Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



miércoles, 1 de febrero de 2012

Me perteneces de Shayla Black


Ella trabajaba de incógnito y estaba en peligro...
Cuando la compañera de la analista del FBI y su mejor amiga desaparecen mientras investigan un caso sexual, Tara se introduce de incógnito en un club de BDSM llamado Dominion, en Dallas. Pero ningún hombre puede dominar a una mujer con tanto coraje como Tara, hasta que un peligroso y osado Dom toma bajo control la situación y hace acelerar su corazón con una simple mirada autoritaria. Lástima que también sea el hombre que le robó la inocencia años atrás y el único al que nunca se someterá.
Él lo tiene todo bajo control... hasta que vuelve a enamorarse de ella.
El Navy SEAL Logan Edginton ya abandonó una vez a la mujer que amaba para salvarle la vida. Sabe que Tara nunca le perdonará, pero no tiene la menor duda de que posee los conocimientos necesarios para dominar sus miedos y la fuerza para guiarla a través de un desconocido mundo de placer y dolor. Sólo él puede protegerla en una peligrosa misión que sacará a la luz tanto depravaciones perversas como secretos terribles. Logan disfruta de la exquisita tortura de volver a tenerla en sus brazos, sintiendo sus respuestas desinhibidas. No importa cuánto insista Tara en que su relación terminará cuando lo haga la misión, pues él está decidido a que sea suya de nuevo y, esta vez, no la dejará ir jamás.

Tara y Logan se conocen desde el instituto. Fue entonces cuando se enamoraron y también cuando conocieron el sabor amargo de la separación. Logan se vio obligado a abandonar a Tara, sin la menor explicación, cuando su madre apareció muerta y su asesino amenazó a con matar también a la joven si Logan no renunciaba a ella. Las heridas que supuso tan traumática ruptura, aun después de haber transcurrido más de doce años, permanecen abiertas. Logan sigue fiel a su recuerdo y Tara ha aprendido a no confiar en ningún hombre.
En la actualidad Logan Edginton es un SEAL, con unos días de permiso, que lleva años ejerciendo de Dom. A pesar de sus exigentes necesidades sexuales nunca ha podido encontrar en otra mujer el sentimiento de unión que sintió aquella noche con Tara, y aun hoy en día, solo consigue culminar con su recuerdo. Sin embargo nada podía haberle  preparado para encontrase con su amor de juventud  en un club de esas características. El hecho de que Tara, por exigencias del trabajo, precisara conocer las prácticas sexuales que se llevaban  a cabo en ese tipo de establecimientos,  no solo le iba a ofrecer la oportunidad única de introducirla en el tipo de sexualidad a la que era adicto, además le iba a proporcionar el medio para intentar recuperarla.
Sí, Tara había aprendido de la peor manera posible a no confiar en ningún hombre y mucho menos en aquel que le enseñó tan dura lección. Cuando su compañera y amiga desaparece en una misión, Tara, que al igual que ella también trabaja para el FBI, no duda en ofrecerse voluntaria para ocupar su lugar. Con el tiempo corriendo en su contra la joven tiene que prepararse para hacerse pasar por una sumisa en el club donde desapareció su amiga. Por ella está dispuesta a todo, o eso cree, hasta que se da cuenta de que va a ser Logan el que se encargará de adiestrarla.
Sobre esta base se asienta una novela donde priman las relaciones sexuales por encima de todo. Vaya por delante que el amor que nos presenta puede resultar difícil de entender, ya que sus manifestaciones son abiertamente carnales y transgresoras. Sumisión/dominación, placer/ dolor, fetichismo, ataduras, látigos y sexo en todas sus variantes, anegan sus páginas. Y como telón de fondo encontramos una pequeña trama de suspense donde sustentar la “especial” relación que desarrollarán sus protagonistas.
El tema que trata, indudablemente, es de lo más espinoso y a buen seguro no deja a nadie indiferente. Logan es un macho Alfa a la quinta potencia, aunque su autora consigue de algún modo envolver su dominante naturaleza de emociones. Las que conocen a Shayla Black están al tanto de que cualquier planteamiento que lleve a cabo lo traduce en el lenguaje de la carne, con lo que si se hacen con esta novela, saben lo que se van a encontrar y no les defraudará.  


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.