y puedo asegurar que pocas veces me he reído tanto con una novela.

Bea está dispuesta a encontrar a su príncipe azul. Y ahora más, desde que sus amigas lo han conseguido, motivo por el que ella se ha quedado algo "sola".

Aunque su príncipe es mas bien un conde italiano que conoció siendo una niña y que ahora el destino va a volver a poner en su camino. Y ella está dispuesta a todo por seducirlo. El único problema... es que tiene a cierto admirador revoloteando bastante cerca de ella a cada paso, de una manera tan insistente que, aunque no es nada su tipo, y el tipo es algo pesado y raro, no se lo quita de la cabeza...

Lo dicho, la trama no tiene desperdicio. 

Es una novela superdivertida que ya desde la historia anterior apuntaba maneras, pues Bea y Peter se conocieron allí. Él cayó rendido ante los encantos de Bea, pero ella huye de él y su arrolladora personalidad.

Son dos personajes tal para cuál, y comparten unas escenas y diálogos dignas de leer. En un ambiente además inmejorable.

Me encanta que la autora haya llevado una historia así a un escenario tan mágico como es Venecia y su carnaval. Me encantaría vivirlo alguna vez, y puedo decir que he tenido el placer de verlo y sentirlo a través de sus palabras. Eso es una de las cosas que más admiro de la pluma de la autora, que consigue meterme de lleno en la novela y sentir que lo vivo como si estuviera allí.

Así que en general, y sin querer dar muchos detalles de la novela, aseguro que es una historia que se disfruta de principio a fin. Con sus protagonistas poco usuales. Una relación entre ellos superoriginal, alocada y llena de excentricidades que te llevan a la risa asegurada. 

Así que si quieres para un rato divertido, no te la puedes perder.

Rocío

jueves, 21 de diciembre de 2017

Castillos en la arena, de Sherryl Woods

PUEDE CONTENER SPOILERS

Libro 1 de la Serie: "Ocean Breeze"

"Años atrás, Emily Castle había tomado una difícil decisión: marcharse de casa para convertirse en diseñadora de interiores. En aquel entonces estaba desesperada por demostrar su valía, sin embargo, el éxito le había costado caro, ya que había tenido que dejar atrás al hombre al que amaba.

Boone Dorsett se había quedado con el corazón destrozado al perder a Emily, pero otra mujer había estado esperando a tener la oportunidad de conquistarlo y, años después, era un viudo que tenía un hijo pequeño a su cargo. Cuando una tormenta llevó a Emily de vuelta a casa, tuvo una segunda oportunidad con ella, pero la familia de su difunta esposa amenazaba con iniciar una batalla legal para arrebatarle la custodia de su hijo, así que el precio de amarla podía ser más alto que nunca"

El Castle's, el restaurante que regenta -desde tiempos inmemoriales- Cora Jane Castle, se ha visto afectado por un terrible huracán que ha asolado la costa de Carolina del Norte. Multitud de pueblecitos de pescadores han sufrido grandes pérdidas pero Cora Jane ha tenido suerte. Su hogar se encuentra en Sand Castle Bay y no es de los pueblos más afectados. Aun así, tiene por delante una ardua tarea si quiere reabrir su negocio cuanto antes. Cora Jane, tiene más setenta años pero una vitalidad desbordante. Además, cuenta con la ayuda de sus tres nietas: Samantha, Gabriella y Emily. Samantha, la mayor, es actriz y vuela desde Nueva York inmediatamente, Gabriella, la mediana, es la que vive más cerca de su abuela (y la que llega primero) y por último, Emily, la pequeña, que vive en Los Ángeles pero el desastre la ha pillado trabajando en Colorado. 

De las tres hermanas, a Emily es la que más la ha costado volver a Sand Castle Bay. Hace diez años que no aparece por allí pero adora a su abuela. Atesora todos los veranos que ha pasado junto a Cora Jane, pero no todo son recuerdos felices. 

Boone Dorsett se ha criado en Sand Castle Bay. Posee tres restaurantes que le van muy bien. No hace mucho tiempo que enviudó y tiene un hijo, B.J., de ocho años. Boone no ha podido olvidar a su amor de juventud, Emily. 

El reencuentro de Boone y Emily no es agradable. Trabajan codo codo por el bien de Cora Jane pero tienen muchas conversaciones pendientes. Ya no son unos niños, ambos ya han cumplido los treinta años y tienen muy claro lo que quieren. Cuando empiezan a envolverlos todos los sentimientos de antaño, se dejan llevar pero surgen nuevas dificultades...

