Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 14 de abril de 2009

Un lugar en el corazón de Linda Howard


Reese Duncan es un guapísimo ranchero que está buscando esposa. Como no tiene tiempo - ni ganas, ya que salió bastante escaldado de su primer matrimonio - de iniciar una relación normal, decide publicar un anuncio en el periódico. Entre las candidatas que contestan se encuentra Madelyn que en cuanto conoce al susodicho se queda totalmente prendada de él, tanto que no le importa abandonar su sofisticada vida en la ciudad y cambiarla por las duras condiciones del trabajo ranchero.

Este título es el que da comienzo al coleccionable de harlequín dedicado a Linda Howard. En este caso, la máxima "lo bueno si breve, dos veces bueno" se aplicaría totalmente. Y es que, a pesar de lo poco realista del argumento, la simpleza de la protagonista femenina y el algún que otro ramalazo machista del personaje masculino, el libro me ha gustado. La historia, a pesar de la brevedad, está muy bien desarrollada, con la intensidad justa y la pasión necesaria para engancharte. El prota es un bombón al que al final se le acaban perdonando sus típicas actitudes de macho-man y su cabezonería (o al menos yo le perdono... aunque ya se sabe de mi debilidad por los machos alpha protectores de su hembra, en fin). El desenlace quizá lo encontreis algo conservador, todo depende de los gustos de cada una.

Total, que si no os ha quedado claro, os voy a dar 3 razones de peso por las que sí que recomiendo este libro:

1ª - Porque a la Howard cuando se pone tierna no la gana nadie... y no le hace falta escribir sobre asesinos en serie, detectives o miembros de las fuerzas especiales del ejército para hacerte disfrutar de una buena historia.

2ª - Porque para qué desperdiciar páginas y más páginas de descripciones cuando con una sola frase puede ponerte la carne de gallina: "No vuelva a subirse la falda estando conmigo, a menos que desee que haga algo al respecto" (bufff)

3ª - Porque vais a encontrar más calidad en un libro de 1.90 euros, que en la mayoria de los publicados últimamente a 15 euros o más.

Pues eso...


3 comentarios:

  1. Tres razones que a mí me valen y que comparto contigo. Este es una de esas novelas, que no por ser avaras en páginas, pierden fuerza. Pero si algo me gusta especialmente de ella, es la tensión, la atracción sexual que se da en cuanto se echan la vista encima los protagonistas. Ese desdoblamiento entre lo que piensan y exponen, entre lo que racionalizan y les impulsa, es de lo mas subyugante. La pasión no sólo está en una escena subida de tono, es mas, alguna novela de pasión no tienen más que la intención, porque se reducen a un tratado de mecánica sexual. La pasión que a mí me gusta, la que me hace vibrar, puede estar en una mirada, una frase como la que expones, un beso atropellado , un pensamiento secreto. Eso es lo que tiene de bueno esta cortita ( que lástima) novela, ese intento de control ante una pasión incontenible. Yo la disfruté y mas de una vez he vuelto a pasear mi vista por sus páginas.

    ResponderEliminar
  2. Hace años que la tengo y la conservo. De los Harlequines de Linda Howard es el que más me gusta porque es el mas Howard de todo. Unas buenas escenas de sexo, un protagonista como Dios manda y una trama tontorrona pero entretenida.

    ResponderEliminar
  3. De lo mejorcito de la Howard en Harlequines, que suelen ser no muy buenos que digamos, pero éste vale la pena de todas todas...se disfruta leyéndolo, hasta te hace creerte una historia que escrita por otra autora te echarías las manos a la cabeza, por lo inverosímil, pero Doña Linda es una experta en colarnos este tipo de tramas y que encima nos gusten a rabiar...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.