lunes, 20 de octubre de 2014

Seducida por un canalla, de Elizabeth Boyle

2ª entrega de la serie Rhymes with love
Daphne sabe que el primer paso para casarse es encontrar al hombre adecuado y, por eso, se ve tentada a responder un anuncio en el Morning Chronicle publicado por un caballero sensato que busca a una dama de talante similar. A continuación se sucede una relación epistolar con el misterioso "señor Dishforth" cada vez más tierna y romántica, que para Daphne se convierte en un respiro de los momentos que debe pasar con el insufrible pero seductor lord Seldon, un canalla dispuesto a todo con tal de conquistarla y que, es, además, miembro de una familia en constante disputa con la suya. Ante la perspectiva de conocer a Dishforth, Daphne acepta asistir a la fiesta de su amiga Tabitha Timmons, incluso aunque sabe que allí también estará lord Seldon. Si algún familiar de Daphne la ve en la fiesta, considerarán que está confraternizando con el enemigo y la declararán "persona non grata". Pero eso no es nada comparado con lo que ocurrirá cuando la identidad del esquivo Dishforth salga a la luz...

Daphne Dale solo acepta la boda de su amiga Tabitha con un Seldon porque sabe que ambos están muy enamorados. El enfrentamiento entre ambas familias dura varias generaciones Y Daphne se enfrentará a su familia para acudir al baile de compromiso de su amiga Tabitha, y también para descubrir al señor Disforth, un hombre noble con el que se ha carteado en diversas ocasiones y con el que comparte una mentalidad afín. En el baile, Daphne cree haberlo encontrado tras un baile mágico con un desconocido. Hasta que descubre que es el mismísimo lord Henry Seldon, tío del prometido de Tabitha.

Henry se puso furioso cuando descubrió que Preston, su sobrino y futuro marido de Tabitha, y su amigo Roxley habían publicado un anuncio en el periódico buscando esposa en su nombre. Aunque Henry estaba dispuesto a destruir las cartas, hubo una que llamó su atención, y así comenzó una correspondencia clandestina entre el señor Disforth y la señorita Spooner.

Daphne se ve en la diatriba de tener que seguir fiel a Disforth a pesar de que cada vez disfruta más con Lord Henry. Un encuentro que por avatares de la situación nunca se produce y unos parientes algo entrometidos forman una novela llena de encuentros accidentados y divertidos.

Hasta ahora no había leído un libro de Elizabeth Boyle que no me hubiera gustado, pero Seducida por un canalla no me ha terminado de atrapar. Creo que hubiera sido una buena historia corta, pero no da como para una historia larga, aunque no es nada repetitiva y no se hace pesada su lectura le ha faltado la chispa que tienen el resto de libros de la autora.

Lo que menos me ha gustado ha sido el personaje de Daphne. Me ha parecido una protagonista que se rige por su propio interés, solo accede a acudir a la mansión de los Seldon cuando descubre que Disforth también estará allí, y no por su amiga Tabitha. No sé, creo que le ha faltado fuerza a este personaje y es lo que hace que puntúe algo menos a esta historia. Lord Henry sí que me ha conquistado, aunque no es tan vividor como su sobrino el duque (con el que solo se lleva seis meses) tiene un punto pícaro que me ha cautivado. La parte final de la novela ha sido con la que más he disfrutado. Una mención aparte se merecen las frases de las cartas al principio de cada capítulo.

Uno de los puntos fuertes de esta autora es el grupo de secundarios que giran en torno a sus novelas, y en Seducida por un canalla también podemos ver a un grupo variado que complementan la novela a la perfección. Aunque no será una de mis novelas favoritas, he disfrutado con cómo está escrita y con algunas de las situaciones en las que se ven envueltos Daphne y Henry. Estoy deseando de leer la historia de Harriet y Roxley, y ojalá publiquen la historia corta de la hermana de Henry y el mayor rival de la familia. He pasado un rato estupendo con su lectura pero no tanto como con las otras novelas de esta autora.

Mi valoración es "Buena"

 subir imagenes

domingo, 19 de octubre de 2014

Perdido entre sombras, de CJ Lyons

Libro 2º de la trilogía Operaciones en la sombra

Este segundo libro de la serie empieza un mes después de los sucesos acaecidos en el libro anterior.

