Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



domingo, 12 de abril de 2009

Heaven, Texas de Susan Elizabeth Phillips

Como siempre dice una amiga lectora a la que quiero mucho, los libros de SEP ganan muchísimo en las segundas lecturas. Leí Heaven Texas hace bastante tiempo y aunque me gustó reconozco que le he sacado mucho más jugo esta segunda vez. Lo que más me gusta de SEP es que no se queda en la superficie: en este libro nos encontramos a Bobby Tom, un ex-deportista de élite adorado por las masas, rico y famoso, y por otro lado, a Gracie, una solterona que no conoce otro mundo que el de su pequeño pueblo y el de la residencia de ancianos donde trabajaba. Hasta aquí todo muy típico, cuando los dos se conocen hay una gran desigualdad pero la superan, se enamoran y son felices para siempre. Sin embargo SEP va mucho más allá: el héroe no es tal, es un hombre inmaduro, con muchas inseguridades, al que la vida le dio todo mientras fue un deportista famoso, pero que cuando tiene que retirarse por una lesión no encuentra ni su lugar ni su identidad. Gracie, por otro lado, esconde unas grandes ansias de vivir y muchas ganas de disfrutar lo poco que la vida le ofrece. Los personajes secundarios por su parte, luchan contra sus propios fantasmas. Una viuda que no se decide a darle una nueva oportunidad al amor por miedo a traicionar a su difunto marido, y el chico malo del pueblo que regresa para vengarse de todos los que le trataron mal, pero que al final encuentra su propia redención. Hay muchos momentos y escenas que me han encantado. Fragmentos divertidos, incluso surrealistas, que encierran ese punto dramático y de gran dureza tan característico de SEP. Sus personajes pueden parecer estereotipos pero al profundizar en ellos descubrimos problemas reales y reconocibles para todos. En esto es donde SEP marca la diferencia, aparte de ser una excelente narradora consigue que te identifiques con unos personajes que a simple vista no tienen nada en común con el lector. Heaven Texas me ha gustado mucho, y aunque el desenlace me ha parecido un poco apresurado para considerarlo un libro redondo, me he emocionado en muchos momentos y me ha hecho reir en otros. SEP es una de las grandes del género, de eso no hay ninguna duda.
Personajes:
El punto fuerte es cómo la autora retrata a los personajes. Todos tienen una gran profundidad psicológica, son imperfectos, humanos, cercanos. En algunos momentos Bobby Tom me ha parecido demasiado inmaduro y egocéntrico y creo que Gracie, como personaje, es mucho más atractivo que él. Pero si tengo que quedarme con alguno, elijo sin duda a Way Sawyer, el malo oficial del pueblo. Como todo personaje de SEP que se precie, no es ni tan malo ni tan frio como parece. Es un hombre hecho a si mismo, luchador, con una infancia difícil, que ha podido superar todas las dificultades y ha regresado a su pueblo como un triunfador. Su historia con Suzy me ha parecido tierna, emotiva, uno de los grandes logros de la novela. La he disfrutado tanto como la relación entre los protagonistas.
Ambientación:
SEP es más una escritora de personajes que de ambientes, por tanto no encontramos detalladas descripciones de lugares ni demasiadas escenas costumbristas. Eso si, los pocos momentos que se dedican al pueblo de Heaven, a sus celebraciones y a las costumbres de sus habitantes están tan cuidados que ayudan al pulso general de la historia.
Escenas:
Hay escenas realmente buenas en Heaven Texas. Casi todas se quedan grabadas cuando cierras el libro, unas por lo divertidas, la mayoria por su emotividad y su ternura. Me gustó mucho la escena del striptease al principio del libro, me pareció muy ocurrente y, por supuesto, la escena del helado, muy sensual y descrita con mucha elegancia. Aunque me gustaría destacar dos momentos: el fragmento en el que Bobby Tom recuerda algo que Gracie suele hacer cuando terminan de hacer el amor, dibujar una pequeña x sobre su corazón "Sometimes she did this funny thing when they finished making love. He'd be holding her against his chest, sort of dozing off and feeling peaceful all the way down to his toenails, and she'd make this little X right over his heart with her fingertip. Just this little X. Right over his heart". El otro es una frase de Gracie donde le dice que ella nunca ha estado en venta, que se ofreció a si misma de una manera gratuita. Es una declaración de amor preciosa: "I love you, Bobby Tom, and I'll love you till the day I'll die. But I've never been for sale: I was a free offering all along" (Te quiero, Bobby Tom, y te querré hasta el dia en que me muera. Pero nunca he estado en venta: fui un ofrecimiento gratuito todo el tiempo)


