Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



miércoles, 17 de julio de 2013

Doce años y un instante de Anna Casanovas

Sebastián Nualart cometió un grave error en su adolescencia, y a causa de ello su familia tuvo que mudarse a Cádiz para que empezase de cero. Fueron tiempos difíciles, pero después de recuperar el cariño de sus hermanos y conocer a Cecilia, Sebastián pensó que el sacrificio había valido la pena. Pero el pasado no ha quedado atrás, y la mejor noche de su vida acaba por convertirse en un infierno. Sebastián se ve obligado a huir de nuevo, esta vez mucho más lejos y con la certeza de que no podrá regresar jamás. Doce años más tarde, Cecilia es una mujer fuerte y decidida, que no está dispuesta a ceder ante el hombre que la abandonó sin darle la menor explicación. Pero Sebastián ha estado esos doce años luchando por volver a verla, y ni ella ni nadie van a impedírselo.



Esta noche he dormido muy poco. Y, es que, últimamente, para poder encontrar un ratito para leer necesito robarle horas al sueño.

Mi intención era leer un poquito y marcharme a dormir enseguida, pero desde la primera página me quedé atrapada en esta historia y ya no pude soltar la novela hasta que la acabé. Me fui a dormir flotando en una nube de sensaciones y sentimientos y me he pasado toda la noche soñando con la novela. Ha sido un placer despertarme con ella y seguir, hasta ahora mismo, saboreándola.

Cuando leí la primera novela de Anna Casanovas ya dije que era una escritora a tener en cuenta, que escribía muy bien y muy sencillo, que era amena y dulce y que resultaba muy agradable. Pero me faltó pasión y empuje y me pareció una autora para lectoras jovencitas. A medida que ha ido publicando libros, Anna ha ido cambiando y encontrando su voz, pero no ha sido hasta que ha escrito "Doce años y un instante" que ha conseguido conquistarme totalmente.

En este libro Anna ha escrito una novela en la que se nota que ha puesto el alma. Ha sabido plasmar la rabia y el dolor, la pena, la angustia, el miedo, el rencor, la ternura, el deseo y, sobre todo, el amor. Un amor que se palpa y que duele, que desgarra, angustia e impregna todas y cada una de las páginas de la novela de manera emotiva y sensual.

Me ha maravillado la forma en la que la autora ha sabido ir relatado cuanto acontece desde el comienzo de la relación de Cecilia y Sebastián. Vemos, al inicio, a dos jóvenes enamorados con el miedo, las ganas y los sueños que se tienen a esa edad. Con la intensidad, la inocencia y el deseo que se siente en la primera juventud. Y de ahí pasamos a la tristeza y al varapalo que supone la primera ruptura, para una de las partes porque no entiende el cómo ni el porqué y para la otra, porque es consciente del daño que hace y se hace a sí mismo. La historia continúa vivida ya desde los sentimientos de dos adultos y la vemos desde la perspectiva de dos personalidades ya formadas, forjadas y marcadas por un amor y un dolor que erosionó sus corazones y sus almas.

Con partes contadas en primera persona por ambos protagonistas, nos ponemos en la piel de cada uno de ellos y nos imbuimos de sus sentimientos. Es difícil no sentir empatía y comprender sus reacciones, aunque debo admitir que Sebastián me ha ganado por completo y que me he enfadado con Cecilia por no perdonar antes; sin embargo la entiendo porque es quien es a consecuencia del calvario que ha pasado.

Me han gustado muchísimo todos los secundarios y espero poder leer las historias de Cano y Teresa y Alexia y José Antonio. Me ha encantado la madre de Cecilia y la delicadeza y sencillez con la que cuenta Anna la enfermedad que padece, sin regodearse y ser morbosa y hasta poniendo una nota de humor.

Tal vez lo único que me ha fallado un poco, porque me cojea y no acaba de convencerme del todo, ha sido el motivo que mantiene separados a Cecilia y Sebastián durante tantos años, aunque dada la intensidad de la historia de amor, ha terminado por darme igual. Y, es que, la novela es un nudo de emociones complejas que se va desatando poco a poco al mismo tiempo que al lector se le va encogiendo el estómago y acelerándosele el corazón.

Un sobresaliente para la parte sentimental, sexual y erótica de la novela, porque Anna te hace sentirla, vivirla y, expectante, tú te vas asfixiando poco a poco bebiendo acelerada los momentos que los protagonistas comparten piel con piel.

De nota también los tres epílogos y los trocitos de las canciones que preceden los capítulos.

Y por último (porque yo si me callo reviento), comentar cuánto se nota quienes son las autoras que son lectoras, aquellas que llevan montones de libros a sus espaldas y, sobre todo, quiénes son las que saben lo que es una novela romántica, cuáles son los pilares sobre los que se erige una novela de este género. Anna es una de ellas y por eso ha conseguido con esta historia erizarme la piel, emocionarme, ponerme mariposas en el estómago y dejarme con ganas de más.


  

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Nunca he leído nada de esta autora, pero ahora me lo apuntaré. Se lee interesante.

    Te invito a mi página: www.kristelralston.com espero que me sigas, y serás más que bienvenida a opinar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la crítica!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.