Comienza con Lucky en un hospital pasando por unas pruebas médicas para ver qué secuelas le han dejado las brutalidades a las que fue sometido en su cautiverio por «El Predicador». Mientras esto sucede, él lo va recordando (por eso, si se lee este libro sin haber leído el anterior no importa). Lucky Cavanaugh, es un especialista en explosivos a quien la experiencia sufrida le ha marcado de manera profunda. De forma milagrosa ha sobrevivido a la pesadilla, pero emocionalmente está casi muerto.

En unas horas va a asistir a la boda de sus amigos Chase y KC (los protagonistas del libro anterior), pero antes acude con un compañero a una misión rutinaria. Sin embargo, todo sale mal y de nuevo su vida corre peligro: una vez más se enfrenta con «El Predicador» y sus hombres. Herido, huye a través de una traicionera carretera de montaña, de noche y en pleno invierno. Sufre un accidente y es rescatado por Vinnie Ryan, una bióloga del Servicio Forestal, que dejó su trabajo en la ciudad y se refugió en la soledad del campo después de la pérdida de su marido. Juntos tendrán que huir en plena tormenta de nieve, a pie y cruzando un montañoso paraje natural. Se enfrentarán así a los peligrosos enemigos que van tras ellos, a la salvaje naturaleza y a sus propias emociones.

KC y Chase, así como el resto del equipo, tienen también un papel importante en esta historia, pues todos juntos luchan contrarreloj para detener una serie de atentados terroristas y encontrar y salvar a Lucky.

Me lo pasé genial con el primer libro de la serie y estaba loca por leer este segundo, que me ha tenido de los nervios por la tensión, el suspense y el ritmo trepidante de la historia.

Esta autora es autopublicada y está haciendo que sus novelas se traduzcan aquí. La verdad es que está muy bien traducida y la historia se lee de maravilla. Tanto en la primera novela como en esta segunda, las historias de amor transcurren a la misma velocidad que la trama, esto es: si la acción dura tres días, este es el tiempo que tardan ellos en enamorarse. Pero esto, lejos de ser, al menos para mí, un punto en contra, lo es a su favor, porque los protagonistas viven situaciones y emociones extremas en todos los aspectos.

No es una novela larga, así que entre eso y la velocidad con la que sucede la historia, se lee en un suspiro.

Un apunte más: estoy deseando leer la tercera entrega de esta trilogía, que no está traducida de momento y cuyos protagonistas, Billy y Rose, me tienen cautivada desde el primer libro, porque la química que hay entre ellos se palpa.

 

Persiguiendo sombras, de CJ Lyons

Libro 1º de la trilogía Operaciones en la sombra

Chase Westin es un ex marine que bajo la tapadera de haber caído en desgracia para el ejército, regresa a su casa en un pequeño pueblo, con el fin de capturar a un mafioso traficante de armas afincado allí.

Hace unos años, cuando regresaba a su hogar para pasar las navidades, sus padres murieron en un accidente. Esa y otras circunstancias desencadenaron una serie de situaciones personales que hicieron que él y su hermano pequeño, Jay, se distanciaran. Ahora, disfrazado de hombre sin honor, encubierto tras el papel que debe interpretar para llevar a cabo su misión, pretende recuperar la relación con su hermano pero, sobre todo, tiene que tratar de sacarlo del pueblo para que en el caso de que las cosas no salgan bien y se descubra su coartada, no maten o utilicen a Jay para sonsacarle información a él.

KC es una adolescente punk de pelo morado y tatuajes, que viste pantalones ajustados y chaleco de cuero con cadenas. A todos los efectos es la novia de Jay Westin, una chica mala que desde hace unos meses, cuando se trasladó al pueblo, enamoró al muchacho y desde entonces no se separa de él. En realidad, KC es una agente especial de FBI cuya misión es proteger a Jay. Tiene que sacar al chico del pueblo y hacer que desaparezca, pues fue el único testigo de un asesinato y va a formar parte del programa de protección de testigos.