He echado un vistazo en la web del RNR y he visto que la serie Ocean Breeze, está compuesta por las siguientes novelas:

1.- Sand Castle Bay (Castillos en la arena protagonizada por Emily Castle y Boone Dorsett)
2.- Wind Chime Point (protagonizada por Gabriella Castle y Wade Johnson pero todavía no está publicada en español)
3.- Sea Glass Island (protagonizada por Samantha Castle y Ethan Cole aunque todavía no está publicada en español)

Disfruto más con las sagas que con las series. El entorno familiar -con todos sus lazos y desencuentros- es un filón. En el caso de Castillos en la arena, a medida que vas leyendo ya intuyes quiénes van a ser los protagonistas de los siguientes libros. La autora va lanzando pinceladas al viento sutiles pero efectivas. Y así, casi sin darte cuenta, los personajes secundarios acaban también atrapándote. Estás deseando saber más de ellos y ponerte con su propio romance. Afortunadamente, ya están sobre el papel e imagino que Harlequin no tardará mucho en publicarlos en español. Ansío ese momento para hincarles el diente y espero que tanto Samantha como Gabriella, den tanto juego como su hermana. 

Centrándome ya en la crítica, diré que Sherryl Woods no ha podido comenzar su nueva serie con mejor pie. Castillos en la arena es una preciosidad de novela, donde priman las segundas oportunidades y los reencuentros familiares. Ha superado con creces mis expectativas. Cuando leí la sinopsis ya me olía bien el argumento pero no esperaba, pasar un rato tan entretenido. La autora huye del edulcoramiento fácil y se aleja de ñoñerías.

Me encanta la relación que viven Boone y Emily, en todas sus épocas. Son dos personas que están predestinadas a estar juntas, pase lo que pase y pese a quién pese. Boone se casó por despecho y durante su matrimonio fue feliz pero no ha olvidado a Emily. Mientras Emily -que abandonó a Boone buscando el éxito profesional- no ha encontrado a otro hombre que la haga sentir que está viva. Todo ese amor que sentían el uno por el otro ha ido madurando y cualquier excusa, es buena para estar juntos. Es fantástico ver como afrontan los problemas que van surgiendo. Una vez que reconocen seguir enamorados, tienen que empezar a salvar obstáculos (como la distancia geográfica que les separa o el miedo que tiene Boone a su suegra). Otro punto a favor de la relación es el hijo de Boone, que desde el primer momento siente una gran afinidad por Emily. Es un niño adorable. 

Soy una apasionada del mar y del ambiente que se respira en la costa. Por tanto, este tipo de historias bien fundamentadas y, encima, ambientadas junto al océano me apasionan. Por si fuera poco, también me gusta mucho la portada. Y parece que estoy de enhorabuena porque he visto que es la misma que la que tiene la edición en inglés. Espero que esto se repita porque acabo de ver las otras dos portadas que completan la trilogía y son todavía más bonitas. 

Al tratarse del primer libro de una serie voy a ser comedida en mi valoración, no sea que el resto me gusten todavía más. Además, creo que ha quedado alguna incógnita pendiente (como el paradero de Gabi) y no me gusta. Por ello, mi puntuación es 4,5/5

Lilian

miércoles, 20 de diciembre de 2017

La geek y el highlander, de Isabel Jenner

Cuando descubrí la pluma de Isabel Jenner supe que no me perdería nada de lo que escribiera, pues esa primera novela publicada que leí, Oriente en tus ojos, se ha convertido en una de mis joyas favoritas.

Por eso, cuando la autora colgó en su blog un relato superoriginal, romántico y con la esencia de su particular escritura, donde mezclaba una historia ambienta en la época de la regencia, pero con la suma de los adelantos tecnológicos que tenemos hoy en día como Internet, móviles... y todo los que ello conlleva, fue una sorpresa grata y superdivertida. 

Junto con otras lectoras le pedí que ampliara esa idea, pues dejaba ganas de leer más, y porque me pareció una idea muy buena, algo innovador, original y bastante divertido. ¡Y gracias a Dios, nos hizo caso en esta locura!

Así que cuando supe que la autora se animó a escribir una serie con esas mismas características, me alegró enormemente y no dudé en leerla.

La geek y el highlander es una novela ambientada en la Escocia del siglo XVIII, pero donde Internet, los móviles (con redes sociales incluidas), consolas... y todo aparato del estilo, existe. Casi nada.

Duncan MacLine es el sobrino del laird del clan. Debe enfrentarse a unos juegos virtuales en los que participan cada año todos los clanes. Pero a él ni le gusta ni se le da bien. Así que cuando cierta jovencita experta en esos menesteres le ofrece su ayuda, Duncan acepta encantado sin sospechar que caerá rendido ante ella... en más de un sentido.

