Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



viernes, 24 de abril de 2009

Amor hostil de Sophie Jordan

A la muerte de su marido, Lady Meredith Brookshire queda completamente desamparada, ya que el difunto no deja estipulado ningún tipo de protección económica ni de otro tipo para ella. Tras siete amargos y solitarios años de matrimonio, Meredith se queda con las manos vacías y una familia por la que velar: un padre, cuyo estado mental es delicado, una anciana tía y varios empleados muy peculiares. Junto a su tía Eleanor ingenia un plan para que evitar verse desalojadas de Oak Run, el que ha sido su hogar durante siete años, por Nicholas Caulfield, el nuevo Lord Brookshire.

Nicholas Caulfield es el hermanastro de Edmund, el difunto Lord, quien al morir sin heredero lo convierte a él automáticamente en el nuevo Lord. La noticia de la muerte de su único familiar lejos está de afectarle y la noticia de que es ahora un Conde más que alegrarlo lo irrita sobremanera.

Nicholas nació fruto del segundo matrimonio de Brookshire con una cantante italiana, lo que fue un escándalo y de la que años más tarde se divorció y echó sin contemplaciones de Oak Run, junto con el hijo de ocho años de ambos, Nicholas. El odio que siempre ha sentido hacia su padre y hermano, que tampoco medió en defensa de su hermano menor, le impide aceptar gustoso tal herencia. Sin el nombre de su familia Caulfield se ha forjado su propio destino: dirige la mayor casa de juegos de Londres y es un hombre inmensamente rico, aunque solitario.

Pero cuando acude a tomar posesión de su herencia, conoce a su cuñada, por la que ha decidido velará ante el descuido de Edmund. Inmediatamente se siente atraído por Meredith, aunque no deja que esto se refleje en sus actos ni trato hacia ella, ya que considera que pertenecen a mundos muy separados y sobre todo porque es la viuda de su odiado hermano mayor.

La noticia que Meredith le comunica a su llegada, cambia drásticamente las directrices del testamento, pero aun y sabiéndola protegida, Nicholas, que no lamenta la pérdida de su herencia, decide que velará por ella. Poco tarda en descubrir las argucias con que Meredith ha logrado permanecer como señora de Oak Run y, furioso, la encara y le da un ultimátum: se casará cuando finalice la temporada social y así se deshará de ella para siempre.

Dividida entre los remordimientos por sus mentiras y la rabia por saberse nuevamente obligada a un matrimonio sin amor, Meredith está decidida a no tener que sentirse nunca más una carga ni una obligación para nadie. Ya no sueña con un matrimonio por amor, su anterior experiencia la ha dejada desencantada y escarmentada, pero sí sueña con un compañero amable con el compartir intereses en común y formar una familia, lo que más desea en el mundo.

Sin embargo, según avanza la temporada y va conociendo a pretendientes amables y predispuestos a cortejarla es Nicholas, su infame cuñado, el único que despierta en ella atracción y deseo. Pero sabe que él nunca la perdonará por sus mentiras, aparte del hecho que éste le ha dejado claro que no piensa en el matrimonio.

Nicholas está determinado a librarse de la indeseable viuda de su hermana y cedérsela gustosamente al primero que acepte casarse con ella, pero cuando es testigo de que sus deseos están a punto de convertirse en realidad, se percata que, en realidad, no soporta la idea de que pertenezca a otro hombre.

Amor hostil de Sophie Jordan es una novela cuyo argumento es bastante sencillo, no obstante me ha parecido una historia de amor preciosa. Sin contar una historia demasiado compleja ni dar pie a giros argumentales muy enrevesados, la lectura me ha resultado muy amena y me ha dejado con muy buen sabor de boca.

Partiendo de dos personajes cuyos perfiles no difieren demasiado de otras novelas: viuda desamparada y oscuro y enigmático heredero más que dispuesto a deshacerse de ella, el resultado me parece una novela que te va enganchando poco a poco con una historia llena de sentimientos. La verdad es que pocas cosas negativas he encontrado, en todo caso diría que los secretos que tanto Nicholas como Meredith callan con respecto a sus pasados, no son difíciles de intuir y la misma autora se encarga de ir contándolos a lo largo de la novela, pero el cómo se enamoran, cómo huyen de sus sentimientos suple el leer una novela con es sabor conocido.

Aunque a primera vista pueda parecerlo, Meredith no es la típica viuda desvalida que muchas veces nos retratan este tipo de novelas. El que no llore ni sufra por la muerte de su marido, al menos sólo lo hace como por cualquier otro extraño, es bastante fundamental, pero debajo de esa fachada frágil y silenciosa, pronto se rebela una mujer de armas tomar. En gran parte es incitada por su tía Eleanor, pero aún así ella toma parte en el plan por no quedar en la indigencia. En fin que aunque no pretendo justificarla ni defenderla, la historia se desarrolla de tal modo que he podido “entender” su modo de actuar.

Nicholas es un protagonista carismático, altanero y hecho a sí mismo. Tras la fachada de indiferencia y desapego que muestra hacia su recién heredado título, riqueza (aunque en realidad él ya es rico por méritos propios) y hacia Meredith, se esconde un dolor muy grande, tanto que no concibe que el amor pueda formar parte de su vida.

Amor hostil me parece una novela que sin demasiadas pretensiones y aspavientos, cuenta una historia de un amor que nace y crece poco a poco, donde a medida pasas las páginas te sientes más y más envuelta en los sentimientos de los protagonistas. Es un libro del que no esperaba una gran historia, pero que me ha emocionado y que he acabado con una sonrisa en los labios. Razón por la que lo recomiendo.

2 comentarios:

  1. Durante el primer cuarto de libro me he aburrido bastante. La verdad es que en un par de ocasiones he estado a punto de dejarlo. Luego la novela ha empezado a coger un poco de ritmo y aunque la historia avanza pausadamente y no hay sobresaltos en la lectura, al final ha terminado por gustarme.

    ResponderEliminar
  2. A mi también me pasó lo mismo con el principio que no me terminaba de "enganchar" pero conforme avanza la historia se te hace imposible dejarla, de veras una de las mejores novelas románticas que he leido nunca, una historia preciosa.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.