Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 28 de octubre de 2014

Un canalla siempre es un canalla, Sarah MacLean

Primera entrega de la Serie "Primera regla de los canallas"

Cuando tenía veintiún años Michael, Marqués de Bourne, perdió toda su herencia, todo su patrimonio y todos sus bienes por culpa de una mala jugada a las cartas. La persona que se hizo con cuanto hasta el momento era suyo fue un amigo de su padre quien, desde la muerte de este, había cuidado de la fortuna del joven marqués.

Nueve años más tarde, Bourne no solo ha conseguido muchísimos más bienes y dinero de lo que tenía entonces, sino que ahora es el propietario, junto con tres socios más, del exclusivo antro de juego de Londres "El Ángel Caído", un negocio que le reporta unos beneficios que no podrá gastar en toda una vida. Sin embargo, esto no es suficiente para él, en su pecho anida la sed de venganza y no se sentirá satisfecho hasta recuperar sus tierras, su casa y hundir en el fango al hombre que lo arruinó.

Quienes hayan leído "Once escándalos para enamorar a un duque" recordarán a la novia abandonada por el duque de Leighton, una chica que a mí, particularmente, me dio pena tremenda ver cómo la dejaban tirada y que aquí la autora ha decidido resarcirla regalándole su propia historia de amor. Así pues, Lady Penelope ha sobrevivido a la humillación y al escándalo de un compromiso roto, y encontrándose ya en la avanzada edad de veintiocho años, tiene todas las papeletas para convertirse en una solterona. Por culpa del escándalo de su ruptura, dos de sus hermanas se tuvieron que hacer a unos matrimonios para nada acordes con su estatus social, y tiene todavía dos hermanas aún solteras que, dadas las circunstancias, van por el mismo camino. La situación requiere medidas desesperadas y es por eso que el padre de Penelope añade a su dote las que en su día fueron la casa y las tierras de Michael y que ahora son suyas por azar. Obviamente, ahora a Penelope le van a llover las proposiciones de matrimonio.

Cuando Bourne se entera de que tiene una oportunidad de recuperar lo que en su día fue suyo, no duda en aprovecharla, aunque para ello tenga que utilizar a la que fue la mejor amiga de su infancia y su juventud.

Voy a empezar diciendo que me ha encantado la novela. No es que la historia sea de una originalidad que rompe y tampoco es que los protagonistas se salgan de lo normal, pero es que eso de que se conocieran desde pequeños, que ella esté solterona y herida, que sea inteligente y esté enamorada desde siempre de él y que él sea un borde y amargado con corazón tierno, me puede y me gana desde ya. No lo puedo remediar.

Michael, a costa de las circunstancias que ha vivido, por culpa de sus errores de juventud y a fuerza de masticar el odio y la venganza, se ha convertido en un ser duro, egoísta y frío. Por supuesto hace lo que tiene que hacer y consigue casarse con Penelope, y una vez que por este medio ya es dueño de su patrimonio perdido, la ignora y su único objetivo es dedicarse a terminar de llevar a cabo su venganza.

Pero Lady Penelope no es la mujer tonta y anodina educada para agachar la cabeza y asumir lo que le toca, ella es inteligente y fuerte y quiere vivir aventuras, así que está decidida a que este matrimonio no sea una carga impuesta, sino a que la beneficie y la emocione en todos los aspectos. Y va a luchar para ganar el corazón de Michael y para recuperar al joven que un día fue.

Me ha encantado la relación de los dos desde el inicio. El hecho de que ya se conocieran y se conocieran además muy bien, da lugar a una relación de complicidad y afinidad llena de recuerdos. Me han gustado las diatribas verbales así como los pensamientos particulares. Esas luchas internas de Michael y esos trocitos de cartas intercaladas a lo largo de la historia que nos muestran la relación que tuvieron un día, me han parecido preciosas.

Michael se ha autoimpuesto un castigo y permanece aislado del mundo en general y de su mundo y de su gente en particular. Sus ansias de venganza lo han destruido por dentro. Es Penélope, su amiga y compañera de la infancia, la que con su cariño, su fortaleza y su entereza le salva, le devuelve la ilusión de vivir y se gana su amor.

Por otra parte, conocemos a los otros miembros del club y ya nos vamos haciendo una idea de qué tipo de personajes nos esperan en los próximos libros. De hecho entrevemos la naciente historia entre uno de ellos y una de las hermanas de Penelope, ¡y promete mucho!

Así que, como he dicho al principio, me ha encantado la novela. Sin ofrecernos nada del otro mundo o al menos nada que no hayamos leído parecido ya antes, resulta una historia de amor bonita, amena, dulce y entretenida, una agradabilísima primera entrega de una serie que pinta muy bien.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.