Dallas ha sufrido un cruel abandono y ha sido humillada públicamente. Así que, para vengarse del causante de su desgracia, decide ayudar a Duncam para que gane los juegos. Lo que no esperaba Dallas era de que todo lo que él iba a despertar en ella.

No quiero contar mucho de la historia porque hay que descubrirla, pero de verdad que es una autentica delicia.

Es una novela con la que te partes de risa por lo cómico que resultan las situaciones en las que mencionan el tema Internet. Pero es que encima la novela contiene imágenes, como capturas de pantallas, donde se enseña cada cosa que... Es verdaderamente tronchante.

Los personajes son un amor. 

Dallas es la típica mujer que disfruta viviendo rodeada de ordenadores. Su aspecto no es llamativo y ya la experiencia le ha enseñado que la gente la busca o bien por interés o bien para reírse de ella. Así que es un personaje que se gana el corazón del lector de inmediato. 

Y Duncan no es que se gane el corazón, es que entra, lo arrolla y te lo roba sin darte cuenta ¡Qué hombre! Bruto, encantador, paciente, guapo, y con kilt incluido... No os digo más. 

Si a todo esto le sumas que la autora escribe de maravilla, la historia es preciosa, superromántica y que a mí, personalmente, Isabel me transmite muchísimo con sus palabras, la novela contiene la combinación ideal para no perdérsela.

Estoy deseando leer más de la autora, lo que sea, pero sobre todo esta serie que no me la pienso perder.

Rocío

martes, 19 de diciembre de 2017

Una casa junto al mar, de Susan Wiggs

PUEDE CONTENER SPOILERS

"Con un poco de tesón y mucho encanto, Rosa Capoletti había convertido una destartalada pizzería en un premiado restaurante nombrado «el mejor sitio para declararse» tres años seguidos. Ella, sin embargo, no había vuelto a conocer el amor desde que su relación con Alexander Montgomery acabó intempestivamente una década atrás. ¿Pero adivina quién había vuelto a la ciudad...?

Al reencontrarse en la casa de la playa donde se enamoraron por primera vez, Rosa y Alexander descubrieron que los secretos del pasado no eran lo que parecían. Y, al hallar ante sí todo lo que deseaba, Rosa decidió buscar la felicidad con el hombre que antaño le había roto el corazón. Descubrió que en el amor, como en la vida, hay segundas oportunidades"

Winslow es un pequeño pueblecito costero donde parece que alguien, ha trazado una fina línea divisoria. Por un lado están los lugareños y por otro, los veraneantes. Ambos grupos no suelen mezclarse. Los lugareños viven modestamente y los veraneantes tienen grandes mansiones con bonitos jardines, en los que trabaja Pete Capoletti. Pete acaba de enviudar. Tiene tres hijos: Roberto, Sal y Rosina. Roberto y Sal, son ya adultos pero Rosa solo tiene nueve años. Rosa es una niña alegre e inquieta que corretea de aquí para allá. 

Una mañana de verano, Rosa acompaña a su padre a casa de los Montgomery. Allí conoce a Alex, un niño débil y enfermo, con el que traba amistad enseguida. Alex es asmático y siempre ha estado muy protegido por su madre. La señora Montgomery no ve con buenos ojos que su hijo juegue con la hija del jardinero. 

Los niños van creciendo y a pesar de que en invierno no tienen ningún contacto, los lazos que les unen cada año son más fuertes. Hablan de ir juntos a la universidad pero pronto, sus planes se truncan. Pete tiene un accidente y Rosa y sus hermanos, deben hacer frente a los gastos médicos. Alex desaparece del mapa y regresa dos años después. Rosa no quiere escucharle y pasa página. 

Pasan diez años más y Rosa Capoletti es la propietaria de una restaurante italiano de éxito, el Celesta's. Ha trabajado muy duro para llegar donde está pero en el camino, ha perdido también muchas cosas. Una noche, a punto ya de cerrar, entra un grupo oliendo a dinero. Quieren tomar la última copa y Rosa reconoce a Alex Montgomery, el hombre que a los dieciocho años hizo añicos su corazón...

