Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



viernes, 17 de abril de 2009

Un beso inolvidable de Teresa Medeiros


La respuesta a las plegarias de Laura Fairleigh aparece como llovida del cielo, cuando encuentra, inconsciente en el bosque, a un hombre increíblemente apuesto. Justo lo que necesitaba: si no se casa en pocas semanas, perderá la casa donde vive, que pasará a su anterior dueño, el engreído duque de Devonbrooke. Como en un cuento de hadas, no puede evitar besar al desconocido en los labios, y el hombre despierta… para descubrir que ha perdido totalmente la memoria. Laura decide aprovechar la oportunidad, y le convence de que es su prometida. Un juego que resultará demasiado peligroso, sobre todo teniendo en cuenta la verdadera identidad del aparecido...

ELLA DECIDIÓ FABRICARSE A SU MARIDO IDEAL…
Laura ha rechazado más propuestas de matrimonio de las que recuerda. Sigue soñando con el hombre ideal, caballeresco y obsequioso, pero ahora está desesperada por encontrar marido para no perder su hogar, lo único que tienen ella y sus dos hermanos. Cuando se cruza en su camino aquel joven sin memoria, Laura intentará convencerle no sólo de que ambos están prometidos y a punto de casarse, sino de que él posee todas las cualidades que ella siempre ha soñado encontrar en un hombre.

PERO ENCONTRÓ UN HOMBRE MARCADO POR SU PASADO
De niño, Sterling fue vendido por sus padres al duque de Devonbrooke, que precisaba un heredero. Aquello endureció su corazón y ahora, convertido ya en duque, es un hombre poderoso y despiadado. Un día, cuando se disponía a expulsar a una familia de su propiedad, sufre un accidente. Incapaz de recordar quién es, acepta la palabra de aquella muchacha que dice ser su prometida. Aunque, a pesar de lo que ella diga, él no está muy seguro de que los impulsos que siente sean precisamente los de un hombre bueno y gentil.



Pocos libros en mi humilde opinión contienen los ingredientes necesarios para hacer de ellos una obra única. Sin embargo Un beso inolvidable es sin duda uno de ellos, y en gran medida se debe a sus atractivos personajes.

Laura Fairleigh es una bella, práctica, soñadora e impulsiva mujer que sabe llevar las riendas en su hogar de acogida. En ella recae la responsabilidad del buen funcionamiento de la casa y la educación de sus hermanos menores. Cuenta con el apoyo y el cariño de los criados, a los que considera como su familia, y que con sus acciones o comentarios nos arrancaran más de una sonrisa.
Desde el primer momento queda claro que es una mujer despierta, con un hondo y sincero agradecimiento hacia la persona que los recogió, y a la que llegó a respetar y amar como a una madre. Su responsabilidad le lleva a comunicar al duque el fallecimiento de esta en una sincera y mordaz misiva, provocando con este gesto su mal genio.

Sterling Harlow Duque de Devonbrooke: Duro, frío y cínico caballero, que regresa de la guerra con toda la prepotencia de su condición de duque, a pesar de los sacrificios que le llevaron hasta ella. Inteligente y sarcástico hace tiempo que cerró su alma. En ella no parece quedar espacio para sentimientos y mucho menos para el amor. Toma sus decisiones con la precisión de un cirujano y parece que nada pueda llegar a conmoverle. La carta de la señorita Fairleigh consigue sacarle de su laureada indiferencia y le lleva a tomar represalias. Con este fin, se dirige hacia Arden Manor ahora de su propiedad.

Eleanor Harlow: Madre de Sterling, la conoceremos brevemente en el prólogo y posteriormente por los recuerdos de aquellos que compartieron parte de su vida. Una vida marcada por el desarraigo de la cesión de su hijo a manos del anterior duque. Decisión que si bien ella no tomo libremente, abrió un vacío que nunca se pudo superar en vida. A la muerte de su esposo intentó, sin rendirse nunca al desánimo y la fatiga, tender un puente entre ellos. Un lazo que solo después de su muerte los volverá a unir.

Diana y Thane: Prima y amigo de Sterling respectivamente. Su búsqueda hace que deban reencontrase, pese a estar enfrentados por el final de su pasado amor. Son personajes con garra que nos harán disfrutar de otra historia con final feliz. El temple de ella y el cáustico humor de él, bien los haría acreedores de una novela en exclusiva, pero como no es el caso, disfrutaremos de lo que su valiosa colaboración aporta a la novela.

