Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 21 de octubre de 2014

The Autumn Bride, de Anne Gracie

The autumn bride es la primera novela de la nueva serie histórica de Anne Gracie, The Chance Sisters.

Abby trabaja como niñera desde hace seis años, los mismos que lleva sin ver a su hermana pequeña, Jane. Cuando sus padres murieron las jóvenes fueron a una institución para hijas de nobles huérfanas y sin muchos recursos. Abby, que cree a Jane camino de un puesto como dama de compañía de la esposa de un vicario, se sorprende cuando una joven la intercepta antes de entrar en la casa donde trabaja y le dice que su hermana está en peligro.

Jane ha sido raptada y se encuentra secuestrada en un burdel. Esa noche se va a realizar “su subasta” así que Abby acude al lugar que le indica esa desconocida para ayudar a su hermana. En un callejón cercano se reencontrará con Jane, pero además conocerá a Damaris, otra joven que estaba en la misma situación que Jane, y Daisy, que trabaja como criada en el burdel y quien las ha ayudado a escapar. Las jóvenes pasarán esa noche ocultas en la habitación de Abby, pero al día siguiente Abby es despedida.

Con los pocos ahorros de Abby y algo de dinero de Daisy las jóvenes subsisten unas semanas, pero sin encontrar empleo su situación se vuelve casi desesperada. Cuando Jane cae enferma, y sin dinero para avisar a un médico, Abby no encuentra otra solución que entrar en una casa que parece estar medio abandonada. La ventana por la que entra resulta ser la habitación donde una anciana se encuentra postrada en una cama.

Ese encuentro las cambiará a ambas, y tras un segundo, Abby y sus tres “hermanas” se trasladarán a la casa de Lady Beatrice Davenham, o Tía Bea, como la llaman todas. Pocas semanas después, llegará el sobrino de lady Davenham y todo de se complicará cuando crea que las jóvenes se están aprovechado de su tía.

Max partió de Inglaterra hace nueve años cuando su tío falleció y él heredó además del título, una cantidad enorme de deudas. Ahora, junto con otros tres socios y amigos, es más rico de lo que habría imaginado. Al recibir una carta medio borrada decide regresar a Inglaterra preocupado por el estado de su tía.

Para mí Anne Gracie es una fantástica escritora, sabe que no necesita saturar sus libros de escenas hot para crear una preciosa novela romántica, es más, aquí solo encontramos una escena de ese tipo y la verdad es que no le hace falta ninguna más. Una prosa cuidada pero sencilla, sin frases rimbombantes ni tramas complicadas, pero con unos personajes que llegas a formar un vínculo cercano y con los que sufres, ríes y sueñas.

Max es un hombre que maduró de golpe cuando con dieciocho años tuvo que abandonar su vida fácil para conseguir recuperar el legado familiar. Abby ha sufrido desde pequeña lo que es la pérdida de sus seres queridos, pero la constancia, lealtad y fuerza de Abby son algunas de las características que forman a este personaje.

Como casi todas las historias de Anne Gracie además de la pareja protagonista nos encontramos con un conjunto de secundarios que dan mucho juego y que participarán en las entregas posteriores. Poco voy a decir de las hermanas ya que cada una tendrá su libro. Mr. Featherby y William, son amigos de las jóvenes que entrarán a trabajar para Lady Davenham, una pareja bastante peculiar y que dan bastante juego; un antiguo ayuda de cámara ex alcohólico y un ex boxeador forman un tándem perfecto aunque atípico. Una mención aparte se merece la propia Lady Davenham, casi podría decir que han despertado a un dragón dormido, ¡estupendo personaje!

Un detalle que me ha sorprendido mucho al leer a esta autora en inglés es el humor tan fino que está presente en algunos de sus diálogos y con los que no he podido evitar sonreír más de una vez. A pesar de que los libros que he leído tienen una traducción bastante buena no sé si se ha podido reflejar esta cualidad tan peculiaridad. Un ejemplo es, por ejemplo, cuando Max se refiere a Miss Chance como mischance, misma pronunciación pero significado casi opuesto, de “Señorita Oportunidad” a “desgracia”. Otro detalle son las frases al inicio de cada capítulo y sacadas de las novelas de Jane Austen, muy acertadas para cada capítulo.

No ha habido nada de este libro que no me haya gustado, he disfrutado muchísimo con su lectura, desde los diálogos, la ambientación, los personajes, la tensión entre los protagonistas, y esa escena final en Bath es el broche perfecto para una novela que me ha dejado con ganas de más. Ojalá alguna editorial se apiadara de nosotras y se decidiera a publicar esta serie.

 subir imagenes

1 comentario:

  1. Me ha hecho pensar eso que dices que en original le has notado un humor un poco diferente a la traducción.
    Coincide con la impresión que he tenido siempre sobre lo decisivas que son las traducciones, que no son el mismo libro sino una versión del libro.
    Normalmente no noto grandes diferencias entre el original y la traducción española. Pero hay autoras que me "suenan" distintas en original que cuando la traducen; por ejemplo, me pasa con Susan Elizabeth Phillips.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.