Estoy encantada, ¡qué novela más bonita! Una vez más, me pueden estas historias de segundas oportunidades que se alargan y se alargan en el tiempo. Además, es de las pocas veces que no podría decantarme por uno de los dos protagonistas. Ambos tienen mil cualidades y me han ganado por completo. Rosa es una persona herida pero no va de amargada. Trabaja, se ocupa de su padre y en su restaurante ha encontrado otra familia. Sus empleados son los amigos de la infancia. La cuidan y la protegen. Saben lo mucho que sufrió cuando Alex la abandonó y cierran filas cuando le ven aparecer. Y ese Alex... tan decidido a reconquistar a Rosa y darle una explicación, que ni se plantea que quizá haya llegado tarde. Rosa no le guarda inquina y se preocupa mucho por él pero de ahí a otorgar su perdón, va un trecho. Resumiendo, que pasan mil cosas más pero la conclusión es clara: El amor cuando es verdadero resiste separaciones de décadas, rencores y hasta incendios. 

No soy una persona que pase mucho tiempo en la cocina pero si veo una receta, la echo un vistazo. Por eso me ha gustado tanto, que la autora haya incluido unas cuantas en el libro. Por lo demás, es un suma y sigue de puntos positivos: portada preciosa, ambientación con olor a mar y unos personajes secundarios de lujo. 

Mi puntuación es 5/5

Lilian

lunes, 18 de diciembre de 2017

Ella, él... y el danés, de Ana Álvarez

Si hay una novela de la que me va a costar hacer reseña es esta, sin duda. Y tengo dos motivos: uno, porque aunque me lo habían advertido no esperaba, ni por asomo, que la novela me llegara tanto, o de un modo tan personal al menos. El otro, porque es de esas historias de las que contaría todo, porque todo es bueno, ¡y ni puedo, ni debo hacerlo!

Así que, advirtiendo que la novela es una joya y que la deberían leer todo el mundo sin excepción, intentaré expresar mi opinión. 

Cristina es una mujer hiperactiva que se dedica en cuerpo y alma a trabajar. Bueno, a trabajar y comer, porque la chica come como una lima sorda, ¡ya quisiera yo esa genética! Decidida a aprovechar cada hora del día, no tiene bastante con sus dos trabajos que decide buscarse otro como guía turística en Córdoba, su ciudad.

Una mala experiencia en el tema del amor, la hace huir de este, así que lleva un tiempo sin pareja ni tiempo para buscarlo.

Aquí (no voy a desvelar el como ni el porqué, porque hay que descubrirlo y merece muchísimo la pena, porque yo he soltado hasta lágrimas de la risa), tras un malentendido con el que su amiga Amanda tiene mucho que ver, aparece en su vida Eric, un guapo fisioterapeuta que volverá la vida de Cris patas arriba. O Cris la de él...en realidad.

No puedo contar más y eso que os contaría todo con pelos y señales. Solo digo que es una historia tan, tan divertida que desde los primeros capítulos las carcajadas están aseguradas. Que la autora con su habilidosa forma de escribir, tan fresca y natural, te atrapa en medio de la comedia de una manera que, cuando te das cuenta, estás en el final con la misma risa en la boca, la emoción en la boca del estómago y pidiendo más, mucho más.

Y es que si algo tiene la pluma de Ana Álvarez es que es adictiva, pues cuanto más se lee más se quiere. Es capaz de crear unos personajes tan originales y humanos, y con los que se conecta con ellos de inmediato, que se vuelven inolvidables. Y no lo digo solo por los protagonistas, que también, porque ellos son especiales: Cristina con sus particularidades se hace querer, y Eric...bueno lo de Eric es punto y aparte. Me ha enamorado locamente y derretido el corazón... para los restos. Lo digo porque es obligatorio destacar a algunos de los personajes secundarios: Amanda y Moisés, amigos de Cris y Eric respectivamente, los cuales tienen un peso importante en la novela, llegando a tener incluso su propia historia dentro de esta. (De ahí hubiese salido otra pedazo de novela, ahí lo dejo).

Otra cosa que es fundamental en la novela es el "danés". Esto... ¡esto es para leerlo, porque no tiene desperdicio!

Así que la sensación general que me ha dejado la novela ha sido tan buena y especial como me tiene acostumbrada la autora. Con su toque de frescura y originalidad, me ha dejado mas que satisfecha con esta espectacular historia, y queda posicionada, sin ninguna duda, entre mis favoritas, por muchos motivos y uno muy, muy especial. ¡Gracias! 

No me queda mas que recomendarla encarecidamente, a todo el que quiera pasarlo bien.