Chase y KC no conocen ni la misión que desempeñan ni la verdadera identidad de cada uno de ellos, por lo que tratando cada uno de cumplir su cometido, interfieren en los planes del otro. Eso ya de por sí es un caos, pero es que para colmo de males, la irrefrenable tensión sexual que sienten entre ellos, dificulta aún más su labor.

Pues me ha gustado mucho, pero mucho, mucho esta novela corta (apenas 180 páginas). Me llamó la atención la sinopsis y los comentarios que tenía en Amazon.com. Como vivo desesperada por que publiquen más libros de Suzanne Brockmann, Pamela Clare o del tipo de historias que ellas escriben, traté de buscar alguna con la que pudiera probar en ebook y que fuera baratito, y quizá porque estaba convencida de que me iba a pegar un patinazo, la he disfrutado sobremanera. Aunque al principio resulta un poco liosa porque te cuesta —o al menos a mí ha costado— centrarte en los personajes, una vez que le coges el tranquillo es un no parar de leer. Tiene los ingredientes necesarios para mantenerte en vilo: suspense, intriga y romance.

Me han gustado los dos protagonistas por su carácter fuerte y porque el rol que desempeñan ambos los coloca a la par, por lo que se enfrentan en una lucha de voluntades, confianza y emociones con las mismas armas.

Como es una serie de tres libros, hay algunas cosas de la trama que no se cierran al acabar la novela y que con toda lógica se irán resolviendo en las otras dos entregas posteriores. A mí no me ha molestado, más que nada porque me pienso hacer con los siguientes, pero lo aviso por si a alguien puede importarle.

No dudo que haya quien pueda poner uno o varios «peros» a la historia, pero yo, como ya me ha pasado con otras novelas que son (¡gracias a los dioses!) una historia de amor dentro de una trama con un mínimo de sustancia, no voy a ser quien lo haga. Y es que me ha gustado la historia, me han gustado los personajes principales y segundarios, me ha gustado la ambientación y me ha dejado con muchas ganas de leer las otras dos entregas de la trilogía.

Aunque no es una lectura profunda, si lo que esperas de una novela romántica no es eso y lo que quieres es entretenerte, pasar un buen rato y te gusta el suspense romántico, no lo dudes y dale una oportunidad a esta autora y a esta novela. Yo estoy encantada de haberlo hecho.


Atrapado en tu misterio - Laimie Scott

Maximilien, agente retirado del gobierno británico, es el encargado de convertir en espía a Fiona, una ex presidiaria de Newgate. Además de prepararla para desenmascarar a quien pretende introducir las ideas de la Revolución francesa en Inglaterra, deberá también inculcarle modales e inventarle una identidad para que lleve a cabo con éxito la misión por la que ha sido puesta en libertad.
Fiona, cuya ascendencia desconoce, ha pasado varios años recluida en prisión y sin esperanza de ser liberada jamás. No sabe cuáles son sus orígenes pues quienes se ocuparon de criarla nunca consintieron en contárselo. Lo único que conserva de su pasado es un colgante que siempre ha llevado en el cuello.
Durante los meses de convivencia necesarios para la preparación de la joven, entre Fiona y Max se forjará un profundo vínculo que derivará, a pesar del devenir de los acontecimientos, en una atracción entre ellos imposible de ignorar.

Dos hombres acuden a la prisión de Newgate en busca de una mujer con unas características muy específicas. La elegida resulta ser Fiona. James y Reginald la llevarán hasta la casa de Max. Max se retiró del oficio de espía tras la muerte de una de sus protegidas. En un principio se niega a entrenar a Fiona, pero sabe que si no lo hace él irá a una muerte segura. Finalmente accede a pesar de que todos sus instintos le dicen que se aleje lo más que pueda de esa joven. Max que puede llegar a ser un poco déspota y mandón cambia de actitud cuando ve las debilidades de Fiona. Cada vez más intrigado por la joven y por su pasado, Max se va implicando en esa misión y en ese oficio que había jurado abandonar. Fiona sin proponérselo se gana rápidamente a los sirvientes de Max que llegan a ponerse de parte de la joven cuando a Max le sale su vena autoritaria.

