Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 25 de abril de 2017

El umbral de la eternidad, de Ken Follett

Tercer volumen de la trilogía «The Century»

El umbral de la eternidad cierra esta gran trilogía y la crónica de un siglo turbulento. En ella vivimos la historia íntima y personal de tres generaciones de cinco familias cuyas vidas estuvieron marcadas por dos guerras mundiales, la Revolución rusa, la Guerra Civil española y la Guerra Fría, junto con los profundos cambios sociales que las acompañaron.

Opinión:

Corre en esta tercera entrega el año 1961.

Continúan las vidas y peripecias de los descendientes de las cinco familias que iniciaron la historia, y ésta se mueve entre sueños de triunfar en la música por parte de W. Hoffmann, y los temores de su hermana Rebecca ante la posibilidad de estar siendo seguida por la policía. Estos dos personajes son los que provienen de la familia alemana, ubicados en un país que en ese tiempo añoraba un cambio drástico en su modo de vida.

Pasando de Alemania a Rusia, conocemos los problemas de los Dvorkin. Tampoco fue un tiempo fácil para los descendientes de la familia rusa, ni para el país en conjunto. Unos se sumaban a las órdenes del gobierno, acatando sus normas, unas normas que los alejaban de Europa porque pensaban que el capitalismo era como el demonio. Dimka es uno de esos jóvenes. Sin embargo, su hermana, Tania, tiene otro parecer y se une a uno de los grupos que clamaban por abrirse más al mundo.

En Estados Unidos, tenemos a George Jakes. Abogado, completamente involucrado en la defensa de los derechos de los afroamericanos, y admirador de Luther King.

No puede haber duda alguna acerca de la capacidad de Follet para crear historias complejas, llenas de personajes interesantes y situaciones mundiales que cambiaron la Historia. Pero también es posible que esta trilogía sea demasiado intensa como para mantener la atención del lector con igual intensidad según vas pasando a la segunda entrega y a la tercera. Particularmente, el primer libro, no sé si por la época en la que se mueven los personajes, o porque lo empecé con la novedad de una nueva historia de Follet, me pareció muy interesante. El mejor, para ser sinceros. El segundo se me hizo más pesado y este tercero ha terminado por saturarme.

Sobre todo el final de esta tercera entrega, me ha dado la impresión de que acaba de modo precipitado, como si el autor estuviera ansioso por terminarla. Igual es que ya estaba cansado, como me ha pasado a mí leyéndola. Confieso que ninguno de los personajes de este libro me ha llenado. Pero sobre todo, es que me han faltado cosas. Me ha faltado conocer qué pasa con los ancestros y qué sucede con alguna familia que en esta entrega ni se mencionan. Y digo, da la sensación de que quería acabarla fuera como fuese, y a mi modo de entender, lo ha estropeado.

Por otro lado, me han sobrado capítulos que no me han aportado nada a la historia y que, con sinceridad, creo que ni vienen a cuento.

Resumiendo: que después de leerme mil páginas, me ha dejado con mal sabor de boca. Una lástima de libro que estropea una trilogía que prometía ser fascinante. Esto, desde luego, no quiere decir que no siga leyendo al autor, uno de los mejores a mi modo de ver.

 subir imagenes

lunes, 24 de abril de 2017

El Highlander oscuro, de Karen Marie Moning

Dageus sacrificó su propia vida para salvar la de su hermano Drustran utilizando las piedras y traicionando El Pacto. Ahora, en pleno siglo XXI, debe buscar en todos los libros relacionados con los Keltar cualquier pista que le ayude a encerrar a esos trece druidas malvados que están alojados en su cuerpo y descubrir qué son los draghar. Dageus, sabe que tiene poco tiempo, así que no se detiene ante nada para conseguir los textos. Si tiene que ceder un par de sus antigüedades al museo para que le presten un manuscrito muy antiguo, no dudará ni un momento.

La encargada de llevar el manuscrito no es otra que Chloe Zanders. Una joven que se crió con su abuelo escocés tras la muerte de sus padres en un accidente de tráfico cuando ella tenía cuatro años. Chloe adora las antigüedades y el ático de Dageus en Manhattan es la casa de sus sueños. Claro que Dageus la descubre en una situación muy incómoda.

