Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



martes, 14 de febrero de 2017

Imperio perdido, de Clive Cussler

Serie Fargo, libro 2

El matrimonio formado por Sam y Remi Fargo está disfrutando de unas vacaciones en Zanzíbar practicando su deporte favorito, el buceo, cuando se topa con una antigua reliquia que pertenece a un barco confederado largamente desaparecido. Aventureros como son, no tardan en lanzarse de cabeza a resolver el misterio, sin sospechar que una fuerza muy poderosa está decidida a proteger el secreto.
Desde Tanzania hasta los bosques tropicales de Madagascar, pasando por el océano Índico, Indonesia y el enclave legendario en el que el Krakatoa entró en erupción en 1883, los Fargo y sus perseguidores recorrerán el mundo tras el mismo objetivo en una trepidante carrera en la que solo se puede vencer... o morir.

Opinión:

La historia, como es habitual en los libros de Cussler, comienza con un hecho acaecido muchos años antes de la fecha en la que se desarrolla la trama. Un misterio sin resolver con el que en el presente se topan los Fergo, un matrimonio de aventureros y cazadores de tesoros, mientras que están buceando entre tiburones durante un viaje de placer frente a la costa de Tanzania, en Zanzíbar. Se trata un objeto perteneciente a un barco perdido hace mucho tiempo.

A partir de ese momento se inicia una interesante aventura que obligará a nuestra pareja protagonista a buscar pistas y desplazarse por diferentes lugares del planeta: Tanzania, Madagascar, USA... y finalmente a Indonesia al lugar donde tuvo lugar la explosión en 1883 del volcán que hizo pedazos la isla de Krakatoa. Todo ello para desentrañar la verdadera historia de los orígenes del imperio azteca.

No hay novela de aventuras que se precie que no tenga un malo malísimo contra el que nuestros inteligentes y aguerridos protagonistas tengan que luchar, pasarlas canutas y al final vencerlos con todas las de la ley, y en este caso se trata del jefe del gobierno de México y su fiel mano derecha, cuyos malignos planes son demoledores.

Ya lo he comentado en otras críticas que he hecho de libros de este autor: soy una ferviente fan de sus novelas. Creo que inventa aventuras muy elaboradas y lo suficientemente entretenidas como para tenerte pegada a las páginas de sus novelas y leerlas del tirón. Algunas de ellas coescritas con otro autor, como es el caso de la serie de los Fargo, en las que cuenta con la colaboración de Grant Blackwood. Yo tengo la sensación de que es este último escritor el que lleva la mayor parte del peso en las historias de este matrimonio, porque si bien es cierto que la novela tiene el ritmo y las pautas de la escritura de Cussler, también es cierto que le falta la fuerza y la emoción que siempre he encontrado en los libros de este autor.

En conjunto la novela tiene todo lo que buscas en una historia de divertimento y relajo, pero no me acaban de convencer los protagonistas de la serie los Fargo porque me parecen de cartón piedra. A Dirk Pitt (famoso protagonista de otra serie de este autor), por ejemplo, a pesar de lo fantasioso del personaje en sí: su físico imponente, sus millones, su impresionante inteligencia e innumerables recursos, le veías una parte humana que a los Fargo no soy capaz de verle por ningún lado. Son perfectos, multimillonarios, están en forma, tienen un equipo la mar de eficiente, son capaces, inteligentes, tienen amigos en lugares estratégicos, encanto personal, poseen mecanismos ilimitados para salir de todo, tienen una memoria descomunal, son fríos y sensatos, tienen sentido del humor... Entre los dos pueden comerse el mundo. En fin, no me caen mal, pero no me convencen, me parecen robots. Tal vez por eso, aun entreteniéndome las novelas de esta serie, no me terminan de llenar del todo.

Como es habitual también en todas las novelas de este autor, siempre hay un personaje que ayuda a nuestros protagonistas, o interviene de alguna forma con ellos, en un momento dado, y que no es otro que el propio Clive Cussler. Confieso que esto es algo que busco casi con ahínco desde que comienzo sus novelas. Este capricho/licencia del autor me hace muchísima gracia y me encanta.

De todas formas, y a pesar de las pegas que le encuentro a la historia (hay alguna que otra cosa que no termina de estar muy bien encajada o está metida con calzador), he pasado unas horas muy entretenidas con esta aventura y lo cierto es que la he disfrutado. Las novelas de Clive Cussler son principalmente de divertimento y evasión, y esta, sin duda, cumple su función en ese sentido.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.