La novela se puede dividir en dos partes, la primera transcurre durante el entrenamiento de Fiona en casa de Max, también vemos cómo se van conociendo y abriéndose un poco más al otro. Max, como antiguo espía, tiene fantasmas que le acechan y Fiona ha aprendido a no fiarse de nadie. En la segunda parte nos trasladamos hasta las Highlands. Me ha sorprendido esa mezcla de espías y highlanders. Todo ello con la revolución francesa de fondo, el peligro que suponía que esas ideas revolucionarias llegaran a Inglaterra. Fiona debe infiltrarse entre la alta sociedad y descubrir quiénes son los traidores.

En esta novela encontramos dos intrigas muy interesantes, por un lado descubrir el pasado de Fiona, quién es en realidad y por otro descubrir al traidor a la corona que quiere sublevar a la población como acaba de suceder en Francia. La trama que gira en torno a los traidores a la corona es uno de los puntos fuertes de la novela.

Al principio no podía parar de leer intrigada por el pasado de Fiona, ese tío que intentó matarla y cómo terminó en Newgate. Es una mujer directa, que dice lo que piensa y que no se fía de nadie, hasta que Max va derribando poco a poco esas barreras. Pero el entrenamiento acaba antes de tiempo cuando James y Reginald le comunican a Max que se ha acabado el tiempo. Cuando Fiona debe entrar en acción durante un baile, Max sabe que no podrá dejarla sola. Junto a Max estará Ronald, fiel compañero y ayudante que tendrá su pequeña historia de amor. Finalmente Max y Fiona viajarán hasta las Highlands siguiendo varias pistas. Allí descubrirán el verdadero pasado de Fiona, sus orígenes y por qué acabó en Londres.

Por poner algún pero el final me ha parecido un poco apresurado, me hubiera gustado que desarrollara un poco más la escena final en las Highlands, pero en general he pasado un rato bastante entretenido con su lectura.

subir imagenes

viernes, 17 de octubre de 2014

Ángel de gloria - Johanna Lindsey

Angela, una muchacha hermosa y audaz, sólo soñaba con ser amada por Bradford, el rico heredero. El padre de Bradford la había enviado a estudiar al norte del país, transformando a la rústica campesina en una joven dama. Tanto había cambiado ella desde la ultima vez que la viera Bradford, que cuando el azar los volvió a reunir (en la habitación de un burdel elegante) él no la reconoció. Desde la primera vez que ella se entregó a Bradford, él juró que jamás se apartaría de su ángel... hasta que crueles circunstancias se cruzaron en su destino y sobrevino la inevitable y dolorosa separación.

Pues no me ha terminado de convencer. Al principio de la novela, cuando se rencuentra con Angela, no me ha gustado nada la actitud de Bradford, no sé cómo lo aguanta Angela, y después algunas de las actuaciones de Angela me parecían forzadas y poco creíbles....Ese ahora estamos juntos, ahora ella desaparece y él la busca, vuelven a estar juntos, se vuelven a separar, una cosa es que la trama sea ágil, pero la repetición de lo mismo una y otra vez se me ha hecho un poco cansino.

Puedo entender que la chica se guapa, pero que toooooodos los hombres se enamoren y quieran casarse con ella, incluido un forajido creo que es pasarse un poquito.
Además el final me ha parecido un poco precipitado, aquí sí que he echado en falta un epílogo algo más largo, no solo el breve párrafo que tiene.

Lo que más me ha gustado de la novela ha sido la ambientación, esa comparación entre Alabama y Massachusetts, y la época en la que está escrita, durante y después de la guerra de Secesión ha sido un acierto y reconozco que es un periodo que me gusta mucho. Es una pena que ambos protagonistas no me hayan terminado de enamorar, solo puedo decir que al final el personaje que más me ha gustado ha sido Jacob, el padre de Bradford y protector de Angela.

