Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 16 de abril de 2009

Deseo de Nicole Jordan


Lucian, conde de Wycliff, es un famoso amante y un magistral espía. Siempre ha eludido el matrimonio, hasta que un roce con la muerte le hace anhelar un hijo que lleve su nombre. En el momento en que el perverso y sensual Lucian comienza a acechar a la atractiva Brynn Caldwell en una playa de Cornualles, sabe que ha encontrado a la mujer con la que desea casarse.
Brynn cree que la fascinación que el notorio crápula siente hacia ella se debe a una maldición centenaria que condena a las mujeres de su familia y que acabará con la vida de Lucian. Las circunstancias la empujan a casarse con el conde de Wycliff, y aunque Brynnle entrega su cuerpo, no se atreve a darle su corazón.
El conde de Wycliff se verá envuelto en una espiral de peligros y de traiciones comprometedoras, perro no dudará jamás en arriesgar su vida para ganarse el esquivo corazón de su esposa.


Una vez mas esta autora nos introduce en su obra con una escena que corta el aliento. Un maravilloso aperitivo de lo que sin duda vamos a encontrar a lo largo de sus páginas y que nos mantendrá toda la novela en la tensión e intriga de que circunstancias hacen que se desemboque en ella.

Con una sinopsis tan trillada, solo el recuerdo de la impresión más que la consecución del buen hacer de esta autora, fue la que me llevo a sumergirme entre sus páginas y lo que era promesa se convirtió en realidad.

Cierto, que para una mente analítica como es muchas veces la mía, el hilo conductor de base no es muy acertado. Rarita que es una, eso de las maldiciones del pasado y sueños compartidos que justifican reacciones, tiende a erizarme el vello de la nuca pero superado ese impedimento a mi intelecto, los personajes, las escenas, los sentimientos, la intriga y la historia de amor, me han hecho disfrutar de principio a fin.

Las razones que llevan a nuestros protagonistas al matrimonio no pueden ser más opuestas. Arrebato, anhelo y prepotencia por parte de él y chantaje y sacrificio con baño de oculto deseo por parte de ella. El hombre que se nos presenta cautivado y decidido a la conquista, nos sorprende con un “frío” despego después de su noche de bodas (romántica como compartir anochecer en una solitaria playa) y justifica con el anhelo de un hijo, el deseo que le arrastrará una y otra vez a la cama de su esposa. La consecuencia es obvia, Brynn ya de por si mas que remisa a entregar su corazón, va llenando el vaso de su determinación y resquemor. La convivencia se hace difícil, el distanciamiento les procura una falsa seguridad en sus erróneos principios y sin embargo, no consigue aportar la paz que ambos buscan con tanto ahínco. Poco a poco Lucian aun manteniendo su coraza, se va permitiendo reflexionar sobre sus acciones y sentimientos, la presión del trabajo y su recelosa inteligencia no ayudan mucho, pero acaba por reconocer sus errores e intentar enmendarlos. De ahí a admitir su amor solo nos regalará escenas de pasión, de pícara seducción y de ternura encubierta. Pese a sus esfuerzos, Brynn no cede su mente aunque busca la manera de permitirse rendir su cuerpo. La trama de intriga paralela, los silencios, equívocos, medias verdades y su descubrimiento, va cerrando el nudo que desemboca en un trepidante final.

PERSONAJES

Lucien: Independiente, inteligente, sensual y resuelto. Con un toque de recurrente tormento en su pasado, al haber tenido que dar muerte a un amigo; sus sanos apetitos carnales para deleite de nuestras secretas fantasías y ese punto de prepotencia errónea que nos hace disfrutar de su anticipada caída, es a mí modesto entender, la piedra angular del libro. Hay veces que nos quejamos que después de las fechorías, nuestros galanes no se hacen merecedores del fulminante perdón y mucho menos del amor que tan inconscientemente nos parece, que les otorgan las damas. Bien en esta novela, la autora no cae en ese error, con lo que podemos disfrutar tranquilamente de su evolución

Brynn: Entrevemos la mujer que en realidad es y a la que el peso de una maldición centenaria ahoga en su desarrollo tanto personal como sentimental. Leal a los suyos, está consagrada al reto de no dañar con su lacra a las personas que conforman su entorno. Conoce sus limitaciones y la inseguridad que estas le provocan, pero es lo suficientemente madura como para intentar superarlas. Amable y buena, pero no por ello débil. Generosa en afectos, aunque el empecinado muro de su obsesión le coarta su libertad de amar, nos hace disfrutar de la resistencia que una mujer de fuerte carácter puede poner en su rendición.

Grayson y Raven: La construcción del primer personaje es mediocre pero necesaria para el desarrollo y desenlace de la obra. Grayson es el hermano mayor de Brynn. Pese a que su sentido del deber le lleva a erigirse protector de la familia y sus sentimientos están teñidos de verdadero amor fraternal, sus acciones solo acarrearan problemas y peligro.
El caso de Raven es bien distinto, ella es la persona que tiende una mano de amistad a la solitaria, insegura y recién reconocida condesa de Wycliff. Con ello se gana nuestras simpatías y le permite a la autora mostrar una esplendida tarjeta de presentación de su siguiente heroína. El anticipo de la novela Extasis que se incluye al final del libro y en la que Raven será protagonista es sencillamente de jadeo expectante a punto para la enajenación.

Esta es una novela de suaves pinceladas pero tan nítidas y exquisitas que han compuesto un libro de recomendación. Pasión, celos, temor y anhelos; prepotencia, deseo, ternura y amor. Tensión, intriga, esperanza y lucha. Quizá la tela no sea la mas apropiada y comparte marco con muchos otros pero encierra un sencillo encanto que si no consigue que levites por lo menos lo que es a mí me rindió.




2 comentarios:

  1. Las novelas de Nicole Jordan me parecen pesadas, lentas y repetitivas. Para mí leída una, leídas todas. Pero seguramente seré yo, que busco algo nuevo bajo el sol de las novelas históricas.

    ResponderEliminar
  2. Bueno pues ya somos dos. Ni esta novela, ni ninguna de las otras dos que he leído de esta autora, me ha llegado ni lo más mínimo. Precisamente por las mismas razones que tú dices: lentas, pesadas y repetitivas. Están aderezadas con un montón de escenitas calientes que a mí, particularmente, me sobran.
    A esta novela le doy un Regular, por el esfuerzo de escribirla...

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.