Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



domingo, 8 de febrero de 2015

La caída de un libertino, de Raine Miller

A Jeremy Greymont le gusta disfrutar sin preocupaciones con mujeres anónimas que no significan nada para él. Pero tras una existencia jalonada de cortesanas y buen whisky escocés se le ha acabado el tiempo. Su abuelo le ha lanzado un ultimátum: debe casarse y concebir un heredero lo antes posible. La encantadora Georgina Russell parece la respuesta perfecta a su problema. Le intriga y atrae como ninguna otra mujer hasta ese momento y por ella se siente dispuesto a renunciar a los juegos sexuales que tanto le gustan. Sin embargo, Georgina fue víctima en el pasado de un brutal asalto que la ha dejado marcada psicológicamente. Algo que él no sospecha y contra lo que tendrá que luchar con todas sus fuerzas, en especial si quiere conseguir que sea ella la que ponga fin a su eterna soltería.


La caída de un libertino es una novela romántica histórica ambientada en la Inglaterra de 1837. Su protagonista Jeremy Greymont se nos presenta como el arquetipo de noble disoluto que lleva años esquivando sus responsabilidades, sin embargo, a sus treinta años, Jeremy es consciente que no puede seguir retrasando el momento de casarse. Y de buena gana lo haría solo por dar esa alegría a sus abuelos. El problema radica en que no conoce, ni cree que haya nacido mujer, que no le aburra mortalmente.

Jeremy es hombre de gran apetito sexual acostumbrado a procurarse placer siempre que se lo pida el cuerpo. Con todo, no está nunca dispuesto a repetir copula con la misma hembra pues, desgraciadamente, ninguna ha captado su interés el tiempo suficiente como para desear repetir esa experiencia. Y si este hecho se produce con las cortesanas, mujeres que viven de ganarse el favor de los hombres, ¿dónde podrí a encontrar una fémina virgen y con el pedigrí necesario, que no acabe por hastiarle hasta el infinito, para casarse con ella?

La contestación a esta pregunta parece que está más cerca de lo que creía pues su amigo Tom Russell le recuerda, que él tiene una hermana que bien podría ser la esposa que busca. Jeremy recuerda a la pequeña Georgina y está seguro de que, tras los años transcurridos desde su última visita, se habrá convertido en una bella mujer. Así pues, después de reflexionar sobre el tema durante una partida de cartas, decide aceptar la invitación de Tom; quizá Georgina Russell sea la respuesta a sus plegarias.

Georgina es una joven y bella dama que ha sobrevivido a una experiencia traumática, sin embargo su progenitor está más preocupado por la reputación de la familia que por su sufrimiento o las secuelas que padece. Es por esto por lo que, sabiendo que uno de sus viejos amigos está dispuesto a contraer matrimonio con ella, hace todo lo que está en su mano para que ese compromiso se lleve a cabo. Poco importa la avanzada edad, el carácter del pretendiente o la negativa de Georgina, su prioridad máxima es evitar el escándalo casando a su hija lo antes posible. La llegada de Jeremy Greymont no cambia nada, aunque el ambiente se llena de tensión. La lucha de voluntades entre los dos caballeros es patente y acabará por desembocar en una escena donde se descubra la fea realidad de Georgina.

Esta es una novela cargada de emociones que parece sorprender tanto a lectores como a sus propios protagonistas. El noble galán que solo deseaba sexo rápido y duro se convertirá en un hombre de infinita paciencia, dulce y entrañable, profunda e irremisiblemente enamorado. Y la bella joven, desconfiada, temerosa y emocionalmente rota aprenderá a confiar de nuevo y a superar sus traumas apoyándose en el amor que siente. Lo cierto es que, como no podía ser de otro modo, Georgina y Jeremy se enamoran aun sin pretenderlo.

La caída de un libertino es una historia de amor bonita e intensa donde su crápula protagonista acabará perdidamente enamorado, lo que no significa que por ello este lobo se vuelva cordero; de hecho me lo he pasado en grande viendo cómo, mientras que Georgina elogiaba la delicadeza con la que la trataba, el “noble” de Jeremy andaba enfrascado en las fantasías eróticas que le gustaría llevar a cabo con ella. 
Esta es una obra con un punto picante, entretenida, y con lo mejor de las novelas de época. Contiene drama, erotismo, su pequeña dosis de intriga, alguna sorpresa y mucho, mucho amor ¿qué mejor forma podemos tener para pasar una tarde de gélido invierno?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.