Qué decir de la relación y de ese primer encuentro entre Dageus y Chleo; pues que saltan chispas, y la tensión se palpa en el ambiente. Dageus se ve forzado a retener a Chloe ya que ella ha descubierto uno de sus secretos; que él es El Fantasma Galo, un ladrón de manuscritos antiguos. Pero la afición de Chloe por las antigüedades será más fuerte y acabará ayudando a Dageus. De Manhattan a Inverness partirán unos días después para visitar, por fin a Drustran y Gwen.

Hace varios años que me leí El beso del Highlander, desde entones quería leerme la historia de Dageus, ese personaje tan oscuro y atormentado. He disfrutado bastante con la novela, si bien es cierto que me quedo sin dudarlo con la historia de Drustran y Gwen (quizá porque la trama me atrapó más, por el humor que tenía esa novela, o por la propia historia de amor).

No es que haya habido nada malo en esta novela, tanto Dageus y Chloe sí me han gustado como pareja, su historia de amor es bonita y vemos la lucha interior de Dageus con respecto a Chloe. Ella me ha parecido un personaje aparentemente más débil pero que sabe sobreponerse y luchar por lo que de verdad quiere. Una vez más Silvan y Nellie tienen su pequeño papel y he disfrutado volviendo a saber de ellos, así como de Drustran y Gwen.

En general una novela muy recomendable, con un ritmo ágil, una historia de amor muy bonita y unos personajes muy bien construidos. Además es una novela perfecta para aquellos que quieran probar con la novela paranormal que no tengan muchas complicaciones.

subir imagenes

domingo, 23 de abril de 2017

Las sombras de la memoria - Mercedes Guerrero

Un relato de suspense y amor ambientado en una Córdoba repleta de encanto y magia.
Un secreto silenciado durante décadas...
Una mujer abocada a descubrir los recovecos de su pasado familiar.

Tras la muerte de su tía Lina, Maribel Ordóñez se siente más perdida que nunca. Hacía tiempo que esta joven cordobesa se sentía sola, desde que falleció su padre, a quien estaba muy unida. Al menos ha heredado la casa familiar, un lugar que la reconforta y donde habitan dulces recuerdos que la abrazan. Sus paredes parecen haber sido testigo de un centenar de vidas... Casas como estas suelen ocultar secretos del pasado.
Curioseando en su nuevo hogar, Maribel encuentra varias obras de grandes artistas de la talla de Matisse o Picasso, así como cuadros que pintó su abuelo, Tomás Ordóñez, cuando vivía en París en los años cuarenta, que jamás hubiera imaginado que eran originales. Maribel acaba de abrir la caja de Pandora y los acontecimientos se precipitan. Cuando el experto al que acude es asesinado, ella se convierte en la principal sospechosa. Con la policía pisándole los talones, deberá descubrir la verdad acerca de las obras antes de que sea demasiado tarde.

Opinión:

No he seguido demasiado la obra de esta autora últimamente, porque llevo una temporada en plan friki de la romántica, sea medieval, de Regencia o del oeste. Debe ser que estoy de bajón y que la primavera me ha atacado antes de llegar, pero no me apetece leer otra cosa desde hace tres meses para acá... salvo ahora.

El caso es que de Mercedes Guerrero leí su novela, El árbol de la diana, y me gustó. No la pude etiquetar como novela romántica pura porque creo que no es el estilo de esta escritora, se pone más al lado de relatos sentimentales, de esos que analizan en las páginas del libro las vicisitudes de la vida de una o varias personas. No era una historia de esas de: fueron felices y comieron perdices. Por eso ahora no tenía muchas ganas de leerla.

Me equivocaba. Me decidí porque me llamaba la atención el título y la sinopsis, y reconozco que me equivocaba dejándola de lado. Me ha enganchado desde la primera página a la última.

No voy a llenar esto de spoilers contando el argumento de cabo a rabo porque si lo hago destriparía lo mejor de este libro: la intriga. Eso sí, puedo dar un pequeño adelanto diciendo que si os gustan las historias con intriga y una buena dosis de misterio, casi acercándonos a la novela negra, con un final bonito, Las sombras de la memoria os va a encantar.

