Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



sábado, 11 de julio de 2009

Después de la medianoche, de Susan Kyle


Argumento

Por una extraña coincidencia Nikki, hermana del candidato demócrata al Congreso, salva de morir ahogado en la playa a Kane Lombard, multimillonario y principal apoyo del candidato republicano. Por distintas razones tanto Nikki como Kane prefieren ocultar sus identidades: ella por no desvelar su rivalidad política; él por mantener en secreto su gran fortuna, inevitable motivo de interés para muchas mujeres, Aun así, surge entre ellos una mutua atracción y no tardarán en descubrir que la insinceridad es incompatible con el amor.


Opinión

Sorprendente novela ¿ Porqué digo esto? Pues porque se la debemos a la siempre controvertida Diana Palmer aunque la firme con el nombre de Susan Kyle.
Parece que el cambio de firma le ayudó a moderar sus excesos, aunque detallines como el que la protagonista mantenga su pureza a pesar de ser divorciada nos hace reconocer que Dianita es mucha Dianita, como para reconvertirse totalmente. Sin embargo a mi modesto entender es bien distinta a las que firma como Palmer. El cafre de turno es simplemente un hombre atormentado y por razones de peso; la virginal boba es una chica resuelta, la trama deja de ser obsesiva en nimiedades y exaltaciones machistas para convertirse en interesante y envolvente, y no está plagadita de diálogos de besugos, con lo que no me diréis si viniendo de Dianita no es sorprendente.

Hay pasión, intriga y amor. Pasión de la buena y con consumación; intriga bien construida y desarrollada, y amor con reconocimiento de ambas partes. Lo dicho, viniendo de quien viene una sorpresa mayúscula. Eso sí, como no podía ser de otra forma "A la virgen hay que preñarla o no sería una novela de Palmer"


1 comentario:

  1. Jejeje ¡cómo me he reido con lo de Dianita! Es que la Palmer es mucha Palmer, qué le vamos a hacer... No tengo el placer de haber leido este libro, pero vamos que me lo apunto. ¡Gracias Mencía!

    Besitos

    Rosa

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.