Rocío

domingo, 17 de diciembre de 2017

Agridulce, de Colleen McCullough

PUEDE CONTENER SPOILERS

"Las cuatro hermanas Latimer –dos parejas de mellizas– son conocidas en Nueva Gales del Sur por su belleza y su ingenio. Pese a que mantienen una relación muy estrecha entre ellas, cada una alberga sus propios sueños: Edda quiere ser médica, Tufts se empeña en organizarlo todo, Grace se niega a que le digan qué ha de hacer y Kitty desea que la conozcan por algo más que por su belleza. Todas deciden inscribirse en un curso de enfermería, una nueva opción para las mujeres de su época, que hasta entonces se veían limitadas al papel de esposas y madres. A medida que las hermanas Latimer se sumergen en la vida hospitalaria y en las exigencias de su formación, conocerán hombres de todas las clases sociales y deberán tomar decisiones que afectarán profundamente sus vidas"

Agridulce está ambientada a principios del siglo XX en Corunda, condado perteneciente a Nueva Gales del Sur. Narra la historia de 4 hermanas que han nacido de dos en dos. Edda y Grace son las mayores. Cuando su madre falleció, su padre (pastor anglicano) acabó casándose con el ama de llaves de la rectoría. De este segundo matrimonio, nacieron Heather y Katherine (de ahora en adelante, Tufts y Kitty). Las gemelas Latimer -y digo bien, la sinopsis es errónea- son cuatro muchachas que han crecido bajo el ala de un padre bondadoso y una madre-madrastra horrenda. Y no es que Maude sea una bruja de las de sombrero puntiagudo y escoba, pero todas las hermanas la tienen atragantada (no la soportan, ni sus hijas). Vive obsesionada con la belleza perfecta de Kitty y no ve más allá. Debido a esto, Kitty ha desarrollado un carácter inseguro y con tendencia a hacerse daño. Su otra mitad, Tufts, es alegre y despreocupada. En cuanto a Edda y Grace, no pueden ser también más diferentes. Edda es la más centrada y sueña con ser médico, mientras que, Grace se deja llevar. 

Cuando Edda y Grace tienen diecinueve años y Tufts y Kitty dieciocho, se las presenta la oportunidad de volar por libre. Van a prepararse en el Hospital de Corunda Base para ser enfermeras tituladas y como es normal, no va a ser oro todo lo que reluce; les esperan unos cuantos años de trabajo duro y no todas terminaran lo empezado. Por el camino surgirá el amor y se celebrará un matrimonio con Grace como protagonista. Y es que, según las normas, no son compatibles las bodas con la enfermería. Grace hace su elección y abandona pero sus hermanas continúan. A partir de aquí, la acción se centra más en las vidas de Edda, Tufts y Kitty pero sin perder de vista a Grace. Si queréis saber lo que ocurre a continuación, Agridulce os está esperando...

Leer un libro de Colleen McCullough siempre es un privilegio. Descubrí a esta autora gracias al Pájaro espino, una obra maestra que te deja huella. Escribir otro novelón así, es prácticamente imposible como no te llames LaVyrle Spencer. Dicho esto, creo que Agridulce es una novela sencilla y entretenida. Está bien escrita pero no sientes mariposas en el estómago. Además, ha habido muchas situaciones que me han resultado chocantes como la forma en que se relacionan las gemelas. Por un lado, hacen frente común contra Maude pero luego no parece que se apoyen mucho. No sientes esa conexión que presupones que hay entre gemelas. Tampoco he entendido cómo cambian Grace y Kitty a medida que van cumpliendo años; la parte buena es que siempre te están sorprendiendo. Otra cosa que me ha desconcertado, es el tema de los maridos-novios de las Latimer. Esperaba mucho más de ellos, creo que no están a la altura de las hermanas. No quiero entrar en muchos detalles -para no chafaros el argumento- pero estoy segura de que cuando leáis el libro, lo entenderéis. 

Y ahora vienen los puntos fuertes de Agridulce. El tema central sobre el que gira la novela, me encanta: Cuatro hermanas jóvenes, de clase media-alta, que han sido criadas muy protegidas en el seno de una rectoría, acaban por diferentes motivos cursando estudios de enfermería. Se desenvuelven muy bien en un medio que no es el suyo. Al principio, las dejan de la mano de Dios y sufren el rechazo del resto de sus compañeras pero ellas lo afrontan elegantemente. No se tienen creído lo guapas que son y encima, no van escasas de cerebro. 

En cuanto a los personajes secundarios, mi preferido es el reverendo Thomas Latimer. Y no es que tenga mucha presencia en el libro pero sabes que está ahí. Sus hijas le adoran y hacen que sientas cariño por él. Sin embargo, su mujer (que es más patética que mala) resulta muy insípida. 

Por último, mención de honor al título de la novela porque le viene al pelo.