Ángel de gloria no pasará a ser uno de mis libros favoritos de Johanna Lindsey.

 subir imagenes

Cenicienta siempre quiso un wonderbra, de Noe Martínez

Género: Chick Lit

Tres amigas en la treintena luchan por sobrevivir al desamor. Con una tendencia sobrenatural a enamorarse siempre de la persona equivocada, Paulina, Olvido y Coro están convencidas de que algo en el cosmos tiene que haberse confabulado para que sus vidas sentimentales sean siempre tan complicadas. Internet, un viejo amor adolescente y la pérdida del miedo al compromiso son tres de los inesperados elementos que vuelven a ponerlas en el mercado. Una serie de situaciones hilarantes –no por ello menos creíbles– hacen que estas tres chicas nos lleven de la mano por las inquietudes, las felicidades, los desencuentros y la necesidad de amor de toda una generación. 

¡Buenísima!

No me suelen gustar las novelas Chick lit, pero ésta sin ninguna duda se ha convertido en una de mis favoritas. Es como la vida misma. Tiene momentos tristes, tiene momentos irónicos a más no poder, tiene momentos divertidísimos y lo más importante: tiene tres personajes principales que son totalmente diferentes entre si, pero con un carisma único.

Paulina: Una mujer que tiene claro lo que quiere en la vida, pero que no hace más que meter la pata y liarse con quien no debe. Es la más seria de las tres amigas, la más tímida y reservada. Lo está pasando muy mal porque está enamorada de un hombre casado y no sabe qué debe hacer, si seguir adelante o cortar por lo sano. Está confundida y herida. Necesita seguridad y alguien que la quiera y la respete, alguien para quien sea “la única”. Alguien que le haga sentir especial.

Vidín (Olvido): Es la más irónica de las tres. Se rie por no llorar, intenta salir adelante del palo tan grande que ha sufrido, cuando su marido la dejó por otra mujer. Trata de olvidarlo, trata de odiarlo e intenta esconder su dolor tras una capa de ironía y despotismo. Trata de hacerse la fuerte y tomarse las cosas con lo mejor posible. No quiere que su ex marido la vea mal. Vidín es mi personaje favorito de las tres, su ironía y las cosas que le ocurren a la pobre, son para llorar de la risa.

Coro: es aparentemente la más fuerte de las tres. La que se echa todo a la espalda y tira del carro. La que está allí escuchando los problemas de sus amigas, ayudándolas y tomándose las cosas con humor, a pesar de estar atravesando una situación personal muy complicada... pero la inseguridad en su propia vida le está costando un disgusto tras otro en su relación de pareja.

La narración de la novela es elegante, muy elegante. Está cargada de ironía y de doble sentido. Es actual, fresca, original y a la vez sencilla.

Se lee rapidísimo, y tiene momentos realmente divertidísimos. Por ejemplo no puedo evitar acordarme cuando Vidín rememora la sesión de belleza que “sufrió” antes de su boda y que le dejó el culo morado durante meses. O por ejemplo las conversaciones de chat de Paulina y su “Rhett”… son geniales.

Terminas el libro con una sonrisa de oreja a oreja que te dura todo el día, y de vez en cuando sueltas una carcajada cada vez que te acuerdas de alguna escena en concreto. Te deja una sensación de esperanza e ilusión... que a pesar de estar pasando un momento horrible, todo puede cambiar y dar la vuelta en el momento que menos te lo esperas. Y esperanza porque a pesar de los problemas, puede haber un final feliz. 

Es una novela para pasar un buen rato, pero también con ella te puedes sentir muy identificada. Las historias que se cuentan en el libro son como la vida misma. Y te hacen revivir momentos de tu vida y ver el lado cómico de los problemas. Es una buena terapia.

Le doy un Muy bueno


lunes, 13 de octubre de 2014

Nunca dejes de esperarme, de Elizabeth Urian

Julian Montague, el conde y protagonista masculino de esta historia, en el barco en el que regresa de un viaje sufre un intento de asesinato. En la trifulca con su asesino, cae al mar y es rescatado por unos piratas argelinos. Su familia, después de muchas indagaciones y aunque no aparece el cadáver, lo dan por muerto. Él pasa tres años en una prisión de Argel sufriendo todo tipo de vejaciones y penurias sin ninguna esperanza de volver a su vida, a su casa y con los suyos.

