Este blog respeta los derechos de autor.

Todos los libros de los que aquí hablamos han sido comprados y leídos en papel o ebook en español o en inglés. Este NO es un blog de descarga de libros. Las críticas y/o reseñas que aquí se pueden leer son opiniones personales, nada más, y no pretenden ser otra cosa. Reseñamos principalmente novelas románticas, pero también, de vez en cuando, damos nuestra opinión sobre novelas pertenecientes a otros géneros.



domingo, 12 de marzo de 2017

Más allá del océano, de Beatriz Williams

Amiens, 1916. Una mujer aparece entre la lluvia y la niebla en la ciudad francesa donde se alojan los oficiales del frente occidental. Pregunta por un hombre al que conoció hace un año: el honorable Julian Laurence Spencer Ashford, al que tiene que dar información confidencial.

Nueva York, 2007. Kate Wilson trabaja como analista en una importante firma de Wall Stree, un mundo competitivo y frenético. Cuando conoce al legendario millonario británico Julian Laurence, no puede evitar sentirse fascinada. Pero ¿cómo puede haberse enamorado de ella tan rápida y profundamente?

Pobre. Muy pobre la sinopsis para lo que me he encontrado después entre las páginas de esta novela escrita en primera persona. A simple vista parece que Kate se siente fascinada por un tío guapo y millonario, y que él corresponde a esa atracción. No os dejéis engañar. La novela es una maravilla de narración, de diálogos, de situaciones bien documentadas y de escenas románticas maravillosas. Una intriga de 490 páginas en la que ninguna tiene desperdicio.

Una amiga me dejó el libro, leí el primer capitulo (muy corto) y le dije: me va a gustar, lo sé. No me confundí: para mí es un 5 estrellas. He disfrutado cada minuto, cada diálogo, cada personaje. Un lujo de novela, lo digo en serio.

La autora nos hace ir constantemente desde Amiens, en 1916, en plena Primera Guerra Mundial, al mundo frenético y despiadado de las finanzas en Wall Street. El entramado de la historia está tan bien narrado, tan bien colocado que te atrapa. ¿Que son las 3 de la madrugada y mañana se trabaja? ¡Pues mira qué bien! Te importa un pimiento, tienes que seguir con la lectura.

Quiero hablaros de Kate: es una muchacha joven, activa, de Wisconsi, con una familia normal, unos camaradas de trabajo, unas amigas y una compañera de piso (que curiosamente no sale en ningún momento, aunque se dejan notas y mantienen contacto). Esto me ha parecido una curiosidad. Hace años que no ha tenido relación con hombres, pero cuando conoce a Julian Laurence se enamora rápidamente de él. No lo entiende, pero no es para menos: imponente, guapo, inteligente, al que todo le sale bien, valiente, atento, discreto, toca el piano y, además, es multimillonario. Eso sí, todo pastel tiene su lado oscuro: el pastel engorda y Julian tiene sus secretos. Secretos que no quiere revelar a Kate porque teme por su vida y quiere protegerla por encima de todo.

Julian Laurence es realmente Julian Ashford, todo un aristócrata inglés del siglo XIX que, por alguna extraña circunstancia, ha viajado en el tiempo hasta nuestros días.

He de decir que es tan, tan, tan perfecto que hasta me ha resultado a veces agobiante con sus constantes detalles y su obsesión protectora. Y es que a mí, como a la protagonista, me ahogan tantas atenciones. En Julian tiene explicación, ya que sabe que Kate está en peligro y, no hay que olvidarlo, es un caballero inglés de otra época. Se lo he perdonado; cuando una se enamora del protagonista le perdona casi todo.

No voy a desvelar nada de la trama, no sería justo para las lectoras que compren la novela. Solo adelantaré que Kate deberá viajar al 1916 para entrevistarse con Julian antes de que él salga para el frente, intentar que crea lo que tiene que contarle y hacerle desistir de ir a una misión que va a costarle la vida... lo que impediría que pudiese estar con ella en siglo XXI.

Es una historia preciosa, con una narración buenísima, documentada, sensual e intrigante. Hasta casi el final no comprendes realmente qué está pasando, el motivo por el que Julian quiere mantener a Kate a salvo a toda costa, incluso arriesgándose a enfrentar su genio. Un descubrimiento que no me esperaba y que os recomiendo porque os va a entusiasmar.


subir imagenes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.