Lilian

sábado, 16 de diciembre de 2017

Cuando nos conocimos, de Susan Mallery

Libro 13 de la serie ”Fool's Gold Romances”

"Angel Whittaker se había ganado sus cicatrices de la forma más dura, sin embargo, las cicatrices que no se veían eran las que más lo atormentaban. Desde que se había mudado a Fool's Gold, California, se había labrado una vida como entrenador de guardaespaldas. Así que, aunque no fuera feliz exactamente, al menos su corazón estaba a salvo.

Trabajar con estrellas de fútbol había enseñado a la estricta y dura relaciones públicas, Taryn Crawford, que podía tratar con cualquier hombre. Pero, entonces, Angel, el oscuro y peligroso exagente de las Fuerzas Especiales, decidió seducirla... y la retó a resistirse a sus tentadores besos.

Taryn nunca se echaba atrás. A menos que Angel pudiera convencerla de que rendirse podía ser incluso mejor que la victoria" 

Taryn Crawford y sus tres socios, desmantelan su empresa de publicidad para asentarse en Fool’s Gold; un pequeño pueblo californiano, donde la vida es sencilla y agradable. Los lugareños son muy acogedores y es fácil integrarse. A la que más la cuesta adaptarse es a Taryn, que no quiere desprenderse de su aire cosmopolita y recorre las calles empedradas con tacones de diez centímetros y trajes de chaqueta entallados. 

El pasado de Angel Whittaker, está lleno de dolor. Su anterior trabajo, en las Fuerzas Especiales, ha dejado su cuerpo marcado para siempre y a duras penas, ha superado la muerte de su mujer y su hijo. Su experiencia en el ejército le ha valido para trabajar en una escuela de guardaespaldas, donde se gana la vida diseñando los programas de estudio. Estaba claro que viviendo en Fool’s Gold, era inevitable que Angel le echara el ojo a una persona tan vistosa como Taryn. Decidido a conquistarla, empieza por regalarle una original orquídea y entre dudas y sorpresas, suena el pistoletazo de salida…

Cuando nos conocimos, es un harlequin que se lee muy rápido y supone un buen bocadito veraniego. Tanto los personajes principales como los secundarios enriquecen el argumento y te mantienen todo el tiempo entretenida. Otro punto destacable es que a pesar de que la novela pertenece a una serie larguísima, no andas perdida. 

Yendo al grano, diré que tanto Angel como Taryn son dos lobos solitarios pero en el fondo no pueden ser más distintos. Angel es un tipo duro, leal, franco, de los que pondrías tu vida en sus manos porque sabes que no va a fallarte. Y mientras su cuerpo está lleno de cicatrices, de las mil batallas sufridas, su alma permanece incólume. Taryn, por su parte, es una persona bastante fría, lista como el hambre y muy ambiciosa. Se relaciona con la gente que tiene a su alrededor pero suele mantener las distancias. Y entrando ahora en semejanzas, debo decir que ambos son muy independientes y saben jugar muy bien las cartas que les da la vida. Sé que a simple vista, parece que sus personalidades van a chocar pero a medida que transcurre la trama te parece de lo más normal del mundo que se enamoren. Confieso que al principio, teniendo Angel tan presente a su mujer me chocaban un poco sus maniobras de acercamiento. Pero luego, vi que tenía tan claro que Taryn no era una sustituta de su amor perdido ni un ligue pasajero, que fui metiéndome despacito en la historia. 

Quiero mostraros un par de frases de la autora (página 122), donde demuestra oficio y resume a la perfección todo lo yo he intentado explicar: 

"Eran una pareja de almas rotas. Un hombre que había amado y perdido y una mujer que no creía en el amor lo más mínimo"

Menos me ha gustado el poco esfuerzo que Susan Mallery ha dedicado a la ambientación. Aun así, he dado unos cuantos paseos por Fool's Gold, imaginando entrar en sus tiendas, tomando un bollito en la cafetería o charlando con cada persona que me salía al paso.

Lilian

viernes, 15 de diciembre de 2017

La guarida del león, de Christine Feehan

PUEDE CONTENER SPOILERS

"Se decía que el poderoso Nicolai DeMarco podía dirigir los cielos, que las bestias de la Tierra obraban su voluntad... y que estaba destinado a destruir a la mujer a quien tomara por esposa. Los rumores incluso decían que no era del todo humano... La bella... La aristócrata Isabella Vernaducci desafiaría a la mismísima muerte por rescatar a su hermano preso. Incluso se atrevería a aventurarse en la guarida del león, un lugar maldito y encantado... el amenazador palacio del legendario y mortífero don Nicolai DeMarco. El trato... Y entonces Isabella conoció a un hombre que gruñía con un ronroneo de terciopelo y fuego, con unos ojos que ocultaban un deseo oscuro y envolvente. Y cuando el don le ordenó que se convirtiera en su esposa, acudió de buena gana a sus brazos, rezando para poder salvar su alma torturada... sin sacrificar su vida" 

Isabella Vernaducci, es una aristócrata venida a menos que huye de su hogar para buscar ayuda. Un vecino traidor tiene a su hermano en una mazmorra. Isabella, a lomos de un caballo, emprende un camino peligroso hacia el palazzo de los DeMarco. La maldad está en el aire y múltiples tropiezos amenazan su viaje. Cuando, por fin, vislumbra el tenebroso palazzo pierde sus fuerzas.

