Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 15 de octubre de 2013

Regálame París, de Olivia Ardey

Yolanda tiene una habilidad especial para hacer felices a todos, excepto a sí misma. Maestra de niños sordos, sueña con viajar a París. Cuando por fin consigue volar a la ciudad del amor, su novio la deja tirada en el apartamento que había alquilado para el fin de semana. Por suerte, Patrick, su guapísimo casero, le dará alojamiento a cambio de que ella le ayude con el cortometraje que su productora realiza sobre esta mágica ciudad. Él le pide que le regale París a través sus cinco sentidos y Yolanda, mientras recorre sus calles, descubrirá que la dos cosas que su padre le dejó en herencia: el amor por el francés y la lengua de signos, no fueron al azar.
La fuerte atracción hacia Patrick, las divertidas y alocadas vecinas de rue Sorbier y alguien muy especial que irrumpirá en su vida, harán que el regreso a Valencia le resulte mucho más difícil de lo que imaginaba...

Hacer la reseña de una de las novelas de Olivia Ardey me cuesta una barbaridad. Me paso las horas muertas mirando el papel en blanco sin saber por dónde empezar, qué decir, qué contar del libro sin destriparlo y cómo plasmar, para que se me entienda bien, la cantidad de sensaciones que me produce la historia. Y es que es ahí donde radica mi problema para hacer la crítica: en las sensaciones. Porque no es solo que la trama sea bonita, distinta y original, que los personajes parezcan seres reales y que las situaciones que viven sean totalmente creíbles, es que sus libros transmiten emociones. Muchas.

"Regálame París" es una novela preciosa escrita con la calidad, la sencillez, el sentimiento y la calidez que Olivia pone en todas y cada una de sus novelas. Pero es que en esta, además, me he reído a carcajadas en muchas de sus páginas porque tiene unos golpes buenísimos.

Ya solo el título me tenía ganada, así que estaba bien dispuesta a abrir la novela con hambre, con ganas de leerla del tirón. "Regálame París". No me digáis que no es un título precioso y que induce a soñar. Pues con esa intención inicié la lectura.

Y, sí, soñé un sueño precioso durante toda la novela.

Soñé desde que abrí la primera página porque su autora me hizo ver (lo vi, lo vi, lo prometo) el edificio donde se ubicaba la buhardilla en la que habita la pareja protagonista.

Soñé porque vi el barrio y a los vecinos y los conocí como si fuera yo la que hablaba con ellos.

Soñé y viví las emociones de Yolanda en el cementerio, en el tiovivo, cuando fue por primera vez a casa de Sylvie, cuando hablaba con ella, cuando recordaba a su padre, cuando empezó a enamorarse de Patrick...

Soñé a Patrick y sentí su historia personal y lo vi hacer cosas por Yolanda y realizar su cortometraje desde los ojos de ella y quererla poco a poco y cada día más.

Soñé a las mujeres de la historia y las sentí amigas cercanas y participé de sus charlas como una más y me reí y me lo pasé en grande con ellas.

Soñé con el pequeño Didier, con el encantador Marc, con Madame Lulú, con la entrañable Odile, con la fantástica Violette...

Y soñé París y lo vi de nuevo como si fuera yo quien anduviera por sus calles, quien se mezclara con sus gentes, a quien envolviera sus colores, su sol y su lluvia. Y me volví a enamorar de la ciudad recordando cosas que se habían quedado olvidadas en mi memoria. Y la vi de noche desde una minúscula terraza en lo alto de un viejo edificio, rodeada de un mar de tejados y brillando a lo lejos, romántica, la Torre Eiffel, mientras Yolanda y Patrick se amaban.

Y se acabó la novela y desperté con esa pena que te invade cuando se acaba un sueño muy dulce y muy bonito.

Gracias por "Regálame París", Olivia, de nuevo ha sido un inmenso placer leerte.

 

1 comentario:

  1. Mil gracias por tu opinión, Irdala. Sois personas como tú las que hacéis especiales las novelas al abrirlas dispuestas a enamoraros de la historia. Un beso.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.