Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 16 de abril de 2009

Cita a medianoche de Suzanne Forster

El famoso fotógrafo Nick Montera es acusado del asesinato de una modelo con la que en el pasado había mantenido una relación. Las pistas en su contra parecen, a simple vista, muy concluyentes para dictaminar su culpabilidad. El fiscal del distrito quiere una evaluación psicológica que haga más fuerte el nudo alrededor del cuello de Montera, lo que significa la pena de muerte, que es a lo que se expone si el jurado lo considera culpable del asesinato de Jennifer Taryn.

La psicóloga a la que se le encarga la evaluación es Leigh Rappaport, novia del mismísimo fiscal y acusador en el caso Montera.
Pero a medida que Leigh se adentra en la mente de Montera, el enigma que lo envuelve acusado se hace mayor, así como la peligrosa atracción que despierta en ella.
Nick Montera es una leyenda, tras la acusación de asesinato su popularidad va en aumento, así como su legendarias hazañas como amante.
Leigh es muy consciente de la salvaje masculinidad que parece emanar de Montera, así como del peligro que entraña, no sólo porque podría estar cayendo bajo el influjo de un asesino, sino porque su carrera como psicóloga puede irse al traste y su vida acabar en las manos de un criminal.

Nick Montera creció en los barrios más pobres, entre bandas y violencia. La fotografía fue lo que le salvó la vida y un escalón para salir de los bajos fondos. No obstante, es un hombre enigmático, duro y muy sexual que exuda erotismo y despierta la atracción entre las mujeres con suma facilidad.
Para Leigh su mente es un enigma que necesita descifrar pero a medida que trata de ahondar en ésta se siente más subyugada y atrapada bajo el hechizo de Montera.
Pero debajo de su temperamento explosivo, de su fama de mujeriego también descubre un hombre marcado por una infancia terrible y una culpa que le oprime el alma. Y un hombre que puede arrastrarla a un torbellino de sensualidad desconocido.

Nick está determinado a probar su inocencia al precio que sea, aun si eso implica utilizar a la joven psicóloga asignada a su caso. Pero tampoco él es indiferente a la atracción que Leigh despierta en él.
Ambos son conscientes de las consecuencias de cruzar la línea entre paciente y terapeuta porque no sólo está en juego sin vidas sino también sus sentimientos.

Cita a medianoche de Suzanne Forster es una novela que me ha atrapado de principio a fin. Con una trama apasionante y unos protagonistas de personalidades muy bien definidas, la autora crea una novela que aúna suspense, sensualidad y amor de una manera, en mi opinión, magistral.
No sé qué tienen las historias de amor entre paciente y terapeuta que atrapan. Será esa noción de lo prohibido, o la expectación de cómo cambian los roles de los protagonistas, de las consecuencias que esa relación puede suponer, pero en este caso, me parece una de las piezas fundamentales a la hora de valorar la novela.

Desde la primera escena entre Leigh y Nick la sensualidad que rodea a esta pareja es casi palpable.
Nick es un protagonista rudo, temperamental, peligroso, seductor….muy sexual y además acusado de asesinato. Creo que estas características hacen de él un hombre a temer pero a la vez es un seductor.
Leigh cae bajo su influjo desde el principio, pero se resiste. Son muchos los factores que debe evaluar: su pareja, su trabajo, su vida… pero en cualquier caso Nick parece enredarla en una tela de araña en que va envolviéndola poco a poco.

Creo que el suspense psicológico que rodea la trama de esta novela, junto con la masculinidad tan evidente de su protagonista, son dos de los pilares clave de Cita a medianoche.
Uno de los puntos más logrados y que, al menos a mí, me ha atrapado es que nunca estás segura de cuál es la verdad. Así como en otras novelas es bastante evidente quién es el asesino, o lo intuyes, en Cita a medianoche esa certeza creo que es más sospecha, porque realmente según vas leyendo se puede ver que cualquiera puede ser el asesino, tanto Nick Montera como otros de los personajes que se barajan.

Indudablemente Nick Montera, el protagonista masculino, es uno de las piezas clave y de los elementos más atractivos de la novela, pero la protagonista femenina me parece un personaje muy coherente y muy humano. Es una mujer que vive una relación de pareja sin futuro, al menos por su parte, una mujer que se impone normas y códigos muy estrictos. Pero Leigh es también una mujer que quiere utilizar la razón y la lógica para ahondar en la verdad, pero es entonces cuando ve cuáles son sus sentimientos y como la atracción que su paciente despierta en ella le nubla el juicio.

La psicología de los personajes, tanto de los principales como de los secundarios, está muy estudiada y trabajada. Tanto es así que es el transcurso de la novela lo marca las pautas y va mostrando cómo es cada uno. No son personajes planos, sino muy evolucionan.

Hay novelas en que al desarrollarse una trama policial o un misterio, la historia de amor pierde fuelle. No es éste el caso. Aunque la verdad sea dicha no se nos plantea como una historia de amor desde el principio, sino como una peligrosa atracción entre un hombre y una mujer: el acusado de un asesinato y la psicóloga que debe evaluar la conducta violenta de éste.

En definitiva, Cita a medianoche me ha parecido una novela brillante, apasionante que consiga atrapar con una historia de amor muy sensual y peligrosa, a la vez que nos envuelve en la resolución de un crimen. Es muy importante el suspense psicológico, más que el asunto del asesinato. Este hecho me ha parecido muy original y muy bien desarrollado.





3 comentarios:

  1. Ya me he dado el gustazo de leerla. Esta es una de esas novelas en las que la trama es buena pero queda totalmente eclipsada por el protagonista masculino.

    Nick Montera es un coctel explosivo, pocos protagonistas son tan complejos y atractivos. Despliega tal cantidad de registros como para volverte loca: Sensual, duro, sensible, agresivo, inteligente y chulo. Su forma de amar es como él, con lo que os podéis hacer una idea de como se las gasta ( debería llamarse Peligro y de apellido Pecado, no os digo mas). Un seductor nato al borde del precipicio desde su tierna infancia, marcada por la tragedia; un hombre curtido con un inquietante concepto de la belleza, una víctima o un verdugo de su realidad, Nick Montera es sencillamente letal.

    Con un protagonista de este calibre, una psicóloga con sus propios traumas y fantasías, novia del fiscal del distrito que lleva su caso, unos buenos secundarios y un asesinato por resolver, tenemos una novela estupenda sólo apta para las que disfrutan de los sabores fuertes de la vida.

    En mi caso fue un acierto, que debo de agradecer y mucho, al alma caritativa que me la prestó ( gracias Ana)

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminarlo y lo he disfrutado de principio a fin. Es de esos libros a los que no les sobra ni una sóla página, con las escenas de sexo justas y muy bien narradas, sin saturar al lector, y con una buena trama de suspense. El protagonista es de los que me gustan: frio, duro, arrogante y envuelto en un halo de misterio, de forma que hasta el final no sabes quién es en realidad, pero con su dosis de sufrimiento también. En la línea de Stuart, Howard y Sandra Brown.

    Y de nota, ese Nick Montera bajo la lluvia, completamente mojado y apoyado en un coche y con esa mirada en sus ojos azules que parecen decirle a la protagonista: "He venido sólo por ti". Genial.

    Ana, no sabes lo bien que me lo he pasado leyendo esta novela, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  3. Es agradable leerla, si bien, resulta irritante constatar que la autora no sabe que una cosa son los hispanos( americanos de habla española) y otra los españoles ( europeos de raza blanca )

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.