Nicolai DeMarco es un señor feudal, poderoso y sombrío. Siente que Isabella se acerca pero no la quiere en sus dominios. Sus súbditos le llaman el don. El don DeMarco no está solo; vive rodeado de amigos y sirvientes leales que conocen la maldición que ha pesado, durante generaciones, sobre su familia. Una maldición lanzada por una antepasada enamorada, que fue tratada de forma injusta por su marido. Ningún DeMarco conocerá la felicidad conyugal por mucho tiempo; sangre, lágrimas y destrucción irán de la mano hasta que un amor sin límites pueda con todo. 

¿Sentirá Isabella ese amor sin límites? ¿Nicolai verá su amor correspondido ciegamente y la maldición terminará? 

La guarida del león es de los pocos libros escritos por Christine Feehan, que no pertenecen a una serie. Enamorada de los carpatianos y de las hermanas Drake, tenía ganas de hincar el diente a una novela independiente de esta autora y emocionada empecé a leer. No os voy a mentir, enseguida me di cuenta de que a la historia le sobraban más de cien páginas. Aun así, entre tanto altibajo argumental, si separas el grano de la paja, pasas un rato curioso y entretenido. 

Nicolai tiene un punto tierno innato. Me atrae mucho la dualidad hombre-fiera. Y aunque he intentado imaginarle furioso -en plan leonino- no lo he conseguido. Acepta a Isabella desde el primer minuto, la protege, sabe que es su tabla de salvación pero es tan noble que quiere dejarla ir (eso sí, con la boca pequeña). Isabella, por su parte, es cabezota, leal y decidida. Pide ayuda al señor todopoderoso del castillo, sabiendo que se juega el pellejo pero su hermano es más importante que sus temores. Vencidos todos los obstáculos, su unión echa chispas y la pareja arde. 

La ambientación es el punto fuerte de la novela. Toda la acción se desarrolla en el palazzo y sus alrededores; y gracias a las maravillosas descripciones de la señora Feehan, es muy fácil imaginar el tenebroso castillo rodeado de bosques y nieves perpetuas mientras los leones campan a sus anchas.

En cuanto a los personajes secundarios, sus vidas parecen estar entrelazadas con las de los personajes principales y sus personalidades son bastantes lineales. Incluso Francesca, que la pintan como el bicho raro, destaca poco. 

Por último, y desde un punto de vista algo cascarrabias, tengo que decir que he acabado más que harta de tanto don, palazzo, signorina...

Lilian

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Ella, él... y el danés, de Ana Álvarez

Decir aquí y ahora que me lo paso estupendamente con las novelas de Ana Álvarez, no es nuevo para nadie. Y con esta última novela, ha vuelto a conseguir que me ría a carcajadas y que acaben doliéndome las comisuras de los labios de mantener una sonrisa durante todo el libro.

Cristina es una protagonista atípica: come de todo y a todas horas, está obsesionada con las ofertas y es adicta al trabajo; lo mismo da que sean las seis de la tarde o las doce de la noche, si hay que planchar, se plancha. Sin embargo, en lugar de estresarte mientras conoces su modo de actuar, no paras de reírte, sobre todo leyendo los comentarios de su amiga íntima, Amanda, con un peso importante en la historia. De hecho, sin Amanda no habría novela. Son un dúo estupendo, por completo distintas y a la vez tan unidas que casi todo lo hacen juntas. Entre ellas prima la amistad por encima de todo, incluso de los hombres. 

Es una historia de malentendidos desde el inicio. 

Eric busca compañía, encuentra lo que cree que le hace falta y las respuestas de Cristina al teléfono le llevan a pensar que la chica se dedica a otra cosa muy distinta de lo que ella le ofrece realmente. «El danés», desde luego, no es lo que él se imagina. A partir de ahí, mientras se van conociendo ─a pesar de que Cris se resiste─, los momentos de malas interpretaciones, por parte de uno y otro, y las escenas cómicas se suceden continuamente. 