2 comentarios:

  1. Gracias Roxatín, yo también te quiero.

    Acabo de releer Heaven Texas y confirmo lo que dice Rosa que yo digo. ¡Hala, qué bonito ha quedado! La primera vez me pareció bastante simplona, seguramente la más "fácil" de SEP, pero esta vez, profundizando, le he encontrado más contenido. Me encanta Gracie y como ella misma le dice, al como siempre, perfecto protagonista: No puedo casarme contigo Bobby Tom. Merezco algo mejor.

    Gracie es un patito feo que no se convierte en cisne, como mucho en oca, que son también bonitas, sin llegar a magestuosas. Es una chica segura de sí misma, y humilde. Sabe desde el principio que nunca será suficiente para Bobby Tom, un chico que lo tiene todo, desde belleza y dinero hasta simpatía e inteligencia. Pero los chicos de SEP no son frívolos, aunque lo parezcan, ven má allá de la belleza.

    Me encantan las situaciones disparatadas que crea esta autora y la declaración de Bobby Tom es divertidísima.

    Es verdad que la SEP no rofundiza mucho en la ambientación de esta novela, pero le he encontrado detalles que me han hecho mucha gracia y que de por sí dicen mucho del lugar en el que transcurre. Lo hortera que es el protagonista vistiendo, por ejemplo, esos vaqueros desgastados, las camisas malva, el Stenton y las botas de piel de serpiente, ya te adentran en el ambiente de Tejas.

    ResponderEliminar
  2. A consecuencia de una grave lesión en la rodilla, el quaterback estrella de los Chicago Stars, Bobby Tom Denton se ve obligado a abandonar su prometedora carrera como deportista y empezar una nueva vida. Desde muy joven, Bobby se acostumbró a ser un ídolo de masas, a deslumbrar, a ser adorado y mimado, tanto por sus logros en el terreno como por su atractivo, así que cuando le ofrecen un papel protagónico en una película, aunque no tiene la menor idea de interpretación, acepta. Sólo pone una condición, que la película se ruede en Heaven, en Texas, su población natal, ya que eso le reportará una fuerte de ingresos económica, en una época en gran inestabilidad.
    No obstante, al cabo de un tiempo, una vez firmado el contrato, se replantea su postura y mientras decide si quiere o no grabar esa película, no da señales de vida a los productores de dicha película.

    Cada día que se retrasa el rodaje es una pérdida de dinero para la productora quien, para obligar a la caprichosa estrella a cumplir su contrato, envían a Gracie Snow, la nueva e inexperta asistente de la productora.
    Tras la muerte de sus padres, Gracie ha estado viviendo y trabajando en una residencia de ancianos, con lo que gran parte de su vida la ha pasado rodeada de personas de avanzada edad. Tímida y un tanto solitaria, no está acostumbrada al bullicio del mundo del cine ni a relacionarse con gente joven, mucho menos con hombres atractivos y adinerados, como Bobby Tom Denton.

    Pese a su inexperiencia, Gracie no se amedrenta y se toma muy en serio su nuevo trabajo, el que espera le abrirá las puertas a una nueva vida: a ganar autoestima, independencia, conocer mundo, hombres, gente joven... y perder la virginidad, algo que parece pesarle como una losa.
    Su trabajo depende de obligar al irresponsable Bobby Tom Denton a cumplir con el contrato, con lo que se presenta ante él sin aceptar ninguna de sus negativas y excusas, ni caer en sus trampas para deshacerse de ella.