Después de un acuerdo entre gobiernos, se produce la liberación de prisioneros y estos son devueltos a Inglaterra. Lo único que Julian revela cuando le rescatan es su nombre y su título. Sin embargo, y como se comporta como un loco, nada más pisar tierra lo encierran en un manicomio. Avisan a su supuesta familia para que verifiquen si el sujeto que tienen encerrado es quien dice ser. Julian luce una espesa barba y una larguísima melena, está delgado y desaseado y no dice ni media palabra. Al advertir que el tipo que no hace amago de reconocer a nadie es, a pesar de todo, Julian de Montague, su hermano y su tío se lo llevan a su casa convencidos de que ha perdido la cordura.

Catherine Montague, la esposa del conde, durante los tres años transcurridos desde la desaparición de su marido, siempre ha sentido en su fuero interno que Julian estaba vivo. Sin embargo, acoge su regreso a casa con desconfianza, desazón y un frío recibimiento.

Muy pronto se empieza a correr la voz por todas partes de que el antiguo duque ha regresado... aunque el pobre hombre está como un cencerro.

Bueno, pues hasta aquí puedo contar porque desvelar un poquito más sería revelar demasiado de esta interesante y divertida trama.

Nunca dejes de esperarme es una novela que engancha desde el principio y que te tiene entretenida y enredada hasta el final. Es una historia con un importante componente de intriga, de hecho a lo largo de toda la lectura estás maquinando quién será el malo de la película.

En cuanto a la relación de la pareja protagonista, no se trata de un romance que ves nacer, pues Catherine y Julian ya están casados y gozaban, antes de la desgracia, de una relación estupenda, es más bien, por las circunstancias de la ruptura obligada, una historia de reencuentro, de confianza y de renacimiento del amor.

La novela está muy bien planteada y trabajada en cuanto a entretenimiento, misterio, intriga (un poco al estilo Agatha Christie) diálogos, humor y personajes se refiere. Incluso para quienes amamos que nos cuenten historias de amor paralelas, hay una pareja secundaria que también tiene su correspondiente idilio con una bonita resolución feliz.

Nunca dejes de esperarme me ha gustado mucho. Desde mi punto de vista es una novela romántica cuya trama es amena y original, escrita de forma sencilla, que procura una lectura fácil y solazada y que lees de un tirón intrigada y divertida hasta el final.

 

domingo, 12 de octubre de 2014

Perderme en ti, de María José Tirado

Alma Jenssen está en la cima de su carrera como fotógrafa de moda, pero siente que vive una vida vacía fotografiando una belleza irreal en la que el amor no tiene cabida, porque sencillamente no existe.

Así que cuando su última conquista rompe con ella, decide alejarse de todo y visitar a su amiga Delia, una antigua agente de modelos, casada con uno de los hombres más ricos del Caribe.

Cuando Alma Jenssen llega a La Bella, la plantación de tabaco más importante de la República Dominicana, propiedad de Cristóbal Ríos, el esposo de Delia, conoce a Hans McBride el capataz de la finca. Un norteamericano testarudo, arisco y taciturno que la tratará con desdén al considerarla sólo una nueva cazafortunas que ha acudido al olor del dinero de su patrón y por el que Alma no podrá evitar sentirse atraída. Porque Hans parece despreciarla con sus palabras, pero sus ojos azules la miran con un innegable deseo.

Pero la atracción que sienten ambos es combustible. ¿Puede el amor surgir en mitad de un campo yermo sembrado de mentiras?

Celos, intriga, envidias y pasión, mucha pasión y erotismo, en unos paisajes de ensueño.

Es complicado hacer una crítica de esta novela y decir las razones por las que me ha gustado tanto sin desvelar ningún spoiler sobre ella. Porque precisamente lo más sorprendente de este libro son los giros que da, que en muchas ocasiones te deja cara de tonta, otras te arranca una carcajada, y otras te quedas con la boca abierta del asombro.

En La Bella nada ni nadie es lo que parece... y hasta aquí puedo leer.

Una de las cosas que más me han gustado de este libro es que aunque está contada en primera persona, narrada por Alma, en todo momento somos conscientes de los sentimientos de Hans, hasta ser capaces de leerle el pensamiento. Gracias a su manera de actuar Hans es como un libro abierto para los lectores. Es un amor, es pasión, es testosterona pura. Bufff, qué pedazo de personaje. Es uno de los protagonistas masculinos que más me ha impactado por su sensualidad. Transmite masculinidad y sexo por los cuatro costados. No, Hans es rudo, es borde, es misterioso, pero atrae de una manera brutal y además es un cielo. Caeréis rendidas por él, os lo aseguro. Y lo más importante, te mantiene intrigada hasta el final con ese aire enigmático.

