Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



lunes, 9 de diciembre de 2013

Cuando el amor despierta, de Ruth M. Lerga

Cuando el amor despierta cuenta la relación de Julian y April, a quienes conocimos en Cuando el corazón perdona. La peculiaridad de este libro es que, aunque ha sido escrito posteriormente, en realidad transcurre antes que la historia de Richard y Nicole.

Lo cierto es que nunca pensé que Julian pudiera robar mi corazón, porque lo consideraba un personaje bastante insípido y, de hecho, era el que menos me gustaba de los tres amigos. Dicho esto, debo confesar que al final me ha enamorado de la misma manera que conquista el corazón de April, despacito y profundamente. He vivido en primera persona cómo se iba rompiendo la coraza que tenía este personaje, hasta lograr conocerlo y amarlo, como nunca me ha pasado con un personaje de libro. Yo era muy reacia a coger cariño a Julian, y al final… Vaya sorpresa me he llevado con él. ¿Por qué? Pues no lo sé, porque tal y como son Richard y James eclipsaban totalmente la personalidad de Julian… pero claro, es que a Julian hay que conocerlo… y al final os pasará lo mismo que a mí, que quizás se convierta en vuestro mosquetero favorito.

Algo que me ha encantado de esta novela es la evolución y madurez que he vislumbrado en Ruth M. Lerga. Si bien en Cuando el corazón perdona se podía percibir un poco de frivolidad en sus personajes y un leve exceso de descripción en su escritura, en su segunda novela vemos unos personajes mucho más trabajados y una narración más sensata y fluida. Pero lo más importante de todo es que no ha perdido ni un ápice de su frescura, y mucho menos ha perdido su fantástico humor. Esta novela tiene momentos hilarantes, sobre todo aquellos en los que están juntos Julian, Richard y James haciendo de las suyas.

Es una novela vibrante, conmovedora, apasionada e ingeniosa. Y aunque es más seria que Cuando el corazón perdona, contiene la esencia de Ruth M. Lerga. Hay frases que se quedan en la memoria, que tienes que leer más de una vez, de lo emocionantes y bonitas que son.

Ruth ha mejorado en el tipo de lenguaje que utiliza en los diálogos, ya que en su anterior novela, en ocasiones podía resultar un poco moderno para la época. En esta novela, sin embargo, ha logrado en todo momento que los lectores nos sintamos transportados a otro tiempo.

Me han resultado entrañables las escenas en las que aparece Nicole y se encuentra con Richard… mucho tiempo antes de que comience su relación. Y ver lo que pensaba el uno del otro en ese momento, no tiene desperdicio.

Veo que me estoy enrollando como las persianas y no os he contado nada sobre el argumento de Cuando el amor despierta. Pues aquí va:

Por un lado tenemos a Julian, quien después de la muerte de sus hermanos mayores se convierte en heredero del título de su familia. Pero él odia profundamente a su padre porque siempre les ha maltratado a él y a sus hermanos. Su padre incluso fue el culpable de la muerte de uno de sus hermanos por sus duros castigos.

La única manera de vengarse de su padre es no obedeciendo sus deseos respecto a lo que más le importa en la vida: sus títulos y la continuación de ellos y de su linaje. Por ese motivo, Julian decide que nunca se casará, y mucho menos tendrá hijos que puedan heredar los títulos que tanto ama su padre.

Por otro lado, tenemos a nuestra protagonista, April. Ella es una dama, que tras la muerte de sus padres tuvo que ingresar en un internado en Prusia. Su dote está a cargo de su tío, quien es un ser malvado y quiere quedarse con su dinero sea como sea. Cuando su tío intenta casarla con un viejo para poder quedarse con su herencia, April decide huir a Inglaterra y hacerse pasar por doncella, hasta alcanzar la edad adecuada y poder reclamar su herencia.

April, ya en Londres, se convierte en la dama de compañía de Lady Johanna, la tía de su mejor amiga. Y allí no tarda mucho en cruzarse con el sobrino de esta mujer y a sus descarados amigos: James, Richard y Julian. Pero es Julian el único que consigue hacerle sentir… en todos los aspectos. El resto de la historia tendréis que descubrirlo vosotros, porque no me gusta desvelar más de la cuenta.

April y Julian se van conociendo poco a poco y los lectores somos testigos de cómo se van enamorando el uno del otro. Hay muchísimo romanticismo, deseo y seducción entre ellos.

Julian es romántico a más no poder (¡quién lo hubiera dicho!), sin embargo es más formal que sus dos amigos Richard y James. Pero tiene un toque chispeante y una personalidad arrolladora. Atrapa, y no puedes evitar caer rendida a sus pies. Aunque en una determinada parte de la novela te dan ganas de hacerle ver las cosas desde el punto de vista de Apri. Si tuviera que encontrarle algún defecto sería que le falta empatía. Y eso hace que todavía tengas más ganas de seguir leyendo la historia para ver qué va a pasar entre ellos cuando Julian se dé cuenta de que no solo él sufre.

April es una mujer fuerte pero prudente, sencilla pero con las ideas claras, y decidida a conseguir todo lo que se propone, No tiene miedo, siempre afronta su situación y se hace responsable de las decisiones que toma, con sus consecuencias.

Los personajes secundarios son para quitarse el sombrero, desde James y Richard, hasta Lady Johanna… que es un personaje clave en esta historia y digamos que hace un poco de “Celestina” entre April y Julian. Se le coge tantísimo cariño a esta gran Dama…

En definitiva, me he encontrado con una historia mucho más madura que la primera, con unos personajes muy trabajados y, sobre todo… con un romanticismo exquisito. ¡Ah… y qué decir del epílogo! ¡Mi cara era todo un poema con el epílogo!

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.