Ya me sorprendió la narrativa de esta escritora cuando leí su novela, porque para ser la primera que escribía me pareció cuidada. No todo el mundo que tiene carrera sabe redactar, que conste, por eso lo digo. Vale, pues aquí ha vuelto a sorprenderme. Creo que ha ganado en intensidad a la hora de contar la historia, el personaje principal no solo es creíble sino que me ha dado la impresión de conocerlo desde hacía tiempo. No sé definir qué es lo que he visto en Maribel que me ha llegado, es posible que su tristeza al inicio de la novela, o el valor que va demostrando a lo largo de los capítulos mientras va descubriendo los secretos de su familia. Esos secretos que son la base de la historia.

También me ha hecho sentirme cómoda que la acción se desarrolle en Córdoba. Como dice la propia autora, Córdoba puede ser perfectamente el marco de una novela, y como he estado varias veces en la ciudad, casi me parecía estar paseando por ella de nuevo, estar oliendo su perfume arropada por la magia que desprenden sus calles.
A pesar de ser una novela con misterios, es muy fácil seguir el argumento porque la narrativa es ágil y clara. No es complicado ir codo a codo con Maribel cuando descubre una serie de cuadros que pueden valer una fortuna, ni cuando llama a un experto, ni cuando se produce el asesinato. Tampoco es complicado segur sus pasos cuando se decide a investigar por ella misma el robo y el acoso al que es sometida.

En definitiva, que es una novela muy entretenida, bien escrita, con unos personajes interesantes, un misterio que resolver y una ambientación estupenda. ¿Os parecen pocos argumentos para leerla?

 

sábado, 22 de abril de 2017

Cuando la pasión espera, de Ruth M. Lerga

Por fin tenemos aquí la historia de James y Judith, esa pareja de la que su autora lleva un tiempo hablándonos. Ella misma dice que lleva cinco años con esta historia. Pues yo solo puedo decir que la espera ha merecido la pena y aunque no se hayan publicado en el orden cronológico como ella las ideó, tras leer este me han entrado muchas ganas de leer los otros dos de nuevo....

James está a punto de marcharse a Europa para hacer el Gran Tour, se marchará con sus dos amigos del alma: Richard y Julian. Las propiedades de James y Richard son colindantes por lo que ambos jóvenes pasan mucho tiempo en casa del otro. Una noche, Judith, hermana de Richard y que está a punto de hacer su debut en sociedad le pide a James un único favor. Pero vaya favor. Judith sabe que deberá casarse y solo desea tener un recuerdo del joven que ha amado desde que era una niña. James, como todo caballero que es, intenta negarse, pero Judith, ya que ha llegado hasta ahí, no puede echarse atrás. Lo que ninguno de los dos podía imaginar es que el recuerdo de ese día, marcaría en parte, sus vidas. Años más tarde vuelven a encontrarse.

Tras seis años de matrimonio viviendo en Boston, Judith es viuda y vuelve a Inglaterra. Aunque económicamente independiente se aloja en la casa señorial de su padre. Judith ya no es una jovencita tímida y obediente. Se enfrenta en más de una ocasión a su padre y está decidida a seguir teniendo opinión y decisión dentro de los negocios de su esposo, algo que ya hacía cuando aún era la señora Ashford y no Lady Judith. El reencuentro con James no será como ambos esperaban. Pero los recuerdos, la tensión y una atracción irrefrenable los acercarán como ninguno habría imaginado. Pero Judith sabe que la obligación de James es casarse y tener un heredero, está dispuesta a aprovechar esos momentos juntos pero sin que su corazón se implique demasiado. Qué ilusos son los dos.

Judith sufre con parte de su pasado y aunque ama a James es realista con su situación. James, por su parte, es tan testarudo y orgulloso como solo un duque puede serlo. Si es que a estos hombres hay que darles un buen coscorrón para que se den cuenta de sus sentimientos. ¿Pero qué pasaría si por primera vez en su vida le dijeran que no? pues para averiguarlo vais a tener que leer esta novela.

Los diálogos están llenos de humor, de dobles sentidos, de pullas de amigos y de referencias a momentos de pasión. Fantásticos los diálogos, te hacen soltar más de una carcajada y son los mejores momentos entre James y Richard. Sí, yo también he echado en falta a Julian y April, pero como la propia autora explica, hubiera sido imposible hacerlos coincidir a todos y mantener la coherencia con las otras dos novelas de esta serie.

