Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



sábado, 23 de noviembre de 2013

Calles de Edimburgo de Samantha Young


Ellie Carmichael llevaba años enamorada de Adam Sutherland, el mejor amigo de su hermano Braden. Sin embargo, por la forma en que la trata está claro que, para Adam, Ellie es como una hermana pequeña.
Con el tiempo, el enamoramiento juvenil de Ellie se ha transformado en un amor más maduro, aunque ella no se decide a tomar la iniciativa. Como si esto fuera poco, la actitud de Adam hacia ella ha ido cambiando. Es evidente que siente afecto hacia Ellie y que esta le atrae sexualmente, pero su lealtad hacia Braden y su temor a echar a perder la única relación familiar que ha tenido en su vida le impiden acercarse a ella de la forma en que le gustaría.
Y entonces, una noche, ocurre algo que pondrá a prueba los sentimientos de ambos. Pronto el amor, el deseo, el temor y los celos se combinarán para cambiar la relación entre ambos para siempre. Y Adam descubrirá, de forma insospechada, que la vida es demasiado corta para dejar pasar al amor de tu vida.
Opinión:
Si con Calle Dublín Samantha Young me conquistó, con su nueva obra Calles de Edimburgo ha conseguido póstrame a sus pies.
Es un placer leer sus historias de ritmo ágil y lenguaje sencillo; cuyos protagonistas, con sus defectos y sus virtudes, son tan hermosos en su fondo como en sus formas. Es una gozada encontrar una novela, que nos atrape de tal forma, que provoque el ansiado milagro de detener el tiempo a nuestro alrededor. Y Samantha Young, con Calles de Edimburgo, lo ha vuelto hacer.
Tenemos ante nosotras una preciosa novela, corta pero intensa, donde poder disfrutar desde la primera a la última línea. Es una mirada hacia al pasado de una pareja que supo ganarse nuestro corazón y que, sin duda alguna, merecían la oportunidad de poder brillar con luz propia.
Ahora la hermana y el mejor amigo del protagonista de Calle Dubín pasan a convertirse en Ellie y Adam, cuya historia de amor nos hará revivir muchas de las emociones, miedos y reflexiones de nuestra (para alguna ya lejana), adolescencia y juventud.
Algunos de los fragmentos que Ellie escribió en sus diarios se convierten en la excusa e hilo conductor que nos irá revelando la fuerza de los sentimientos que siempre les unió, la transformación de esas emociones en única pasión que todo lo abarca: el amor; la lucha interna a la que estuvieron sometidos, las decepciones que sufrieron, sus consecuencias y el dolor que les acompañó. Y pese a toda la carga emocional que destilan sus páginas su autora ha creado una historia vital, que lejos de entristecernos nos alegra el alma, como ya hizo con su novela anterior.
Calles de Edimburgo es un regalo de emociones reflejo de sueños de juventud. Una historia de amor cargada de pasión y con una sensualidad embriagadora. Con un protagonista masculino capaz de hacernos entrar en combustión espontánea y ante el que es imposible no rendir nuestras defensas. Íntima, franca, vital, amena, sugestiva, divertida, conmovedora ¿sigo?
Sí, es una obra corta pero infinita en nuestro recuerdo.
Perder la oportunidad de leer esta novela entra dentro de los pecados capitales, no la dejéis pasar y haceros con ella. Es una preciosidad.
(Disponible por menos de 1 € en Amazon)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.