Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 14 de enero de 2010

Squeeze play de Kate Angell

El jugador de béisbol Richard “Risk” Kincaid ha estado locamente enamorado de Jacy desde que eran adolescentes. Ya entonces se convirtió en su “novio por despecho”, el hombro sobre el que lloraba por sus desastrosas relaciones con otros chicos.
Pero a lo largo de los años, esto no ha variado ni un ápice. Él es una estrella del béisbol, jugador aclamado y deseado de los Richmond Rogues; ella es la alocada dueña de una cafetería en su Frotsproof natal, en Florida, pero cuando Jacy rompe con su novio de turno y queda con el corazón destrozado, llama a Risk que acude raudo a consolarla.

La realidad no es tal como parece, pues aunque Risk da la imagen de ser un hombre sin deseos de comprometerse y para el que ser el amante ocasional de Jacy le basta, no es así. Risk está enamorado de Jacy desde hace mucho. Ganado el último título de la temporada deportiva, goza de un mes de descanso antes de reincorporarse a la próxima competición, tiempo que ha decidido pasar en Frotsproof y, si hay suerte, encontrar a Jacy disponible para declararle de una vez por todas sus sentimientos antes de que un nuevo novio interfiera.

A su llegada se encuentra con que Jacy no se ha repuesto aún de la última ruptura, así que ve vía libre pero declarar sus sentimiento, pero no es tan fácil. Para empezar Jacy parece conforme con la relación sin ataduras que tienen y, por otro lado, todos los habitantes de Frotsproof parecen empeñados en agasajar a la estrella deportiva y adorar a Jacy, sin percatarse que se entrometen en los planes de Risk.

Jacy tampoco es lo que aparenta. Detrás de la imagen frívola y alocada, con sus coloridas y extravagantes ropas y peinados, se esconde una joven que lleva años mintiendo a Risk. ¡Risk nunca ha sido su novio por despecho, sino el único en su vida! Pero teme que si éste se entera huya despavorido, después de todo él es un estrella deportiva y ella una simple y estrafalaria chica de pueblo.
Así pues...¿Risk y Jacy se confesarán mutuamente sus sentimientos?

Aunque evidentemente lo que pasa por la cabeza de cualquiera es que sí, no es tan simple porque Squeeze play es una novela que escenifica una comedia de enredos pero por escrito. Encuentros y desencuentros, interrupciones, malos entendidos, multitudes de fans alrededor de esta singular pareja, sin darles tregua y complicando algo que de entrada parece muy sencillo.
Además de la historia de Risk y Jacy, en Squeeze play se relatan dos historias más. Por un lado la de Stevie, la mejor amiga de Jacy, eternamente enamorada de Aaron Grayson, que su vez mantiene una relación con Natalie Llewellyn, la hija del dueño del equipo de Tampa Bay Bombers, y el tercero (o cuarto) en discordia, Zen Driscoll.

Squeeze play es la novela con la que da inicio la serie de los Richmond Rogues, de Kate Angell.
A grandes rasgos, describiría este libro como un libro alocado, divertido y sin más pretensión que el de hacer pasar un rato divertido. Desde mi punto de vista, su mayor virtud se encuentra en las alocadas situaciones que describe, los ingeniosos y divertidos diálogos que protagonizan las tres parejas que aparecen.
No hay grandes misterios ni grandes secretos, ni siquiera dramas. Narra la relación de tres parejas, relacionadas por amistad o compañerismo, que parecen reacias a confesar sus sentimientos o arriesgarse a iniciar una relación.

Risk es un jugador de éxito, adorado en su ciudad natal, que pese a lo que parece quiere comprometerse con la chica que sólo lo ve como un novio por despecho. Jacy teme que si Risk descubre la verdad, huya despavorido. Stevie, tras ser abandonada por Aaron, se siente muy atraída por Zen que no sabe cómo hacerle olvidar su desengaño y confiar en él.
Y por supuesto están Aaron y Natalie, además de destacar a la “Bat Pack”, tres jóvenes jugadores y compañeros de Risk y Zen que aparecen en Frotsproof, interfiriendo y, a su manera, ayudando junto al resto de los vecinos de la población.

Para mí es indudable que hay estereotipos y situaciones -incluso algún detalle puntual- que me recuerdan a novelas como Jane juega y gana o los Chicago Stars, pero son estilos muy diferentes. Squeeze play me parece una novela más “frívola”, más sencilla, donde impera un carácter divertido como norma durante gran parte de la trama, a causa del carácter de Jacy y Risk. Aunque se combinan las tres historias, es la de ellos la que tiene más peso.

En definitiva, Squeeze play no pasará a ser una novela que lea muchas veces, ni que me haya impactado especialmente, pero sí me ha parecido una trama amena y sencilla, con un punto alocado, que me ha hecho pasar un buen rato sin más pretensiones.




1 comentario:

  1. Me encantan las historias de como esta. El libro no lo he leído, pero tiene buena pinta. Al menos, lo que se puede juzgar por esta reseña. Un saludo,
    Eva

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.