Esas palabras suyas:
—Sé lo que quieres. Y no te lo voy a dar.

Buaaaaaaaaaaaaaaaa, casi me desmayo con esa escena.

Alma es una chica independiente y luchadora. No se amilana por el carácter de Hans cuando lo conoce, y le planta cara siempre. Son pura dinamita estos dos juntos. Nunca mejor dicho, porque las escenas entre ellos son para enmarcarlas, desde las conversaciones que no tienen desperdicio, pasando por las discusiones, y terminando por unas escenas de cama arrebatadoras, escritas con maestría, que te dejarán sin aliento.

Hans en un principio piensa que Alma es una mujer frívola como tantas de las ricachonas que visitan La Bella, pero pronto se da cuenta de que ella no es lo que pensaba, y lo fascina, le sorprende y le pilla con la guardia baja. No tarda en enamorarse de ella, aunque no quiera confesarlo. Pero los lectores lo sentimos y se nota claramente cómo se enamora hasta las trancas de ella.

Bueno, bueno, y si ya tocamos el humor del libro, es para troncharte. Me he reído a carcajada viva con algunas conversaciones. Lo de la "marandunga" no tiene desperdicio. Las conversaciones de Alma con su madre y con su hermana, me han resultado divertidísimas y la mar de reales. Me recuerda a las charlas que yo tengo con mi madre. Son graciosísimas.

Si os gustó Mangaka, este libro también os va a encantar. Solo que esta historia es más romántica y seductora. Tiene más pasión. Tiene un alto componente sexual, pero de ese que te acelera el corazón sin resultar vulgar. La comparo con Pamela Clare en cuanto a las escenas de cama.

Todo lo que he leído hasta ahora de María José Tirado me ha encantado, siendo novelas muy diferentes entre ellas. Esta autora tiene un estilo muy marcado y muy fresco, pero nunca escribe lo mismo, siempre sorprende. Los que hayáis leído su trilogía paranormal y Mangaka sabréis lo que quiero decir.

En resumidas cuentas, Perderme en ti es una novela adictiva. Tú también querrás perderte en Hans cuando la termines, segurooo.

 

viernes, 26 de septiembre de 2014

Adoro a Mauro, de Yolanda Quiralte

No soy una fan del chick-lit y creo que eso se nota en mi opinión sobre esta novela, y aunque he leído varios libros de esta temática, no todos me han gustado lo suficiente como para leer más de este género o de la autora correspondiente. Lo he terminado anoche, y aunque el libro no está mal, me esperaba más, no será uno de los que relea.

Conforme avanzaba la novela iba mejorando, pero para mí algunas de las situaciones más que graciosas rayaban la vergüenza ajena. Aunque la valoración final es regular tirando a buena.

Algunos de los diálogos me confundían un poco y mezclaban los pensamientos de Mauro y el diálogo en sí. Y palabras como "juasss" y "eing" no las veo yo muy acertadas ponerlas en un diálogo. Una cosa es que sea un libro actual o chick-lit, pero introducir palabras de la vida cotidiana no me atraen para leer un libro, será que una es más exquisita de lo que pensaba. Sí es cierto que de la mitad hacia el final me ha ido gustando más, he encontrado a ese Mauro y las situaciones que habéis comentado, como por ejemplo la visita a la vidente.

En cuanto a los personajes, qué decir de Chuso, ese gay loca perdida, con su lazo en la cabeza, las camisetas de tirantes que no le tapan ni las tetillas y los pantalones de colores chillones, por no hablar de cómo gesticulaba y hablaba, me ha parecido un estereotipo en toda regla. Hasta el propio Mauro se da cuenta que ha madurado, o eso pensaba yo hasta que he llegado al final y me he dado cuenta que Mauro es una de esas personas que no madurarán jamás. Me hubiera gustado alguna conversación más entre Mauro y Marta porque solo tiene tres o cuatro a lo largo de la novela, sin contar las que se gritan el uno al otro, creo que se declaren enamorados lo veo un poquito forzado, sexo sí, pero ¿amor? No estoy muy convencida, la verdad.

