Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



viernes, 17 de abril de 2009

Amante oscuro de J.R. Ward

En las calles de Cadwell en Nueva York se mantiene una encarnizada lucha entre dos bandas, dos razas: La Hermandad y sus cazadores y asesinos.
La Hermandad la componen seis vampiros y guerreros que arriesgan su vida por la protección y supervivencia de su raza, perseguida y diezmada lo que la ha situado en una peligrosa situación, la población de vampiros ha disminuído alarmantemente.Wrath, Rhage, Zsadist, Phury, Vishous y Tohrment se han sometido a duros entrenamientos para poder luchar y proteger a su especie.
Son vampiros, son guerreros y cada uno de ellos carga con una maldición propia que los mantiene aislados, solos... tan solo uno de ellos Tohr tiene compañera, el resto viven solos sin ninguna compañía, tan solo tienen a la Hermandad que los une en su lucha por la supervivencia de su raza contra los asesinos de su pueblo.

Los Hermanos, aunque no de sangre, sí de vínculo, son seleccionados por sus habilidades tanto físicas y mentales como por sus habilidades sanadoras. Agresivos, autosuficientes no se relacionan con otros miembros a no ser que necesiten alimentarse.
La sociedad de asesinos y cazadores de vampiros son humanos que han vendido su alma, lo que les despoja de vínculos, de edad y con el tiempo su piel, cabello y ojos empalidece visiblemente lo que les otorga unos rasgos y olor característicos de dicha sociedad.

Rhage es el mejor guerrero del grupo además del más atractivo, pero tiene un lado oscuro y violento, Zsadist fue torturado y esclavizado, una cicatriz le cruza el rostro, lleva el cabello prácticamente rapado y varios piercings en su cuerpo, y el resto de la Hermandad teme que esté cercano a la pérdida de su alma, Phury es su gemelo, lleva una prótesis en una pierna, cabello multicolor, y por decisión propia se mantiene célibe, Vishous es el especialista en tecnología y lleva perilla, una gorra roja y un guante que oculta su mano izquierda... y por último está Tohrment.

Wrath es el rey de los vampiros, es el único de toda la hermandad que es un vampiro "puro", nacido de padre y madre vampiros. Es prácticamente ciego lo que le hace ocultar permanentemente sus ojos con unas gafas oscuras. Como todos, viste de cuero y es imponente,enorme, una masa de músculos y tendones duramente entrenado para la lucha. Es el líder de la Hermandad además del rey de los vampiros.

Poco antes de su muerte Darius, el séptimo vampiro de la Hermandad le pide a Warth cuide de su hija Beth, medio humana medio vampira que está a punto de pasar por la transición, convertirse en vampira, pero es un proceso peligroso puede significar su muerte o bien la conversión lo que implica un cambio de vida, estilo y raza, abandonar su vida humana y pasar a vivir entre las sombras de la noche. Wrath se niega, pero tras la muerte de su "hermano" y amigo busca a Beth para instruirla y advertirle....

Beth desconoce sus orígenes y procedencia. Se ha criado en casas de acogida tras la muerte de su madre tras darle a ella a luz, nunca conoció a su padre. Es en la actualidad una periodista que vive como una más entre la multitud de Caldwell, en Nueva York.Pero tras la irrupción de Wrath en su vida ésta sufre un vuelco de 180 grados: la entrada en una vida en la oscuridad, la conversión en vampira y... una intensa y sensual relación con el líder de la Hermandad, pese a la inicial reticencia por parte de ambos. Beth teme a ese enorme desconocido, Warth no quiere vínculos ni lazos de ningún tipo, tan solo la ayudará a pasar la transición se dice, pues su sangre es poderosa, antigua y la más fuerte... pero los planes están hechos para romperse y el peligro les une en una ardiente y sensual relación que los vincula irremediablemente.

Amante Oscuro presenta un mundo de sombras y vampiros, un mundo hipnótico y electrizante, un mundo aparte con personajes intensos y perfectamente caracterizados, en una trama perfectamente hilvanada, coherente y apasionante, realmente apasionante.
Desde la primera página me he sentido inmersa en una dimensión aparte, totalmente distinta de otras novelas paranormales y de otros vampiros. Son personajes humanos, sí ,y pese a ser vampiros, que desprecian a los humanos, destilan sentimientos humanos por los poros.

Los vínculos entre los diferentes vampiros se palpan constantemente en un entramado de situaciones y secuencias trepidante y atemorizante. Encontramos algo así como una realidad alternativa, una especie que convive con los humanos pero en las sombras ocultando su naturaleza, una especie que tiene su propia jerarquía, normas y principios y, el origen, la fuente de la que proviene su creación. Todo perfectamente justificado, detallado y explicado de modo que no encuentras lagunas y te deleitas con una novela impresionante.