Preciosa, dulce, pasional, divertida, una historia que conmueve con unos personajes que no dejan indiferente. No voy a decir que es la mejor novela de Ruth, pero no sé si es por el momento en que la he leído, por las novelas que acabo de leer, por lo bien escrita que está, por el humor en los diálogos, por cómo vemos crecer una estupenda historia de amor, pero esta novela me ha emocionado, no por la historia en sí, si no por sus protagonistas. Fantástica de principio a fin. Si os gustaron las dos primeras, no os podéis perder la historia de James y Judith.
 subir imagenes

viernes, 21 de abril de 2017

La templanza, de María Dueñas

Dueñas es una autora que necesita poca o ninguna presentación, porque pocas personas no habrán oído hablar de su estupendo libro El tiempo entre costuras, llevado a televisión en una serie que resultó espectacular. He de decir que el final de esta otra novela me dejó un poco fría y tenía cierto temor al empezar la presente.

Los autores escriben lo que sienten, no a todo el mundo puede gustarles su obra, pero lo que no se puede negar es que Dueñas tiene una pluma estupenda, que narra de una manera ágil, metiendo al lector en la época y en el argumento sin despeinarse. La Templanza es así, una novela que atrapa. Podrá gustarte o no, pero tiene calidad. No me suelo fiar mucho de las reseñas, como no me fio demasiado de las críticas de cine, casi nunca estoy de acuerdo con ellas. He leído novelas con una criticas estupendas, que me han resultado insoportables, y visto películas con malas críticas que me han hecho disfrutar como una loca.

Lo mejor de la novela, para mí, es el viaje que te marcas entre sus páginas, de un lado a otro del mundo, en una época que rezuma añoranza.

Mauro Larrea es un hombre fuerte, ha conseguido todo por propio esfuerzo y ha sufrido los altibajos de la vida teniendo que irse a México con sus dos hijos pequeños. Trabaja en lo que puede para sacarlos adelante y poco a poco, con tesón, consigue situarse, sin importarle a quién pide apoyo o lo peligroso que pueda ser para él aliarse con gente poco recomendable.

La guerra está muy presente en la novela y pone un punto fuerte en la narración. Es la historia de un hombre con templanza, pero a la vez la de hombres sin escrúpulos que piensan que todo está permitido. Un mundo de oportunidades, pero también un mundo que puede hacerte hacer en la desgracia.

Los personajes más secundarios son, sencillamente, geniales. Me refiero al hombre que se convierte en el compañero inseparable de Mauro, a los tahúres, a los sinvergüenzas... Y a Soledad.

No es un libro sencillo de leer, no voy a engañaros. Aquí no se encuentra uno con una historia facilita, simple y entretenida para pasar el rato. Esto es un libro más complejo, en algunos pasajes puede resultar incluso pesado por la cantidad de datos que se aportan y por las circunstancias que viven los protagonistas. Sin embargo, yo recomendaría que no os echara para atrás que la primera mitad del libro sea densa, porque merece la pena leerlo hasta el final.

La ambientación, estupenda, te permite viajar sin salir del salón de tu casa, lo que se agradece en una novela.
Podía haber tenido un final más redondo, me han sobrado algunos personajes, pero si pongo en una balanza lo bueno y lo menos bueno, tengo que darle una nota alta.

 subir imagenes

jueves, 20 de abril de 2017

Sedas de Francia - Sandra Brown

Sandra Brown es otra de esas autoras que tenía aparcadas, pero, después de leer Sedas de Francia, voy a ir poniéndome al día con los otros libros que tengo de esta autora.

Sedas de Francia es el nombre del negocio de ropa interior de Claire Laurent. Junto a su amiga y modelo Yasmine, venden por catálogo ropa sexy apta para los bolsillos de la clase media. Claire, que cuida de su madre, está contenta con su vida hasta que el predicador televisivo Jack Wilde decide atosigar a su empresa y a Claire, acusándolas de pornografía. Claire decide ignorar esos ataques y nunca ha respondido a los ataques de Wilde. Ni siquiera cuando éste viaja a Nueva Orleans y la reta a un cara a cara.

