Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



lunes, 26 de octubre de 2009

El jugador y la doncella de Julia Justiss


Sinopsis:
El azar unió a dos amigos, Nicholas Stanhope y Sarah Wellinford, en un matrimonio de conveniencia. Así, Nicholas salvaría a Sarah de tener que casarse con un rico, pero pervertido villano, para que su familia no quedara en la indigencia, y Sarah daría a Nicholas el heredero que necesitaba sin correr el riesgo de que le destrozaran el corazón como había hecho su infiel difunta esposa.Sin embargo, cuando el antiguo amor de Sarah, Sinjin, regresó de España, donde había estado luchando contra Napoleón, y su despechado pretendiente, sir James Findley, intentó malograr su matrimonio, aquella pragmática pareja descubrió que si se juega la partida del matrimonio, ¡el amor tiene todas las cartas de la baraja!
Opinión:
Me gusta esta autora, sus historias son dulces pero poseen la medida de pasión necesaria para no hacerlas empalagosas. En este caso, y en mi humilde opinión, el título y la sinopsis de esta obra no están a la altura de la bonita historia que habita entre sus páginas, incluso pienso que pueden inducir a error. Cierto, que nuestros protagonistas se embarcan en un matrimonio de conveniencia buscando un heredero en el caso de él y salir de la ruina en el de ella. Cierto, que el pretendiente es un villano y que el antiguo amor regresa. Pero el azar no unió a dos amigos. El azar unió a dos personas que congeniaron, y se embarcaron en un matrimonio pensando, que su reciente amistad, les ayudaría a sobrellevarlo.
Nicholas Stanhope, viudo y con la obligación de proveer de un heredero a su título, busca esposa. Su elección recae sobre una de las bellezas de la temporada, que a la postre resulta ser una muchacha cuanto menos caprichosa. En uno de sus femeninos y habituales arrebatos conoce a la tranquila, sensata y eficiente Sarah, las comparaciones son odiosas, pero determinan que nuestro hombre se las ingenie para cambiar una novia por otra -la difícil situación que atraviesa Sarah contribuye aún mas a decidirse a ello-. Así que tenemos un guapo, rico, buen hijo, desengañado y responsable hombre pidiéndole matrimonio a una no menos responsable mujer. Los dos entran en el matrimonio con los ojos abiertos, sabiendo perfectamente lo que el otro espera de ellos, pero como es de suponer sin conocer realmente como son: su pasado, su forma de reaccionar, sus miedos, sus pasiones... Y ahí, en el descubrimiento de quien y como es Nicholas y quien y como es Sarah, se encuentra la piedra angular que sustenta la trama y hace de esta novela una obra a tener en cuenta. Sin duda otros personajes, como el antiguo amor o la amante de él, contribuyen a desvelarnos la calidad humana y los sentimientos que mueven a nuestros protagonistas. Pero con todo lo necesarios que son, en realidad funcionan como mera comparsa.
La historia de Nicholas y Sarah va calando en nosotras al ritmo que marca la evolución de los personajes. Desde el primer instante creemos en ellos, poco a poco vivimos sus dudas, sus razones, el porqué de sus reacciones. Entendemos o no, pero les seguimos en sus vicisitudes. Consiguen arrancarnos una sonrisa cómplice o una pequeña reflexión, pero por encima de todo nos permiten empaparnos de una historia, que no por predecible carece de profundidad. En los tiempos que vivimos en la literatura romántica, encontrar una, aparentemente, sencilla pero hermosa historia constituye todo un lujo. Es verdad que su extensión limita mucho, cuando algo nos gusta siempre se nos hace escaso, y a mí particularmente me hubiera gustado que contara con mas páginas para recrearme a gusto. Sin embargo me doy por satisfecha: El jugador y la doncella es una novela corta pero intensa. Es la historia de como el amor nace del conocimiento y la aceptación.

2 comentarios:

  1. No he leido nada de Julia Justiss pero tu excelente reseña ha llamado mi atención. Me interesa mucho ver cómo la autora muestra la evolución de esos personajes y sus contradicciones.

    Lo anoto en mi agenda para tenerlo en cuenta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es cortita Jo Grass, con lo que no hay mucho margen para profundizar. Pero aun así Julia Justiss nos cuenta, realmente, la historia de un amor, y con un encanto que no acierto a explicar. Espero que si llegas a leerlo puedas disfrutar de él, me encantaría.

    Un beso

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.