SPOILER

Aunque lo que me ha parecido más extraño de toda la novela es que Marta y Felipe se enfadan con Mauro (normal, teniendo en cuenta todo lo que le dice a Marta), pero entiendo que Mauro pensara que Marta estaba casada, y no sé cuándo intenta explicárselo ella, porque yo esa parte no la recuerdo. Si Carla la llama mamá y Marta habla del padre, es normal que Mauro pensara que era el marido de Marta.

FIN SPOILER

Resumiendo, es una novela graciosa, se lee muy rápido, pero aparte de unos cuantos clichés, la historia de amor en mi opinión se podía haber aprovechado mucho más.

 subir imagenes

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La hija del cónsul, de Teresa Cameselle

La hija del cónsul es la primera novela romántica de la autora Teresa Cameselle, que a mí me ha sorprendido muy gratamente. Ganadora del Primer Premio de Talismán de novela Romántica, considero que Teresa es una autora valiente y original que se ha atrevido a escribir una novela romántica con personajes españoles, ya que la protagonista del libro es española y el protagonista es medio español. Esto es algo que me ha encantado, ya es hora que las escritoras españolas vayan usando nuestra rica historia para escribir novelas ambientadas en cualquier parte de nuestro pasado.

Teresa Cameselle es una autora de narración fluida, sencilla, directa y que tiene muchas tablas a la hora de utilizar nuestro lenguaje. Por todo esto, el libro está dotado de una gran riqueza gramatical.

Esta novela nos sumerge en un mundo exótico de jeques, harenes y conspiraciones políticas, donde dos culturas tan diferentes se unen.

María Elena es la hija del cónsul español en el sultanado de Bankara. Es una joven vivaracha, inteligente y extrovertida que no se podía imaginar su destino: ser raptada por unos desconocidos y entregada al sultan como parte de su harén. Allí conocerá los misterios de una cultura que desconoce y a la que llegará a amar. Pero las cosas no son lo que parecen, y sus raptores no resultan ser personas malvadas y sin escrúpulos, por el contrario se va desvelando los sucesos poco a poco, donde los asesinatos, las conspiraciones políticas y las identidades falsas son los protagonistas. Allí, María Elena se enamorará poco a poco de su captor, un hombre misterioso de ojos verdes que oculta un secreto...

Como dije antes, La hija del cónsul me ha sorprendido gratamente. Su ambientación es preciosa y te hace sentir parte del libro... te ves paseándote por esos zocos llenos de olores exóticos y vivos colores. Echaba de menos una buena novela sobre jeques, pero también tenía ya ganas de encontrarme con un libro en el que la presencia española fuera protagonista. Muy bien documentado, muy bien ambientado y muy bien narrado.

Esta novela me recuerda en parte a libros como Ángel de plata de Johanna Lindsey o La novia cautiva de la misma autora. Es una novela como las de antes.

No es una novela donde vayas a soltar una carcajada a cada instante. Se trata de un libro serio, pero con una historia de amor bonita.

El protagonista masculino está menos desarrollado que la protagonista femenina. Pero en general todos los personajes me han gustado, aunque veo que les falta un "algo". Alí parece un hombre duro y sin escrúpulos, pero no lo es, es un hombre que en cuanto se enamora, entrega su alma y daría la vida por la persona a la que ama. De todos los personajes, los que más me han llamado la atención y más me han gustado son Mercedes y el hermano de Alí. Me encantaría que la autora escribiera una novela y que la protagonista fuera Mercedes, que es la hermana gemela de María Elena.

En resumen, La hija del cónsul es una novela para pasar un rato agradable, es original y se lee rápido. No se hace pesada en ningún momento y yo he agradecido mucho su lectura, ya que estoy bastante saturada de siempre lo mismo: regencia, edad media...

No es para mí una gran novela romántica, pero está muy entretenida para pasar un rato agradable.

Mi valoración es de: Bueno