Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



sábado, 20 de marzo de 2010

El carcelero de Isbiliya de Arlette Geneve


Sinopsis:

No hay nada que el amor no pueda unir.

Rosalía, una valiente joven cristiana, se adentra en la conflictiva Al-Andalus disfrazada de hombre con la intención de rescatar a su padre. Cuando cae en manos del soldado más sanguinario del ejército musulmán, sus esperanzas de salir con vida de su aventura se desvanecen.

Yibrail es el torturado primo del califa de Sevilla. Sobre el odio que siente por los cristianos tan sólo prevalece el resentimiento hacia su madre, quien lo abandonó cuando aún era un niño. Pero sus sentimientos se tornarán casi imperceptibles ante la fuerza del amor que Rosalía despierta en él.

El ímpetu de una pasión prohibida y el anhelo de un amor abrasador. ¿Conseguirán Rosalía y Yibrail vencer al destino?



El mundo árabe siempre me ha llamado muchísimo la atención y ese es el motivo por el cual estaba deseando leer esta novela de Arlette Geneve. Tenía el pálpito de que me iba a gustar, pero no esperaba que lo hiciera de una forma tan intensa, tan profunda.

Acostumbrada a leer últimamente novelas románticas sin pizca de sustancia, El carcelero de Isbiliya ha supuesto para mí un ansiado soplo de aire fresco. Con un exquisito lenguaje, su autora demuestra que se pueden hacer novelas románticas con argumento, con enjundia, con clase y con alma.

Una novela de estas características pone a la consumidora de este género en una altísima posición. Entre sus páginas encuentras una esmerada labor de documentación que no abruma con exceso de sapiencia por parte de la autora y que sitúa al lector perfectamente dentro de la historia.

La ambientación es de sobresaliente y la redacción cuidada y detallada, te coloca en todos los lugares donde transcurren los hechos que se relatan de forma natural. Ves la historia como si estuvieras asistiendo al pase de una película. Este es uno de los puntos a los que mayor puntuación le doy.

Tanto los personajes como las situaciones están cuidados al máximo. Se ve que se han ido perfilando con mimo, trabajo y constancia. Puede decirse que cada uno de los actos y actores de la historia son perfectos.

Los protagonistas tienen por delante una complicadísima relación y a pesar de que habrá a quien pueda parecerle que tardan demasiado en desenredar el embrollo que los separa, a mí me resultan totalmente creíbles las posturas de cada uno (sin olvidar que hablamos de ficción y que se trata de una novela).

Rosalía es una mujer de armas tomar, pero yo no he podido por menos que entender su rencor y su manera de actuar y veo muy razonable su venganza. Me ha gustado especialmente cómo están contados sus momentos de arrebato, casi locura y desesperación. Me han parecido muy reales y comprensibles dada la situación que atravesaba.

Gabriel es un personaje que sin duda enamorará a más de una. Si bien es cierto que comenzamos a conocer su historia partiendo del tormento y la tortura que encierra su alma y que quiere servirse de Rosalía para su propia catarsis, prontamente sus sentimientos son los que imperan a lo largo de toda la novela. Es un personaje con fuerza y carácter pero con un alma tierna y un enorme corazón.

La novela engancha desde la primera página y transcurre de manera trepidante hasta el final. Y yo, a medida que pasaba las páginas, no podía dejar de maravillarme por la brillante, inteligente y madura escritura de esta autora española, que ha conseguido hacer que me rinda ante su pluma.

No voy a decir que no haya novelas románticas infinitamente más ligeras que me hagan pasar un buen rato y que me gusten, que las hay, por supuesto; pero si tengo que elegir, me quedo sin dudarlo con este tipo de historias, pues alimentan mi masa gris, me entretienen y hacen que me sienta orgullosa de este género literario. ¿Quién leyendo El carcelero de Isbiliya podría denostar la novela romántica? Nadie, absolutamente nadie.

Arlette Geneve ha demostrado con esta novela no sólo que sabe escribir y que lo hace muy bien, sino también que una novela romántica puede ser un pedazo de libro donde se cuida al máximo la historia, donde se respeta el lenguaje y donde se venera la palabra escrita.

Felicidades, Arlette, ha sido un auténtico placer leer El carcelero de Isbiliya.



1 comentario:

  1. Una crítica extraordinaria. Pero es que el Carcelero, de Arlette, se lo merece.
    Poco puedo añadir a lo dicho por Irdala. La novela me ha encantado, la he disfrutado al maximo, he aprendido con ella sobre una parte de la Historia de España, he viajado con sus personajes, me he reído, he llorado, me he emocionado.
    ¿Qué más se puede pedir de una novela romántica?

    Irdala, mi felicitación por esta crítica sensata y veraz.
    Arlette, es un honor para las lectoras seguirte.

    Muchos besos

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.