La vida de Claire se complica cuando se vea implicada en el brutal asesinato de Wilde. Cassidy, ayudante del fiscal será el encargado del caso y no cejará hasta descubrir todos los secretos de Claire. La joven viuda de Wilde, Ariel, retomará su trabajo y tratará de involucrar a Claire y a Sedas de Francia en el asesinato de su esposo.

Una trama que te engancha desde el principio, con más de un giro sorprendente y unos personajes bien desarrollados. Claire es una mujer que ha aprendido desde muy joven a aceptar responsabilidades y a trabajar duro. Está decidida a proteger a los que quiere y a no dejarse intimidar por Cassidy, aunque el ayudante del fiscal empiece a despertar sentimientos que Claire no esperaba. Cassidy es un personaje duro, dispuesto a hacer lo que sea necesario para tener éxito en este caso y para detener al culpable del asesinato del reverendo. Claire es todo un enigma para él y tiene que ocultar sus sentimientos para que el caso no se vea perjudicado. Además el conjunto de personajes secundarios son el grupo perfecto, desde André, pasando por Mary Catherine, Yasmine, Josh y Ariel Wilde.

En cuanto a la trama del asesinato, no sabes quién es el asesino, y cuando el lector cree haberlo descubierto la novela da un giro argumental que te deja con la boca abierta y rehaciendo todas las teorías del lector. ¿Quién odiaría tanto al reverendo para dispararle tres tiros a bocajarro? ¿su materialista viuda? ¿su hijo al que despreciaba? ¿la poco conocida dueña de Sedas de Francia?...

Estoy de acuerdo que en esta novela prima más la intriga y la resolución del caso que la historia de amor. Pero me ha parecido una novela tan buena que no se lo tengo en cuenta. Sin embargo, no sé por qué pero para mí, en las dos novelas de Sandra Brown que he leído me he quedado con las ganas de un epilogo. Creo que acaba los libros de una forma un poco brusca. Aun así, Sedas de Francia, es una novela totalmente recomendable, muy bien escrita, con una trama de misterio que atrapa desde el principio y con más de una sorpresa, además de unos personajes muy bien descritos.

 subir imagenes

miércoles, 19 de abril de 2017

Secretos en el tiempo - Kate Hoffmann

Libro 4 de la serie "Los audaces Quinn"

Una mujer en busca de su pasado... Un hombre dispuesto a arruinarlo

Después de haber crecido como hija única, Keely McClain descubrió con asombro que no sólo tenía un padre, sino que también tenía seis hermanos mayores. Pero antes de nada debía descubrir qué había sucedido hacía tantos años. Y, al investigar su pasado, encontró una familia... y un amante...

Rafe Kendrick sólo tenía un objetivo en la vida: vengarse de los Quinn, y no estaba dispuesto a permitir que nada ni nadie lo distrajera... Hasta que se enamoró locamente de la nueva camarera del pub de los Quinn. Aún así, decidió poner su plan en marcha... fue entonces cuando descubrió que la mujer que había en su cama también era una Quinn.

Acabo de terminar SECRETOS EN EL TIEMPO y es una historia apasionante!!!. Totalmente recomendable, una historia como las de antes sin artificios 

La relación entre Keely ( la única hermana de la saga Quinn ) y Rafe está llena de altibajos, que se van superando con la fuerza del verdadero amor . Hay tensiones de todo tipo entre los dos, saltan chispas!!! El pasado a veces amenaza con envolverlos y ésto te mantiene en vilo durante todo el libro. De Nueva York a Boston pasando por Vermont, me ha gustado mucho la ambientación. Rafe el multimillonario hecho a sí mismo, Keely la repostera de tartas de boda, el cálido pub irlandés de los Quinn, la cabaña del lago...

Me encanta el reencuentro entre toda la familia, sin reproches, mirando hacia delante. 

Estoy deseando seguir con esta serie, espero que no me decepcione porque este libro me ha llegado al corazón

subir imagenes

Ligar es como montar en bici, de Brandy Manhattan

Por los comentarios y las críticas sabía que me iba a encontrar con una novela divertida, pero la verdad es que es una novela original (por cómo está escrita), con una protagonista que está algo loca, bueno, bastante, con unas compañeras de piso muy diferentes y un vecino que está para chuparse los dedos, ains, quién no tuviera un Ashley así, con un montón de risas esperando a que las descubramos y con una historia de amor que vemos avanzar poco a poco y que está llena de momentos dulces, divertidos y con pasión para provocar un incendio.

