Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



miércoles, 28 de diciembre de 2016

Cuando pase la tormenta, Lucía de Vicente

Desde hace años he sido una lectora infatigable de Wilbur Smith. Con nadie como con ese escritor he conseguido conocer lugares exóticos y sorprendentes, disfrutar de la magia de viajes increíbles, soñar mientras miraba una puesta de sol o fantasear con aventuras repletas de peligro.

No, no, tranquilas que no me he equivocado de reseña. Lo que sucede es que en ocasiones tenía que ir al principio y leer el nombre de la autora de «Cuando pase la tormenta», porque a cada paso que daba en la novela, en cada capítulo, en las descripciones, pensaba que me habían cambiado el libro. Me parecía increíble estar leyendo una novela tan bien ambientada y poder ver, a través de sus páginas, el embrujo de Kenya.

Los personajes son de lo mejorcito, empezando por Tom Silkfor, un sujeto autoritario que siempre ha mantenido a todos bajo su control pero que, durante la novela, le vamos descubriendo como un hombre con ternura (escondida, sí, pero ternura y amor a los suyos).

Mary Mantley, la protagonista, es una de esas mujeres que a muchas nos gustaría imitar: decidida, valiente, arriesgada, con cierta dosis de ironía, capaz de montar a caballo o hacer puenting. Y encima fotógrafa profesional de las buenas. Aunque no es oro todo lo que reluce y la muchacha tiene también sus problemas, dudas y miedos, escudados tras el nombre de René, un desgraciado que hace de su vida un infierno. Casualmente por eso, Mary no sabe lo que es sentir el sexo como una liberación.

David Silkfor ha sido durante mucho tiempo agente del MI6. A todos los efectos está retirado de la Agencia, tiene un negocio de safaris en Kenya a medias con su amigo Dann y no ha vuelto a tener contacto con sus antiguos camaradas. A todos los efectos, ya digo. Porque en realidad, un espía nunca deja de serlo por mucho que lo intente. Es un hombre atractivo, duro como el pedernal, no quiere compromisos con mujer alguna, se niega a llevar a una dama en sus safaris y, además, hace tiempo que no se habla con su padre.

Me ha gustado el modo en que la autora ha ideado la estructura de la novela, comenzando los capítulos con proverbios africanos y, por otro lado, con el diario del padre de Mary, en el que nos va contando el complot existente.

Las escenas de sexo estupendas y narradas con un estilo inmejorable y una delicadeza exquisita.

Excursiones, caza ilegal, corrupción, animales en libertad, fotografías, hoteles de lujo, tiendas de campaña, amaneceres magníficos, los ruidos nocturnos de la selva... Si alguna vez habéis soñado en viajar a Kenya esta novela es un primer paso.

Como dice la propia autora: «Cualquier persona que haya estado alguna vez en ese país, soñará el resto de sus días con regresar. Kenya es inolvidable. El espíritu de Africa se cuela en el alma del viajero...»

Y yo sueño ya con leer la siguiente novela de Lucía de Vicente.

Este es uno de los mejores libros que he leído en lo que va de año. Quien no lo haya leído aún creo que está tardando. Es un placer la historia, una gozada la ambientación, fantásticos los protagonistas y una delicia la narración y la escritura.

  



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.