Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 3 de enero de 2017

Daringham Hall. La decisión, de Kathryn Taylor

Una vez leída la primera entrega de Daringham Hall en la que se acaba el libro y quedan todas las subtramas abiertas, no tenía más remedio que leer la segunda parte para ver cómo continuaba la historia.

Al acabar el primer libro vemos que Ben decide quedarse en Daringham Hall dándose a sí mismo y también a su familia recién encontrada la oportunidad de conocerse. Además, espera tener la posibilidad de conocer la verdadera historia entre su madre y su padre antes de que él naciera. Por otra parte, sus sentimientos hacia Kate también obstaculizan su decisión de marcharse a Nueva York, dejarlo todo y dedicarse a su empresa como ha hecho siempre.

Esta segunda entrega continúa prácticamente donde acabó la anterior, no en vano la historia es un todo que se ha dividido en tres partes (imagino que por aquello de que las trilogías están de moda, aunque, sinceramente, no hay «chicha» para fraccionarlo en tres libros) y, como es lógico, lo normal es continuar donde se quedó. Así las cosas, Ben está hecho un lío. Él llegó a Daringham Hall con un solo objetivo en la mente: la venganza, y después de cómo han sucedido las cosas ya no lo tiene tan claro. Ahora bien, tampoco se fía de su recién reencontrada familia.

Ben me aburre, es soso, es simple, no tiene nada para hacerme admirarlo, amarlo u odiarlo como personaje. Y con Kate, su partenaire en esta historia, me pasa exactamente lo mismo. Llevamos dos libros, seiscientas páginas (claro que la letra se lee a un metro de distancia) y ahí siguen los dos sin apenas conversar sobre lo sucedido, sobre sus sentimientos... ¡Qué personajes más anodinos! Vamos, que el romance entre estos dos es de los que leo pero no me creo.

Lo que más me gusta de esta historia es la relación entre Tilly, la amiga de Kate y Peter, el amigo de Ben. En realidad lo que pasa en el local que regenta Tilly es lo que me resulta más ameno del primer y segundo libro.

El tema que hay con David, el hasta que llegó Ben heredero de Daringham Hall, y Anna, se ve venir desde la primera página de la primera entrega, por lo que tampoco supone ningún sobresalto, ni emoción, ni nada de nada.

Y lo mismo pasa con lady Eliza, la mala de la película cuyas maldades son de manual.

En el próximo libro, que leeré más que nada por saber cómo acaba todo, supongo que se terminará de cerrar todo lo que en este segundo volumen no se ha hecho aún. En realidad no espero ninguna sorpresa porque hasta la fecha todo lo que ha pretendido ser un golpe de efecto estaba cantado desde el inicio.

A favor de esta historia solo puedo decir que su autora escribe bien, que es amena, que la traducción está muy bien hecha, que la edición del libro es preciosa... pero nada más. Daringham Hall es un culebrón tipo Falcon Crest, pero mucho menos intrigante, mucho más ligero y soso; una historia que pretende aglutinar muchas cosas para captar tu atención, pero como ninguna tiene fuerza porque las hemos visto y leído mil veces, no lo consigue. No es tampoco una novela romántica, porque la historia de amor entre Ben y Kate es solo una subtrama más... Ninguno de los personajes, principales y secundarios, tienen «alma», todos están fabricados para cumplir su papel, pero ninguno emociona o destaca hasta el punto de hacerte empatizar con él o hacerlo inolvidable.

Daringham Hall es un «producto de mercado» para pasar un rato relativamente entretenido (hay que leer muchos trozos entre líneas para obviar la paja, que tiene mucha, mucha), exento de emociones, bastante pobre en ambientación... y nada más.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.