Victoria llega a Londres dispuesta a empezar de cero. Su novio de más de diez años y que dependía económicamente de ella se estaba acostando con otra, además en el mismo día la despiden, o para mantener su orgullo, es una no renovación. Nada más llegar sus maletas van camino de Roma (lo que le pasa a esta protagonista con sus maletas no es normal, ya os lo digo yo) y sus pertenencias llegan un día antes de lo previsto. Y así es como conoce al buenorro de su vecino; mientras discutía en el portal con un montenegrino que se negaba a subir sus cosas.

Ashley, qué decir de este médico (algún defecto tenía que tener) que es comprensivo, cariñoso, paciente, educado, sexy, pero es gayyyyyyyyyyyyyyyy!!!! O eso piensa todo el mundo en el hospital en el que trabaja, incluidas las dos nuevas compañeras de piso de Victoria; Monique y Alberta. ¿de verdad os podéis imaginar cómo es la convivencia entre una alemana, una francesa y una española? ( y no es un chiste). Lo malo para Victoria es que Ashley no para de mandarle señales contradictorias, parece que la atracción es mutua pero Ashley es tan frustrante que una no sabe qué pensar. Hasta que Victoria y Ashley coinciden por casualidad en la terraza y a partir de ahí se inicia una costumbre que los irá acercando un poco más con cada conversación.

Es una novela llena de pequeños detalles que la convierten en un libro original; las frases de las camisetas han sido un puntazo, esos comentarios de Victoria mientras nos narraba su historia (ya decía que está bastante loca) y algunos de esos pie de página que abundan a lo largo de la novela. Lo cierto es que no me suelen entusiasmar demasiados pie de página en una novela, en muchas ocasiones aportan poco y hacen que pierda el ritmo de lectura, pero aquí eran casi un personaje más y con los que he aprendido (desconocía el síndrome de Guillain-Barré) y sobre todo me he reído.

Una de las cosas que más me ha gustado de la novela es que he sido capaz de imaginarme a su autora delante de mí, contándome su historia, gesticulando y sonriendo. Por poner algún pero y es simplemente un gusto personal, reconozco que a la novela le va perfectamente y no se abusa en exceso de ellas, mi pero (un pero pequeñito) son las escenas de cama, ¿vosotras conocisteis los dos rombos? ¿no? (bueno, lo cierto es que yo tampoco) A lo que iba, ¿dos rombos? Ni con cuatro se prepara una para toda la tensión que tenían acumulada Victoria y Ashley. Las escenas hot entre los dos son fuertes, muy fuertes pero como he dicho pegan con la personalidad de la protagonista. El epílogo se merece una mención especial, yo quiero un Ashley así en mi vida.

Resumiendo, que no os la perdáis porque es muy divertida y tiene unos protagonistas que parecen más unos colegas que unos personajes de ficción.

 subir imagenes

martes, 18 de abril de 2017

La primera estrella de la noche, de Susan Elizabeth Phillips

Puede tener spoilers

Las últimas novelas de esta autora las empezaba con cierta duda. La serie de los Chicago Stars me encantó, pero luego vinieron otras novelas que hicieron que esta autora cayera varios puestos en mi lista de autoras favoritas. Y luego publicaron dos novelas antiguas (que no se habían publicado en español) y que me gustaron muchísimo.

Al pertenecer a la serie que me gustó tanto no he dudado en coger esta nueva entrega. Se puede leer por separado, como todas las novelas de esta serie. No es la peor novela de la autora, pero no se acerca, ni de lejos, a las demás novelas de esta serie.

