Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



lunes, 29 de marzo de 2010

La novia rebelde de Julie Garwood

Por mandato de su rey, el poderoso escocés Alec Kincaid debe tomar en matrimonio a una joven inglesa. Para ello debe elegir entre las hijas del barón Jamison, con lo que junto a Daniel Fergusson, amigo y miembro de un clan aliado, viaja hasta Inglaterra para conocer y escoger novia. A su llegada descubre que el barón inglés no tiene tres hijas como les había hecho creer, sino cuatro y es a Jamie, la menor de las hermanas a quien Alec toma como esposa.
Tras celebrarse los esponsales, Alec y Daniel, junto a sus respectivas esposas -Jamie y Mary- viajan de regreso a las Tierras Altas.

A pesar de que se trata de un matrimonio concertado por los monarcas inglés y escocés, un mero trámite, Alec se siente intrigado y atraído por su joven y encantadora esposa. Jamie es todo lo contrario a lo que Alec esperaba encontrar, es una muchacha decidida, tenaz, protectora y valiente que no duda en contradecir y oponerse a la voluntad de su hosco marido. Pese a que debería irritarlo, lo divierte y seduce, tanto que poco a poco va cayendo bajo el influjo de la inglesa.

Desde muy pequeña Jamie se convirtió en la guardiana y protectora de sus hermanas mayores, además de en la más devota y cariñosa de las hijas. El barón Jamison no es en realidad su padre, sino su padrastro, y Jamie ha tratado de ganarse un hueco en su corazón. Así que cuando se ve en la obligación de casarse con el taciturno Alec Kincaid accede, después de todo es lo que se espera de ella.

Inicialmente Alec despierta en ella cierto temor, pues enorme estatura y rictus serio la intimidan. Sin olvidar que es escocés. Durante el viaje a las Tierras Altas se percata que a pesar de su fiera apariencia, su marido es un hombre leal, fuerte y protector, con lo que se siente segura a su lado, aunque de igual modo le gustaría saberse segura de su afecto. Pues aunque el de ellos es un matrimonio pactado por los reyes de sus respectivos países, Jamie sueña con conquistar el corazón del rudo escocés con el que se ha casado.

Las novelas de highlanders de Julie Garwood son todo un clásico dentro de las novelas románticas. ¿Quién no ha leído alguna de ellas? Seguramente la mayoría de nosotras sí, con lo que creo que casi no necesitan presentación.
Si tuviese que describir el estilo de Julie Garwood diría que es sencillo, dulce y divertido. Así pienso que es La novia rebelde, una historia sencilla, dulce y divertida.
El punto del que parte es un matrimonio concertado por el rey. ¿Cuántas novelas hemos leído con esta temática? Muchas, sin duda pero esta escritora logra cautivarme con su amena narrativa, con diálogos ocurrentes y con una historia de amor dulce donde las haya.

No obstante y a riesgo de ser criticada por dar mi opinión, diré que creo que las novelas históricas de Julie Garwood tienen un fallo. Históricamente están correctamente ambientadas, aunque no en demasía. Es decir, nos sitúan en la época y contexto en que acontece la trama, nos describe la situación pero no entra en demasiados detalles -no hablo de descripciones- sino que no profundiza, sólo esboza lo suficiente para situar la novela y a los personajes.
Pero así como pienso que esto, lo que hace de ellas unas novelas menos densas y detalladas históricamente, en su defensa diré que son historias que calan muy fácilmente porque transmiten el amor de una manera especial.

Jamie Jamison como la gran mayoría de heroínas de Garwood es una muchacha aventurera, divertida y un tanto especial. Especial en el sentido Garwood, lo que equivale, para aquellas que no habéis leído una novela histórica de esta escritora, a protagonistas con ciertas peculiaridades que hacen de ella alguien divertido e incluso torpe. En el caso de Jamie es su nula capacidad de orientación, lo que la lleva a perderse o desorientarse con suma facilidad y lo que da lugar a escenas entrañables y divertidas. No es que sea relevante para la trama pero creo que sí para conocer el estilo de esta autora.

Alec Kincaid como todo héroe de sus historias es un highlander rudo, fuerte y un poco arisco. No está habituado a ser dulce ni suave ni mucho menos paciente, pero eso es justo lo que Jamie necesita, así que es de imaginar en qué trance y en que situaciones pueden llegar a encontrarse.
Poco a poco va cayendo presa de Jamie y, a su pesar, enamorándose, algo que Alec se juró no hacer. Después de todo el de ellos es sólo un matrimonio concertado, un deber impuesto por su rey. Además para Alec ése es su segundo matrimonio, ya que su anterior esposa se suicidó, según se cree por su incapacidad para tolerar la convivencia con él.
Sin embargo, lejos de un trauma, la experiencia de estar casado se convierte para Alex en una aventura y un sobresalto tras otro, dado el carácter inquisitivo de Jamie y su fijación por hacerse imprescindible para los Kincaid, alterando el orden y las costumbres que durante años han regido a este clan.

La historia de amor de Jamie y Alec es dulce, conmovedora y muy divertida. Aderezado con las aventuras y desventuras en que se ve envuelve Jamie, su voluntad por integrarse al clan de los Kincaid, así como de introducir lo que considera mejoras en su forma de vida, el día a día de la pareja protagonista está lleno de sorpresas.
Además la novela cuenta con personajes secundarios que por sí solos son atrayentes, como Daniel Fergusson, Mary o los highlanders de clanes aliados o enemigos.
En la novela también hay lugar para las intrigas, que es donde hace su aparición el personaje antagonista de La novia rebelde, alguien dispuesto a acabar con Jamie y hacer sufrir a Alec, sobre todo cuando se hace evidente para todos de cuan importante es la joven inglesa para el jefe de los Kincaid.

La novia rebelde es una novela a la que tengo un cariño especial. Aún viendo sus puntos débiles, como antes señalo, es una historia que por su sencillez, ingenio y el buen rato que me hace pasar atesoro, pues me parece una historia dulce, entrañable y divertida que ofrece una agradable lectura y te deja con una sonrisa en los labios. Al menos es mi caso. Y es que a veces no busco nada más en un libro...




3 comentarios:

  1. Que recuerdos me trae esta novela. Creo que fue de las primeras que leí hace ya unos cuatro o cinco años para empezar con la romántica. Y lo que me hizo suspirar a la vez que reír, como bien dices hay escenas muy divertidas.

    Aunque coincido contigo en que el desarrollo histórico no es muy profundo, pero aún asi resulta una novela entrenenida, tierna e interesante de leer.

    Un beso, Carmen

    ResponderEliminar
  2. Coincido con tus apreciaciones.No tiene un desarrollo historico muy profundo y la historia es sencilla pero se deja leer y no quede decepcionada cuando lo hize.

    ResponderEliminar
  3. De esta novela destacaría los personajes, que me cayeron bastante bien. Y su relación amorosa funciona muy bien.
    Lo que pasa es que a mi eso no me compensó (o no me gustó tanto como para compensar), los aspectos fallidos de la novela, como la ausencia de un argumento un poco enjundioso, o que se ambiente en una Escocia medieval de cartón piedra. O que, finalmente, el estilo de la Garwood me resulte muchas veces ñoño, cursi.
    Pero reconozco que es sólo mi opinión porque esta novela gusta a mucha gente.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.