Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



miércoles, 25 de enero de 2017

Las aristas del tiempo, de Carmen Martínez Pineda

La novela ofrece una radiografía de la España provinciana y castiza de la dictadura franquista, una España plagada de cinismo, hipocresía, de una doble moral, de políticos y de empresarios corruptos, de esposas abnegadas y amantes de paso. Pero también se adentra en el Madrid cosmopolita actual para mostrar que, en esencia, todo sigue igual. En la obra palpitan temas como la contradicción del ser humano, las múltiples aristas de la realidad, la ambigüedad de dos personajes —Aurora y Serafín— unidos por la fatalidad de comprender, en el remanso de la vejez, que, pese a sus enormes diferencias, han incurrido en los mismos errores.

Y tan importante como lo que se cuenta es lo que se oculta. Tras la historia relatada, subyace otra historia no contada, hecha de silencios delatores y de versiones contradictorias. Y es el lector quien debe encajar las piezas que faltan para componer el puzle.

Hay libros que lees y libros que te congracian con la literatura en el más amplio sentido de la palabra, “Las aristas del tiempo” es uno de ellos. 

Con un esmerado lenguaje y una técnica narrativa vigorosa, nos transporta a una España que dejaba atrás el blanco y negro para empezar a ser en color. 

Es una historia de seres perdidos entre sus limitaciones y las ansias de libertad, una historia de desencuentros, de apariencias, de ambiciones, de sacrificios y de frustraciones y que explican muy bien la sociedad en la que vivimos. 

Carmen Martínez Pineda y su pluma prodigiosa, es la orfebre que deja atrás la bisutería del lenguaje vulgar para deslumbrarnos con la alta joyería de su verbo preciosista.

A un buen lector siempre le apetece recrearse con historias bien trabajadas y si están bien escritas, mucho mejor. 

Recomiendo vivamente la lectura de esta joya literaria que no os dejará indiferentes.

Toni

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.