Tengo sentimientos encontrados con esta novela. La protagonista me ha gustado; es fuerte, decidida, ha tenido una infancia difícil, se muestra fiel a las normas y es leal. Piper acaba de hacerse cargo de la empresa de investigación privada de su padre. Cooper es el quaterback retirado de los Chicago Stars. Sus caminos se cruzan y Cooper no duda en contratarla para que investigue a los empleados de la discoteca que ha abierto hace poco. Cooper, en general, también me ha gustado como protagonista. Aunque en esta novela hay momentos que el personaje se salía completamente de su papel y parecía alguien totalmente distinto. Alguien odioso para mi punto de vista. Por primera vez en un libro de SEP he leído frases que no me han gustado nada de nada. Algunos comentarios del protagonista eran, para mí, denigrantes y machistas. Pero como he dicho, es que esos comentarios no casaban con la actitud y con cómo nos presentaba al personaje.

En esta novela la autora ha utilizado situaciones reales, difíciles, tristes y de actualidad, como de pasada, sin profundizar y eso me ha mosqueado bastante, ya que en otras novelas anteriores ha tratado temas difíciles de forma elegante pero intentando generar cierto debate o hacer pensar al lector. Aquí se han quedado en nada. Normalmente me suelen gustar las tramas secundarias que introduce esta autora, sin embargo, la trama del príncipe de un reino de oriente medio y una joven pakistaní, sobraba. No entiendo para qué la ha metido. Cooper y Piper se convierten en los salvadores por arte de magia de una joven pakistaní. Si es que no tenía ni pies ni cabeza. Y lo del anillo de la super bowl ya es para morirse. Sin nombrar cierta escena que ha debido meter porque estará de moda pero que no puedo dejar de decir. ¡Dar unos azotes no sube la libido! Es denigrante y una vergüenza que una autora de novela romántica lo escriba en su libro. No quiero decir que todo tenga que ser de color de rosa. Puede haber escenas dolorosas y difíciles, pero bien encajadas en la historia. Algo que aquí no ha pasado.

Sobre los personajes secundarios, se les podía haber sacado mucho más juego, desde las amigas de Piper, hasta los trabajadores de la discoteca (si algunos desaparecen con una simple frase). Ha sido un poco raro la verdad. Lo mejor han sido los momentos de Heath y Anabelle.

En cuanto al final…es que para mí es incomprensible cómo Coop llega a esa conclusión de tratar a Piper de cierta manera que no voy a contar para hacer un spoiler. Y el epílogo ya es apoteósico. Teniendo en cuenta alguno de los comentarios de la protagonista a lo largo de la novela, aquí sobraba y mucho ese final.

Resumiendo, ¿recomiendo esta entrega de los Chicago Stars? Pues no. Es fácilmente olvidable, es más, yo prefiero olvidarla como parte de esa serie. Otra novela más que me hunde un poco más a esta autora. Qué pena.


 subir imagenes

El regreso del Catón - Matilde Asensi

Los lectores solemos encariñarnos con la prosa y las historias de muchos escritores. Cuando eso pasa con varios libros de un mismo escritor sabemos que vamos a necesitar una dosis de sus letras cada poco tiempo. De hecho, nos falta montar una fiesta cuando nos enteramos que pronto tendremos un libro nuevo de nuestros autores favoritos. Para mí, una de estos escritores es Matilde Asensi. Llevo más de diez años leyendo sus obras, y todas me han gustado mucho. Cuando dicen que no tiene nada que envidiarle a los escritores superventas anglosajones, estoy completamente de acuerdo. Siempre acabo enamorado de sus personajes, de la trama y de los ambientes en los que transcurre. Pero esta reseña se me va a hacer especialmente difícil: este es el primer libro que leo de ella y no me ha gustado. Y más cuando sabes todo el trabajo que hay detrás. Y es que El Regreso del Catón me ha parecido el peor libro de la autora, sin duda. Ella comenta en las entrevistas que fueron los lectores los que se lo pidieron, pero quiero pensar que no era esto lo que con tanto ahínco le demandaban.

Cuando supe de la publicación de una nueva aventura del Catón no pude más que alegrarme y esperar (im)pacientemente a leerlo. A fin de cuentas, El último Catón me marcó como lector. Es el libro del que siempre hablo, el que siempre recomiendo, y una segunda parte era lo mejor que podía pasarle a mis estanterías. Nada más lejos de la realidad. ¡Qué decepción! ¿Dónde estaba todo lo mágico del primero? ¿Dónde estaba su esencia y el encanto de sus personajes? ¿Qué había pasado en ese tiempo? Evidentemente yo he evolucionado como lector desde que leí algo de Matilde Asensi, pero me niego a pensar que ella ha involucionado como escritora. Alguien que tiene la habilidad de hacerte soñar con Constantinopla, el mar Caribe, la Sevilla del Siglo de Oro, la antigua China o el paso de los templarios por el Camino de Santiago no puede haber perdido ese savoir faire que la ha elevado a los altares de los autores patrios. Y es por eso por lo que intentaré ser un poco más indulgente con la crítica, aunque no prometo nada.