Empecé a leer un poco asustada (aunque no por los vampiros) sino por las expectativas que tenía puesta en la historia. Tantas alabanzas, recomendaciones... que a veces te decepcionas, pero no en este caso. Al contrario me ha impresionado y hechizado más de lo que creía posible. No todas las novelas de vampiros son iguales, ésta es la muestra. Como inicio de una serie es una novela soberbia, difícil de superar, pero el resto de vampiros son tan atrayentes, magnéticos y atractivos como Wrath el vampiro ciego, de modo que el resto de libros prometen y mucho.

Es una historia intensa que refleja tantas emociones, sensaciones que los personajes te parecen casi reales, cercanos y creíbles, muy creíbles. A mi me han enamorado totalmente, tengo que reconocerlo y me han hipnotizado y embelesado como hacía tiempo no lo hacían unos personajes. La historia de amor entre Beth y Wrath es cautivante, intensa y erótica, muy erótica. Los sentimientos entre ellos se palpan y los giros y el transcurso de la novela está muy bien plasmado y conseguido. Cada personaje tiene un rol justificado y unas características que lo definen. Cada uno de ellos es único y un granito de arena más en todo el conjunto de modo que todas las subtramas, todas las escenas te mantienen en vilo y te hacen querer saber más de los demás vampiros y también de los otros personajes. Además tiene el aliciente de conocer a los otros vampiros y una historia entre dos personajes que se inicia...






1 comentario:

  1. El tema paranormal suele gustarme mucho, y si va sobre vampiros ya ni te cuento. Un día me ofrecieron leer una nueva saga de chupasangres y ¿cómo podía negarme? En "Amante oscuro" la manera de describirnos el mundo de los vampiros me parece diferente a lo que yo había leído, más seria, más coherente. Los vampiros tratan de preservar su intimidad y se cuidan mucho de que los humanos descubran su existencia, aunque a veces no les queda otro remedio que mezclarse con alguno de ellos. Necesitan sangre y tienen que chuparla (aunque eso de que sean inmunes a todas las enfermedades... vamos a tener que pedirles trasfusiones). Tienen sus costumbres y sus rituales. Los protas son un grupo formado por los vampiros más fuertes del género cuya misión es proteger a su especie y a una "diosa" a quien adoran que, según la autora, "es una diminuta figura que estaba completamente cubierta de seda negra. La cabeza, el rostro, las manos y los pies. Todo." y que para mí, con esa descripción, pierde toda autoridad, pues más bien parece una tortuga ninja.

    La narración me parece impecable, la historia, aunque pudiera parecer más de lo mismo, me ha atrapado desde el principio hasta el final, y los personajes están tan bien descritos, tan bien contados, que parece que los conoces de toda la vida. Por cierto, el personaje Zsadist me recordó mucho al Zarek de la Kenyon.

    Wrath, el protagonista masculino es un vampiro destinado por herencia a ser rey de su especie. Todo su cuerpo es pura perfección, excepto sus ojos, que ven menos de lo que deberían (me chocó lo de su ceguera porque es la primera vez que leo algún defecto físico en el prota principal). La autora consigue fabulosamente hacernos sentir ese poder que emana de cada uno de los poros de este Rey Ciego, el poder se presiente cuando habla, cuando actúa y cuando siente. Guarda una enorme sensación de culpabilidad de cuando era joven que le hace mostrar un carácter hostil al principio, pero todo se debe a una gran necesidad de afecto.

    Beth, mitad humana mitad vampiro, lleva una vida totalmente cotidiana, incluso aburrida. Demasiado trabajo para perder el tiempo con hombres. Está sola y anhela un cambio en su vida. Hasta que conoce a Wrath. Todo su mundo se pone patas arriba cuando descubre que dentro de poco va a tener unos larguísimos colmillos dentro de su boca. Y no sólo por eso, sino porque la atracción que siente por este vampiro va a dar lugar a una fuerte relación de amor. ¿Pero quién no acabaría enamorándose de Wrath? Si la trata con una dulzura, con una delicadeza, siempre pendiente de ella, de sus necesidades, de su vida. En la escena del baño cuando la ayuda a ducharse me emocioné. ¡Qué hombre! Con qué fuerza la ama, con qué intensidad.

    Mantiene vivos al resto de personajes secundarios porque sus apariciones no decaen en ningún momento. Y en cuanto al malo, el señor X, no será malo malísimo, pero menudas intenciones tiene. A mí me ha puesto nerviosa en más de una ocasión. Eso de ser impotente (vete tú a saber que complejo tenía su creador, el Omega) no lo lleva muy bien y trata de vengarse del mundo como puede.

    En fin, un libro que me ha entretenido muchísimo y que me ha mantenido expectante hasta la última hoja. La señora Ward se ha ganado otra seguidora.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.