    Con tal de librarse de la asistente de la productora, una joven con ropa de solterona y un peinado espantoso, Bobby no escatima en estratagemas, aunque ninguna parece lo suficientemente buena para ahuyentar a la mandona y tenaz Gracie Snow.
    Una lucha de voluntades se entabla entre ellos, ninguno dispuesto a dar su brazo a torcer, pero en el proceso algo nace entre ellos. Gracie se siente muy atraída por el atractivo ex-quarteback, y éste no deja de pensar que debajo de esa horrible ropa y peinado se esconde una mujer con un gran potencial.

    Heaven, Texas es la segunda de las novelas que componen la saga de los Chicago Stars cuyo protagonista es Bobby Tom Denton, secundario de Tenías que ser tú. Entonces era la joven promesa del equipo, ahora, varios años después, esa promesa ha logrado brillar con luz propia hasta que una lesión lo aleja del terreno de juego.
    A diferencia de la novela anterior, Tenías que ser tú, el mundo del deporte no está tan presente, puesto que el protagonista es un jugador retirado. El libro parte del cambio de vida que eso supone para Bobby Tom que, impulsivamente, acepta convertirse en actor, aunque en realidad no sabe que desea hacer con su vida.
    Entonces entra en acción Gracie Snow, una joven, tímida, de apariencia anticuada pero carácter firme que no deja de incordiarlo recordándole a todas horas y en las situaciones más alocadas, cuáles son sus obligaciones y cuáles las consecuencias de su irresponsabilidad. Está dispuesta a todo para conservar su nuevo y maravilloso trabajo, que pende de un hilo a causa del ex-quarteback y que en caso de perder la obligaría a regresar a su anterior vida gris. Algo que no desea en absoluto.

    Como es habitual en las novelas de Susan Elizabeth Phillips, el libro está plagado de escenas divertidas y chispeantes. Los enfrentamientos entre la pareja protagonista dan pie a numerosas, en ocasiones provocando hasta carcajadas.
    Tanto Bobby como Gracie van evolucionando según avanza la historia, presentado nuevas facetas sobre sí mismos, descubriéndonos poco a poco su carácter y sus sentimientos.
    La relación entre ambos es una confrontación constante pero bajo tanta desavenencia surge una atracción muy fuerte.
    A Gracie le atrae Bobby, por su carisma y atractivo, porque a su lado se siente diferente y ser consciente que es una mujer joven con los sueños y anhelos de todas.
    A pesar de su tendencia darle órdenes, a Bobby le atrae la inocencia y sencillez de Gracie, rasgos a los que no está muy habituado a encontrar en las mujeres con las que se relaciona. La atracción y curiosidad que despierta en él llega a tal punto de no cejar en su empeño hasta descubrir cómo es ver a Gracie vestida y peinada como una joven de su edad, mostrándole su atractivo... además de los demás hombres.
    Poco a poco la relación va cambiando y dando lugar a una nueva, donde cada uno conoce las debilidades del otro, sus miedos e incertidumbres, donde descubren que aún siendo tan diferentes como el día y la noche hay algo que los une y acerca.

    Por otro lado, entre los personajes secundarios, destacaría a Suzy, la madre de Bobby, y a Way Sawyer, el hombre más repudiado y criticado en Heaven, un hombre con un pasado difícil y que guarda un hondo rencor a la población que le dio la espalda a su madre. Aunque es un hombre odiado y temido, una relación surge con Suzy tras haber quedado viuda. La de ellos me ha parecido una historia realmente preciosa, romántica y muy tierna.
    La verdad es que las tramas secundarias de esta autora siempre logran engancharme, gustándome tanto como la principal. La de Suzy y Sawyer me parece una historia que guarda mucho dolor pero a la vez es muy bonita y emotiva.

    En definitiva Heaven, Texas no deja de ser una versión del patito feo y el príncipe consentido, donde Gracie la protagonista cambia pero tanto físicamente como en su manera de actuar, y donde la ex-estrella deportiva descubre su lado más humano y humilde pero es una novela que atrapa.
    Aunque esta novela no es mi preferida de la saga, me parece una muy buena novela, ágil, emotiva, alocada, chispeante..., como el resto que componen la saga, y una muestra más de la capacidad narrativa e imaginativa de la que hace gala Susan Elizabeth Phillips.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.