A cada página no podía evitar pensar que El Regreso del Catón es como una película vespertina de un sábado cualquiera en Antena 3 (Planeta y Antena 3, siempre tan de la mano): argumento trillado, secundarios prescindibles, protagonistas tediosos. Y esto último es lo que más me entristeció. ¿Qué le ha pasado a Ottavia Salina? Si en El último Catón nos topamos con una mujer decidida, sensata y resuelta, en este libro se convierte en una neurótica desquiciante a la que es difícil soportar. Todo le parece mal, el mundo es un horror y cada uno de sus habitantes conspira contra ella. ¡Basta! Repito: lo peor del libro es su protagonista. Hubiese ganado con un narrador omnisciente, de esos que cuentan la historia en tercera persona y así nos habríamos evitado las reflexiones internas de una mujer, en ocasiones, intratable.

¡Y hay más! Resulta que ahora vive con ella su sobrina Isabella... Sí, se ve que era necesario incluir a una adolescente (con sus comportamientos adolescentes y sus dramas adolescentes) en la historia. Lo que decía antes, película de Antena 3. No quiero ni detenerme a comentar nada porque ya se imaginará el lector a lo que me refiero: adicta a las nuevas tecnologías, rebelde, impulsiva, echándole un pulso siempre a sus mayores... obvia y aburrida hasta la saciedad. He echado de menos algún «jo, tía, me ralla mazo» para ponerle la guinda a ese pastel suyo de originalidad.

Continuamos con la trama. En esta ocasión, los personajes tienen que encontrar unos supuestos restos de Jesús de Nazaret por encargo de una pareja de ancianos multimillonaria. Si es que es tan típico que ya echa para atrás. El caso es que esta pareja sabe de las andanzas de Ottavia y Farag con los staurofílakes. ¡Y hasta saben quién es el actual Catón! A mí esto ya no me gustó, y eso que son las primeras páginas del libro. ¡Si precisamente uno de los atractivos de los staurofílakes es que viven de espaldas al mundo! Por cierto, qué mal aprovechada la presencia de Kaspar, de la que no digo más para evitar spoilers. El caso es que acaban viajando de un lado a otro tras la pista del osario de Jesucristo y en el camino nos van contando miles de anécdotas históricas y sucesos un poco difíciles de retener y, en mi opinión, sin mucho que aportar a la trama. Quizás lo mejor sea el último tercio del libro, donde ya «se meten en faena» y encontramos las partes más interesantes y que más enganchan. Como tienen a su disposición lo último de lo último en tecnología y medios de transporte, todo el encanto de la recopilación de datos y de cómo se establecen los vínculos entre los personajes se difumina con respecto al primer libro. Esa es otra: ¡la tecnología! Seré un romántico/nostálgico/arcaico... pero no me acostumbro a las referencias a smartphones, tablets, redes sociales, portátiles y demás inventos del siglo XXI en las novelas.

Y en vista de que no he sido muy indulgente con la crítica, y tampoco quiero alargarme mucho («¡Vaya terminando, amiga!», que diría La Campos) solo me queda añadir que me niego a considerar a este libro como la continuación de El último Catón, este es un libro para el olvido, de esos que entretienen lo justo, que no te remueve por dentro ni te hace soñar, que se convertirá en el guilty pleasure de algunos. Para mí la historia quedó cerrada en el primero. Y a Matilde solo decirle que seguiré esperando ansioso sus nuevas novelas, y seguro que esto no va a cambiar lo que me harán sentir. A los lectores enganchados a su prosa nos urge una nueva novela en un destino completamente nuevo y evocador. Y aquí me quedo, sin mucho más que decir, como cuando ves una película vespertina de un sábado cualquiera en Antena 3.

JJMG