George y Lottie: Hermanos de Laura, ocurrentes divertidos y tiernos, son de los que propician algunas de las mejores escenas cargadas de humor, sinrazón y ternura. Por una vez los personajes infantiles han conseguido que eluda el hechizo, que en otros casos, despierta en mí la figura de Herodes.

Conociendo un poco a los integrantes habrá que adentrarse en la trama. La novela se divide en dos partes:

La primera se desarrolla dentro de una sociedad rural y se nos antoja llena de color. Cuando Laura encuentra un caballero inconsciente y se rinde al impulso de besarlo, no podía prever la cadena de mentiras que tendría que tejer para lograr sus propósitos. Al prestar su ayuda se deja seducir por la idea de que con él, un nuevo y seguro futuro está a su alcance. La amnesia y el consiguiente desconcierto, le ayudan a implantar en el hombre una nueva personalidad que responde a un nombre: Nicholas Radcliffe gentil soldado retirado, amante de la vida sencilla que regresa a los brazos de su prometida. Un hombre sin tacha, tierno y galante con su dama, y paciente y cariñoso con los niños. Vamos todo lo contrario de lo que nuestro “Nicholas” presiente que es. Él puede oler las mentiras de la mujer, pero por otro lado es capaz de reconocer el entorno, con lo que se siente impotente para desacreditarla y cede o reniega, según le vengan las cosas. Solo una está mas que clara, sus impulsos pasionales son lo suficientemente voraces y evidentes como para ni siquiera intentar eludirlos, pese a lo que diga o piense la dama.
Tras su boda se descubrirá el engaño y el duque de Devonbrooke recobrada su memoria, se deshace de la personalidad de Nicholas como una serpiente se desprende de su piel.

En la segunda parte lo que fue luz se torna oscuridad. Atrás quedan las risas, el calor, el humor y la ternura. El entorno se vuelve hostil, los personajes mudan a seres cargados de dolor, furia y orgullo. Contemplar la transformación de Sterling mas, tras una noche cargada de pasión; hace que Laura se rebele. Su dignidad de mujer la lleva a despreciar su ofrecimiento, su sentido del deber a aceptar su chantaje. Los días se tornan lucha, las noches unión. Sterling intenta mantener su hielo y Laura la llama que consiga fundirlo. Dos personajes fuertes y decididos, dos voluntades enfrentadas conscientes que sea cual sea el resultado, no habrá vencedor. La decisión queda en manos de Sterling, sólo enfrentando su pasado, conseguirá superarlo; sólo abrazándolo, recobrará la mujer que ama; sólo entregando, merecerá su amor.

Ya veis, una trama relativamente sencilla en su propuesta, pero de una profundidad en emociones arrolladora.
Es una obra que te sobrecogerá con un recuerdo y sabrá consolarte con un gesto. En la que vivirás su derroche de pasión, expectante, y con su calor abrirás el camino a la esperanza que ahoga el rencor. Recorrer sus páginas es el reconocimiento y aceptación de un amor que se tiñe de ternura o de ira, se viste de orgullo o desenfrenada lujuria, celebra con risas sus victorias y salpica de lágrimas su dolor. A todo ello mi alma romántica se rindió sin condición.

Atrévete a vivir una historia que te colme de sentimientos, busca entre sus líneas la experiencia de vida que llevas dentro, a veces aun sin saberlo, y cuando vuelvas su última página, creerás que has vivido uno de esos hermosos sueños… que nacen tras un beso.
Un beso inolvidable.





1 comentario:

  1. Pésimo, cada hoja que leía me pareció un suplicio por la bronca que me daba la protagonista. Una persona totalmente egoísta que esconde sus verdaderas intenciones, una rabieta infantil y superficial por un hombre que no conoce, con un sacrificio por sus hermanos y criados. Un sentimiento de posesión tan fuerte como para negarle la identidad a su "amado", que te deja esperando una escena redentora al estilo de "La Promesa" (película con Sandra Bullock) que nunca llega.
    Pero lo que más me molestó fue que una vez que el velo de la mentira cayó, lo único que le preocupaba a la ¿dulce, inocente, piadosa? protagonista era lo que pensaría el pueblo, su deshonra y que su amado no querría saber nada con ella sin detenerse siquiera un minuto a considerar el daño y dolor que podía haberle causado a él.
    Aunque si en lugar de novela fuese la vida real, dudo que pudiera encontrársela culpable de algo ya que evidentemente la falta de cordura es un mal de familia como bien demuestra la hermanita, una asesina en potencia.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.