Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 24 de agosto de 2010

Lecciones de seducción - Emma Wildes

SINOPSIS:

Brianna había descubierto aquel escandaloso librito, Los consejos de Lady Rothburg, escondido en una de las estanterías de una vieja librería. En cuanto lo abre sabe que tiene que comprarlo y leerlo, que no puede comentarlo con nadie aunque todas las mujeres deberían leerlo.
Brianna está casada con Colton Northfield, un aristócrata apuesto, poderoso, atento… y ella ansiaba enamorar al hombre que se oculta tras la fachada de cortesía y distancia. Para ello, se arma de valor y sigue las sugerencias de Lady Rothburg –mezcla de picardía, audacia y sabiduría popular-, pues como decía la famosa cortesana, en el juego de la seducción “no olvides que tú sabes mejor que él lo que quiere”.



Es la segunda novela que me leo de esta autora y me ha sorprendido tanto o más que la anterior. Vamos, que si el librito al que hace referencia en ésta estuviera a la venta, deberíamos comprarlo.

En esta entrega, Emma Wildes vuelve a ofrecernos dos historias paralelas, como en su anterior publicación “Una apuesta indecente”. Una y otra se entrecruzan sin estorbarse, todo lo contrario, enriquecen la historia y la hacen amena.

Brianna es una mujer joven que se ha casado enamorada de Colton. También él está enamorado de su esposa, pero las costumbres de esa época, sus obligaciones y el deber mantener su posición libre de habladurías de la gente, le obligan a mostrarse como un hombre distante que espera, de su mujer, un comportamiento digno de su rango. El pobre no sabe lo que se le viene encima cuando su adorable esposa acaba de leer el libro escrito por una cortesana, Lady R, y decide seguir sus consejos al pie de la letra.

Al inicio de cada capítulo, la autora nos pone una referencia a uno de los capítulos del librito de Lady R. para que podamos saber qué va a pasar. Ese detalle lo hace más intrigante, si cabe.

La historia que se combina con la primera es la de Rebecca, amiga de Brianna, que está loca desde hace mucho tiempo por el hermano de Colton, Robert, un calavera empedernido que disfruta de la vida sin tener que preocuparse del título puesto que el peso de la familia recae sobre su hermano. Ella sabe que bajo ningún concepto podrá tener a Robert, puesto que un antiguo episodio les hace ser rivales. Y Robert no se atreve a acercarse a Rebecca por el mismo motivo. Pero claro, Brianna le deja el dichoso libro a su amiga.

Dos seducciones a la vez, en la misma novela. Pero seducciones por parte de las damas en esta ocasión, no por la de los caballeros, que es lo novedoso.

Las situaciones en las que se ven envueltos los dos protagonistas masculinos están estupendamente descritas. Su asombro al encontrar en dos muchachas “inocentes” los manejos de unas verdaderas seductoras. Su aceptación, aunque con ciertas reservas, de los juegos a los que ellas les inducen. Y su total rendición a la pasión, por supuesto, cuando las dos damas les van conduciendo, con picardía, hacia donde ellas quieren.

No voy a contar mucho más del argumento porque esta novela hay que leerla, simplemente, y dejarse llevar por los astutos consejos de Lady R. y la estupenda pluma de Emma Wildes.

Se la recomiendo a todas esas lectoras que se enamoraron de la novela romántica de antaño y de la Regencia.

Que la disfrutéis.


2 comentarios:

  1. Esta novela me encantó, está llena de romanticismo y picardía.

    ResponderEliminar
  2. Fue la primera novela que leí de esta autora, lo compré hace un par de meses y me encantó, además me hizo sonreír y pasarlo bien ;)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.