Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 14 de julio de 2009

Simply love de Catherine Anderson

Cassandra Zerek es la hija de uno de los tantos mineros que viven en Black Jack y que sueñan con encontrar esa veta de oro que los saque de la pobreza. Antes de morir, la madre de la joven le hizo jurar a su marido que haría de su única hija una dama, educándola bajo los preceptos de la iglesia católica. Milo Zerek así lo hizo y Cassandra, pese a vivir en un distrito tan peligroso y tan de hombres, como es el minero, ha crecido rodeada por un halo de inocencia e ingenuidad inusual para alguien de su posición y crianza.
La joven vive dedicada en cuerpo y alma al cuidado de su hermano menor, Khristos, que apenas cuenta con ocho años. Está decidida a tomar los hábitos cuando el niño sea un poco mayor porque cree que ser monja es su vocación, aunque a veces se sienta tentada ante un bonito vestido, unas zapatillas de piel o un hombre tan atractivo y masculino como Luke Taggart.

Luke Taggart es el dueño del imperio minero de la región, pero conseguirlo no le resultó fácil porque su vida no ha sido un camino de rosas. Es el hijo bastardo de una prostituta que no le demostró el menor cariño. Creció y vivió bajo sus propias normas, sin privarse nunca de nada que tuviera al alcance de la mano.
Tras un arduo esfuerzo logró abandonar la miseria que fue el sustento de sus primeros años de su vida, pero en el proceso se convirtió en un hombre amargado, cruel, un déspota sin conciencia ni remordimientos. Su existencia gira en torno a tres ejes: el wisky, los salones de juego y las mujeres de vida disoluta.
Pero un día se percata que ya no hay nada en el mundo que despierte su atención como antes. Está cansado de pagar a una mujer cuando quiere una, está hastiado de las apuestas de juego y de la soledad que lo rodea cuando se encierra en su suntuosa mansión. Con tal estado de ánimo, empieza a preguntarse cómo sería tener a una mujer únicamente para él, pero no una como de los burdeles o casas de juegos, sino una dulce, cariñosa e inocente.
Entonces se cruza en su camino Cassandra Zerek,quien es todo cuanto él desea y Luke se siente impelido a hacerla suya, así que acude al padre de la joven ofreciéndole un jugosa cantidad de dinero a cambio de contratar a Cassandra como su compañía pagada, en otras palabras, su amante.

Furioso, Milo le advierte que su hija no es de esa clase de mujeres, sino una joven dulce con aspiraciones de consagrar su vida a la iglesia. Pero Luke no acepta un no por respuesta y echa mano de todas las estratagemas y tejemanejes que se le ocurren hasta que logra encarcelar a Milo y Ambrose Zerek, el hijo mayor de éste, y engañar a Cassandra presentándose ante ella como un caballero de brillante armadura que le ofrece su protección e instándola, con engaños, a que firme un contrato que la une a él durante el periodo de un año como su compañía pagada. Sin saber qué está firmando realmente, Cassandra sella su destino y junto a Khristos se mudan a la mansión de Luke Taggart.
Sin embargo los planes de Luke no resultan tal como esperaba y seducir a Cassandra resulta ser más difícil de lo que creía porque la joven es tan inocente que no entiende en realidad para qué se la ha contratado.
Con la convivencia, poco a poco la imagen que se ha formado de ella va transformándose en algo más, en la de una mujer que con su inocencia y bondad le hacen sentir un hombre diferente y ser el príncipe que en realidad no es...

Cada vez que termino de leer una novela de Catherine Anderson me siento inundaba por tantas emociones que me resulta complicado expresarme y valorar el libro. Sí puedo decir que me ha encantado y que Simply love, como dice su título, cuenta una historia preciosa que habla simplemente de amor.

Los protagonistas de esta novela son un hombre y una mujer tan diferentes como el día y la noche. Luke es un hombre que puede tener todo cuanto el dinero puede comprar, pero descubre que hay algo que ni con todo el oro del mundo ha conseguido aún: el amor, porque siente que él está incapacitado para experimentar tal sentimiento.
Por el contrario Cassandra, que vive con su familia en unas condiciones deplorables, es una persona que es feliz con lo poquito que tiene, que agradece lo que la vida le da como si de un don se tratara.
Desde hace tiempo observa a Luke de lejos y se siente atraída por él. Cuando lo sorprende donando dinero para los niños huérfanos del hospicio cree tener ante ella la prueba de que es un príncipe aunque se finja disfrazado de rana.
Pero Luke lejos de ser un caballero de brillante armadura sólo demuestra que es un ser ruin, capaz de las peores mentiras y trucos más sucios para lograr sus deseos, porque desea a Cassandra y está dispuesto a todo para conseguirla. En el proceso descubrirá mucho de ella y de sí mismo, sobre todo que a pesar de lo que creía sí tiene conciencia y, lo más importante, que necesita a Cassandra en muchos más sentidos de los que tenían en mente.

Aunque son pocos los personajes que intervienen en esta novela, cuya trama se centra sobre todo en la relación entre Luke y Cassandra, la lectura es muy agradable.
Luke es un hombre completamente imperfecto. Por fuera es atractivo, poderoso, pero por dentro es un hombre sin principios, capaz de las peores patrañas por satisfacer sus deseos. Sin embargo, poco a poco, vamos comprendiendo cuáles son las razones que hay detrás de ese modo de ser, qué es lo que ha hecho que sea así. Y lo más sorprendente de todo, es ser testigos del modo en que Luke trata de cambiar y redimirse de sus errores, unos tan terribles que pueden costarle el amor de la única mujer que lo ha amado en su vida.
Cassandra me ha llamado mucho la atención. No es una mujer de gran belleza, aunque sí atractiva, que destaca y brilla con luz propia. Es demasiado ingenua y cándida, hasta extremos que hacen que sea considerada como alguien con alguna deficiencia, pues es tremendo el grado de inocencia al que llega, pero eso da pie a escenas divertidísimas por la incomprensión que nace entre Luke y ella.
Algo que me ha llamado mucho la atención de esta novela es que, aunque sigue existiendo ese pasado turbio alrededor de uno de sus protagonistas -en este caso Luke- en Simply love hay un deje de humor y travesuras en algunos momentos de la trama.

Entre los personajes secundarios tengo que destacar a Milo, el padre de Cassandra, a los dos hermanos de la joven, Ambrose y el pequeño Khristos, cuyo papel llena de ternura la novela y cuya relación con Luke es muy bonita, así como con Lycodomes, el feo perrazo de los hermanos Zerek, que se convierte un poco en el juez de Luke.

Pero ante todo, Simply love me ha parecido una novela de amor dulce y emotiva, cargada de sentimientos, de errores, de miedos y secretos, que habla de rendición, de perdón y de confianza, una historia de amor cuyo desenlace me ha emocionado mucho y con el que he acabado la lectura con una sonrisa en los labios.
Sólo añadir por último que creo que es una pena que las preciosas novelas de Catherine Anderson no se publiquen en nuestro país porque son inolvidables.

2 comentarios:

  1. Después de leer la crítica de Simply Love, me gustaría saber cómo puedo conseguir este libro en inglés, si se puede.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola maria!

    Yo suelo comprar novelas en inglés a través de Amazon y Bookdepository, donde por cierto el servicio está muy bien. Al menos es mi experiencia.
    En el Fnac y Casa del libro tal vez encuentres algunos, pero en los dos primeros que te menciono, seguro que los encuentras sin problemas.
    Espero que te sea de ayuda.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.