Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



lunes, 9 de diciembre de 2013

Amenaza de tormenta, de Nora Roberts

Novela corta de los años 80 publicada ahora en Top Novel junto a otras dos historias más en un libro titulado El juego del destino.

Lucas McLean ya había destruido todo el mundo de Autumn en una ocasión, pero, cuando volvió a entrar de nuevo en su vida, no pudo negar que el amor continuaba ardiendo dentro de ella. Tampoco podía negar la prueba que señalaba a Lucas como culpable de asesinato.

Autumn, cargada con su inseparable cámara de fotos, su más querida posesión y su herramienta de trabajo, va a pasar unos días a la pequeña y pintoresca posada que tiene su tía en mitad del campo. Allí se encuentra con un excéntrico grupo de personas hospedadas, entre ellas, Lucas McLean, antiguo novio del que, a pesar de que intenta negárselo a sí misma, sigue locamente enamorada.

Lucas es un escritor y guionista de éxito que está tratando de terminar de escribir su última historia. Allí están también una actriz y un productor, un futuro político, un médico... huéspedes todos ellos que, en teoría, están de vacaciones. Poco a poco la autora nos los va presentando y haciéndolos interactuar entre ellos, con la protagonista y con Lucas. Cuando uno de ellos muere y es Autumn quien descubre el cadáver así como su propia habitación patas arriba, se va desvelando que esta persona estaba chantajeando a todos los huéspedes por diversos motivos. Y en un momento determinado, Lucas parece ser el culpable.

Bueno, esta es una novela que hay que, para empezar, leerla pensando que está escrita en los años 80. Sólo situándonos en aquella década, se pueden entender algunas cosas. Por aquellos entonces no había móviles, así que el hecho de que por una impresionante tormenta se queden aislados e incomunicados, es algo totalmente factible. Y desde este hecho, se desarrolla la historia.

Nora Roberts hace un poco de Agatha Christie y nos presenta un misterio en el que todos son sospechosos de asesinato y, curiosamente, esto es lo mejor de esta novela.

Ninguno de los dos protagonistas me ha gustado. Ella no es para nada la clásica heroína de Nora, al contrario, hace un papel de tonta enamorada que quiere parecer fuerte pero que se derrite sin poder remediarlo. Y él, es un borde y un capullo, aunque después le confiese su amor y el motivo (una bobada) por el cual le rompió el corazón.

Aunque la historia te hace pasar un par de horitas entretenidas, en realidad no es para nada un buen libro y tiene un final rápido, precipitado y pobre. Para lo único que sirve esta novela es para ver lo fantásticamente bien que ha evolucionado la escritura, la narración, la imaginación y la creación de personajes estupendos de esta autora. Supongo que habría de escribir unas cuantas historias así para llegar a convertirse en lo que hoy es. Desde luego, con esta novela apuntaba maneras... pero solo las apuntaba.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.