Para dar más juego a la historia, Ana Álvarez introduce un guiño al acoso en el trabajo, una investigación criminal, las rupturas entre parejas y un policía, Moisés, amigo y compañero de piso de Eric, que ya desde que le conoces quieres tenerlo a tu lado. 

Una vez más, esta autora ha conseguido una novela fresca, divertida, de las que no puedes dejar de leer, de las que te dejan un buen sabor de boca y te hacen pensar que la vida, a pesar de los problemas, puede ser un regalo. En realidad, el regalo es tenerla a ella creando estas historias.

Podría entretenerme y contar más. Podría profundizar en la escritura de la autora. Podría... Pero no, no voy a hacer nada más, solo deciros que no os perdáis esta nueva novela de Ana Álvarez. Quienes ya la habéis leído repetiréis sin duda (Ana es adictiva), y quienes aún no lo habéis hecho os aseguro que este es un buen libro para conocer a esta autora.

Ah, y al final, sí, vais a saber lo que es «el danés». Y os va a encantar.

Nieves

jueves, 9 de noviembre de 2017

La nombre ladrona, de Mariam Orazal

La noble ladrona y su autora han sido para mí un nuevo y fascinante descubrimiento, pues he disfrutado cada momento de esta novela de una forma maravillosa.

Lucas Gordon, marqués de Riversey, lleva años prendado de la hermana pequeña de su mejor amigo. 
Resistiéndose a caer del todo por aquella muchacha, se dedica a ayudar a su amigo a espantar los pretendientes que no son dignos de ella. O sea, ninguno.

Megan Chadwich es una joven de carácter fuerte y segura de sí misma. Leal hasta decir basta, no duda en poner en riesgo su vida por ayudar a quien quiere. En este caso su mejor amiga está envuelta en un problema importante, y ella no duda ni un minuto en ayudarla a salir del embrollo. Aunque ello incluya tener que asaltar carruajes para robarles. Y aunque incluya que unos de esos carruajes sea el del Marqués amigo de su hermano, que tanto la detesta, y a ella tanto la intriga...

Creo que con este resumen, o lo que cuenta la sinopsis, como poco dan ganas de devorarla. Y yo, eso precisamente he hecho.

Me ha sorprendido lo elegantemente que escribe la autora. A la vez que directa y segura. Me ha transmitido, entre otras muchas cosas, mucha fuerza en esta historia.

La historia entre Megan y Gordon es deliciosamente preciosa. Sabiendo de antemano los sentimientos que hay de por medio entre ellos, y ver como se resisten a sucumbir, bien por miedo, inseguridad, o recelo a esa pasión que los une, ha sido una experiencia apasionante.

Los encuentros, tanto escenas como diálogos, entre los protagonistas son dignos de leer, las chispas se palpan y se sienten en cada momento.

Me han encantado ambos personajes, por su personalidad y fuerza. Por su pasión y su lealtad. Son personajes que se meten en el corazón totalmente.

A Megan es imposible no admirar, a pesar de sus actuaciones algo alocadas. Y a Gordon es sencillamente imposible no amarlo.

A ellos y por supuesto a los personajes secundarios que terminan de dar el broche de oro, por el punto que añaden, una mezcla de humor y drama a la novela, como son la pequeña Malone y Marcus. Amiga y hermano de Megan, y de los que estoy deseando saber más, puesto que su historia se acaba de publicar.

La trama de la novela es sencilla y realmente se podría decir que no hay grandes "secretos" en ella, por lo que como lectora me ha ayudado en concentrarme y disfrutar de la disputas e idas y venidas de estos dos.

Sin hacer spoilers, sí que es cierto que hay un momento dado que la situación se complica ( no iba a ser todo color de rosa) y la trama se enreda un poco entre los protagonistas, pero es algo que da más interés y juego a la novela.

Siendo sincera en este punto preferí no "darle mucha importacia" a ese asunto, por así decirlo porque, (espero saber explicarme) lo que ocurre hacia la mitad de la novela a Gordon, si lo analizo fríamente me parece algo cogidos con pinzas, como muy forzado para dar una tuerca a las cosas que me descolocó por su reacción. Pero es algo que aunque detallo por ser sincera en cuanto a si le he encontrado un "pero", no le he dado, ni creo que tenga la mayor importancia. 

Pues en conjunto es una novela preciosa, sensual pues tiene unas escenas entre los protagonistas como para prender fuego a su alrededor, (¡Dios que besos!!) escrita de manera que a mí al menos, me ha vuelto adicta a la pluma de la autora. En definitiva una novela muy, muy recomendable, que hará enamorarse y suspirar a quien la lea.


Rocío