Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



miércoles, 23 de mayo de 2012

Al límite de Erin McCarthy

Serie Fast Track, libro 1º
Tamara Briggs, una independiente madre soltera quería encontrar un hombre nuevo, atractivo, y sin ataduras y no tan joven como el piloto de la NASCAR, Elec Monroe. Aunque él acelere su corazón. Después de ser engañada a una cita a ciegas con él, Tamara se entrega a la pasión. Sin embargo, la relación frena de golpe cuando él le pide conocer a sus hijos. ¿Qué ha pasado con bam-bam-gracias señora? De repente Tamara tiene que decidir cuánto está dispuesta a arriesgar para conocer el poder del verdadero amor.
Tamara Rigg es un personaje que me ha llegado, posiblemente porque perdí un compañero hace años en un acciente de auto y dejó a su esposa viuda, también a la edad de la protagonista, pero con dos niños. Así que me impactó nada más ver el argumento.
Pero Tamara, como todo el mundo, debe rehacer su vida y lo hace al conocer a otro piloto, Elec. Ni que decir tiene la cantidad de dudas de la protagonista ante este hecho, porque para nada quiere involucrarse de nuevo con otro piloto de carreras de autos, ya ha tenido suficiente sufriendo por culpa de uno. Ahora bien, la atracción está ahí y cada vez le es más complicado mostrarse fría.
Erin McCarthy, hasta ahora, era una autora desconocida para mí. Sin embargo Al límite es una novela de trama sencilla, pero lo suficientemente entretenida y divertida, como para estar deseando contar de nuevo con la oportunidad de leer otra obra de su autora.
Tamara Briggis es viuda de un piloto de carreras y madre de dos hijos. Ante el mundo se presenta elegante y atractiva, aunque en la intimidad no puede dejar de reconocer el efecto de la ley de la gravedad, los años y los embarazos que muestra su cuerpo. Han pasado dos años desde el terrible accidente en el que perdió la vida su marido y ha llegado el tiempo de buscar un nuevo compañero: alguien en quien apoyarse, alguien que no esté fuera de casa todo el tiempo, alguien que caliente su solitaria cama. A pesar de sus buenos propósitos lo cierto es que el primer candidato, si bien cumple los dos primeros requisitos, en el tercero falla estrepitosamente.
¿Está dispuesta a estar con un hombre anodino solo por no estar sola? ¿Está dispuesta a renunciar para siempre a unas saludables y satisfactorias relaciones sexuales por la seguridad que le ofrece un hombre aburrido?
La respuesta es, definitivamente, NO.
En la misma fiesta en la que se da cuenta del error que está a punto de cometer, conoce a un hombre que sí altera sus hormonas con una simple mirada: Elec Monroe. Y si el destino parece confabularse para que sea con él con el que abandone la fiesta -tras acabar su relación con Mister insulso-, será su cuerpo el que tome el mando en el último minuto para que acabe pasando la noche junto a él.
A la mañana siguiente tiene claro que ha sido una experiencia de lo más gratificante y adictiva pero, que es del todo imposible mantener una relación con Elec. ¿Otro piloto? Va a ser que no, además es demasiado joven y atractivo. Y encima pertenece a una familia que mantiene una clara enemistad con sus suegros, a los que ella adora.
Sin embargo para Elec las cosas son bien distintas: ha encontrado la mujer con la que le gustaría pasar el resto de su vida y es preciosa. Ahora solo falta convencerla para que le dé una oportunidad.
Al límite puede tener un planteamiento sencillo, pero asegura una lectura de lo más divertida y entretenida. Hay situaciones disparatadas y diálogos ingeniosos cargados de humor. La carga sensual es importante, pero no está exenta de ternura y sinceridad. Sus protagonistas son estupendos y los secundarios que les acompañan, también. Una ambientación distinta, con la imagen cargada de testosterona que parece rodear al mundo de la velocidad, contribuye a que su lectura resulte en cierta forma novedosa.
Al límite es una de esas novelas que procuran evasión, diversión y optimismo. En los tiempos que corren bien merece la pena disfrutar de unos protagonistas de hoy y un amor que triunfa. Y si añadimos la compañía de unos secundarios firmes candidatos a ser algún día protagonistas, mejor que mejor. Yo me apunto. 

1 comentario:

  1. Normalmente en las novelas románticas siempre suelo optar por las históricas pero puede que haga una escepción con esta. Pinta muy bien.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.