Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 19 de mayo de 2011

Brumas de Nieves Hidalgo


Sinopsis:

Clifford Ellis, duque de Ormond vive con el estigma de la muerte de su esposa, lo que le ha convertido en un hombre severo que nada quiere saber de la sociedad, y mucho menos de un nuevo matrimonio. Sin embargo su abuela y la Corona se han confabulado contra él y han decidido que debe tener una nueva duquesa para Hallcombe House.Eleanor es escocesa de pies a cabeza y nunca se ha dejado intimidar, pero cuando conoce a Ormond se siente amenazada… y fascinada.Cliff decide, en ese mismo instante, que si debe casarse lo hará con ella, con la nieta de Dauly McKenna, el hombre más odiado por su abuela.Eleanor no tiene otro remedio que aceptar ese matrimonio. Después, el misterio que rodea el castillo, las extrañas muertes que se suceden, el peligro que se cierne sobre ella y un secreto que desea desvelar, la seducirán tanto como la atracción que empieza a sentir por el duque.

Opinión:

Una novela de Regencia con un frío duque, una resuelta escocesa, un oscuro castillo y un misterio por resolver… ¡Sí!, pensé, pinta de vicio. Y os puedo asegurar que mi intuición acertó de pleno, porque esta es una de esas novelas que más que leer, devoras.

No puedo evitar sentir fascinación por los protagonistas masculinos que hacen del despego una forma de vida. Me gusta seguir sus errores y esperar el momento en que reciban el justo pago a sus tropelías. Disfruto enormemente cuando me encuentro con una protagonista de carácter, pero que conserva gracia y feminidad. Necesito palpar las razones que pueden hacer que la varonil torre de orgullo y desafecto caiga rendida a sus pies. Preciso de una ambientación rica en pequeños detalles y una corte de secundarios que me repelan o enternezcan y que creen el marco perfecto para una historia de amor llena de pasión, ternura, y puestos a pedir, con su correspondiente dosis de buen humor. Pues bien, hecha esta aclaración, he de confesar que Brumas es así. Hacía tiempo, mucho tiempo, que no me encontraba con una novela de Regencia que reuniera todos esos requisitos, que no me divirtiera tanto, que no mantuviera mi plena atención desde su prólogo hasta su punto y final. Y por encima de todo esto, que fuera capaz de transmitirme el abanico de emociones que debe encerrar toda historia de amor.

Cliff Ormond ¡me apasiona! Es un bellísimo ejemplar masculino, de innumerables virtudes, que iremos descubriendo a lo largo de la obra, y de un buen número de defectos, que la protagonista deberá enfrentar, eludir o superar según sea el caso.Pese al despego, frialdad y rebeldía, que muestra a la hora de elegir y llevar a cabo su matrimonio con Lea, pronto podremos atisbar el caudal de pasión y amor del que es capaz.

Es un hombre ecuánime, marcado por la tragedia. Es firme, decidido y con una vena salvaje cuando defiende a los suyos. Pero es humano, y a pesar de la imagen que proyecta al mundo, a pesar de que, ciertamente, esa gélida imagen forma parte de él, guarda en su interior la capacidad de amar. Y será ese amor el que lo redima, el que lo atemorice, desespere y rinda. Y por consiguiente, el que le dé la vida.

Eleanor McKenna: joven, hermosa, resuelta y testaruda, es una de esas protagonistas que nos gustaría encarnar. Se hace querer, es divertida y sabe bien cómo encarar a tan áspero marido. ¡Pobre hombre! No sabía lo que le deparaba el destino, cuando decidió, tras cruzarse sus miradas, que la “sosa” joven podría ser su duquesa.

Los secundarios son tantos y tan variados que es imposible detenerse en todos. La aguerrida y deslenguada abuela del protagonista, que juró venganza tras ser abandonada en el altar por el viejo McKenna, las amigas y los hermanos de Lea, los delincuentes, el hermanastro, el comisario, la nana, las ex-amantes y servidumbre, hasta el valet tiene su aquel.

La trama de misterio es de lo más entretenida y se va entrecruzando con distintos hechos, manteniéndonos siempre expectantes, intentando descubrir una pista que nos revele quién es el asesino. Espero que, como a mí, os resulte una auténtica sorpresa.

Y mientras intentáis averiguar el misterio, podréis disfrutar de la lucha de voluntades y los ingeniosos diálogos que nos proporciona siempre esta autora. Podréis asistir a escenas cargadas de ternura, tensión y pasión, y sin que os falte ese toque pícaro, sensual que a tantas nos gusta.


Brumas es una novela preciosa, intrigante y estimulante como pocas. Es una obra que hace adeptas a este género porque tiene la capacidad de entretener y emocionar.

Un castillo, un misterio, un hombre y una mujer, y la eterna lucha entre los géneros ¿quién vencerá?

No lo dudéis: el amor. Y la que tenga la suerte de perderse entre las páginas de Brumas.



1 comentario:

  1. A mi esta novela me entretuvo bastante pero no me quedo claro la época en que se desarrollaba, a Cliff, la corona le exigia que se volviera a casar pense que eso solo pasaba en las medievales, Lea se comportaba como en una contemporánea y por el ambiente de las fiestas y los libros que leia me parecia regencia, sin mencionar que Lea uso fosforos para encender una vela y el uso de la palabra psicopata mas de una vez que termino de perderme, igual no me gusto que siendo (al parecer) una novela sin serie las historias de los secundarios quedaran muy vagas. En fin que para pasar el rato esta bien.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.