Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



jueves, 5 de enero de 2017

Tercios de amor, de Michel Zink

Tercios de amor es una novela estructurada a partir de canciones de varios trovadores. Esta mezcla de prosa y fragmentos de poemas narra la historia de tres trovadores en el castillo de la enigmática y atractiva Loba de Pennautier en Carcasona y tiene como tema principal los tres tipos de amor (sentimental, carnal y divino). Todo un homenaje a la literatura medieval y una nueva senda para la novela histórica.
Michel Zink es uno de los nombres más importantes en el ámbito de los estudios literarios europeos y uno de los medievalistas más reputados en activo. 

Lo primero que quiero decir es que yo no metería esta novela en romántica. Me refiero a la romántica que tantos buenos momentos me hace pasar. Más bien la pondría en histórica-medieval. De todos modos, es un buen libro y merece la pena ser comentado, aunque sea brevemente.

La historia trata el tema de tres trovadores que se encuentran en Carcasota, bajo la protección de una mujer bellísima y rodeada de enigmas, a la que llaman La Loba de Pennautier.

El tema está escrito partiendo de canciones de la Edad Media, llenas de encanto, desde donde se va desgranando el amor en distintas formas. Todos sabemos que hay distintos tipos de amor y en este libro nos los muestran. El amor a los sentimientos, a la amistad y al afecto; el amor puramente carnal hacia un hombre o una mujer que nos borra el sentido y por el que se moriría con gusto; el amor celeste, ese que se tiene a Dios, a cualquier dios.

No es difícil darse cuenta de que la persona que ha escrito Tercios de amor es alguien versado en los temas medievales y los trata de forma inmejorable.

La novela es sensible, nos hace pensar y nos muestra el amor tal y cómo debió ser realmente en esa época, lejos de otras novelas de corte romántico en que nos encontramos con una historia de protagonistas enfrentados en medio de una intriga. No tiene nada que ver con ese tipo de escritura, por eso aviso y digo que yo pondría Tercios de amor en novela medieval.

A pesar de todo, este libro no está exento de tensión, porque hace referencia a las que sufrieron los albigenses. De no ser así, me hubiera resultado demasiado ñoña.

Creo que también ha escrito El juglar de Nuestra Señora, Cuentos cristianos de la Edad Media. Después de ésta, es posible que intente localizarla porque a mí me gusta que los libros enseñen algo y, aunque no es de mis lecturas preferidas este tipo de argumento, sí es cierto que enseña.

Se puede decir que Tercios de amor es una novela al estilo antiguo, estar basada en las vivencias amorosas de tres trovadores es clara muestra de ello.

Se puede tomar de protagonista a Filhol, un trovador que se acerca al castillo ofreciendo sus baladas y cuentos a fin de entretener a las personas que allí habitan. Filo se queda enamorado de la Loba. El personaje se debate entre el amor a esa mujer y el amor a su fe. A mi modo de ver es el más profundo y mejor detallado por esa lucha de sentimientos encontrados a los que debe hacer frente.

Otro de los trovadores es Uc, un joven que también padece por su ensoñación con la dama del castillo. Al contrario que Filhol, su amor hacia la dama es puramente físico, carnal. La desea sin más por encima de todo. Para mí es el personaje más simple.

Por último, pondré a Brun, el tercero de los trovadores. Posiblemente este personaje es el que sostiene más intriga en la novela.

Es una buena novela, pero sólo se la recomendaría a las lectoras que quieran encontrar un libro bien escrito, con bastantes descripciones y una narrativa intensa. A las que les guste un libro serio que puede resultar incluso aburrido en algunos tramos por las formas de expresión sus poemas.

No es una historia de amor, lo repito. No una historia de las que conocemos las lectoras de novela romántica (como la mayoría de las que se comentan en este blog). Se trata de una novela de corte medieval que podría haber sido escrita en época pasada.

Buen libro, pero según para qué tipo de lectora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.